Home page


La Primera Epístola a los Corintios

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

Colaboradores de Dios (3:5-15)
 

INTRODUCCIÓN 

1. En la iglesia a los corintios, algunos tenían una estimación inapropiada de los predicadores...
   a. Resultando en contienda y división – ver 1 Cor 1:10-13
   b. Manifestando un espíritu de carnalidad – ver 1 Cor 3:3-4 

2. Pablo escribió para corregir su estimación inapropiada de los predicadores...
   a. Ellos eran solo servidores – 1 Cor 3:5
   b. Ellos debían ser considerados como tales – 1 Cor 4:1 

   [En la revelación de la estimación apropiada de los predicadores, Pablo menciona que los que comparten la Palabra de Dios con otros son “Colaboradores de Dios” (ver 1 Cor 3:9). En nuestro texto, aprendemos de la interpretación de Dios...]
 

I. DIOS DA LA OPORTUNIDAD 

   A. DIOS ABRE PUERTAS PARA LOS OBREROS PREPARADOS...

 1. Dios da oportunidades para los que Le sirven – 1 Cor 3:5

 2. El Señor abre puertas de oportunidad para dar servicio – 1 Cor 16:9

 3. En especial a los han mostrado estar listos – Apoc 3:8

 4. Aun cuando en ocasiones no es usada – 2 Cor 2:12-13

 5. Nuestro papel podría no ser el mismo (alguien planta, otros riegan) – 1 Cor 3:6a

      -- ¿Debemos prepararnos nosotros mismos para ser útiles al Señor? – ver 2 Tim 2:20-21 

   B. AL BUSCAR ALMAS ENCONTRAREMOS LA VERDAD...

 1. El Señor busca mostrar Él mismo el poder para los que Le son leales – 2 Crón 16:9

 2. Los que tienen hambre y sed serán saciados – Mt 5:6

 3. Los que buscan encontrarán – Mt 7:7-11 

   [Ciertamente, la providencia de Dios está en obra. En algunas ocasiones oramos mientras cantamos: “Señor, Guíame Hoy a Algún Alma”. Mientras cooperamos con la providencia, también tenemos consuelo al saber que...]
 

II. DIOS DA EL CRECIMIENTO 

    A. EL PODER ESTÁ EN LA SEMILLA...

  1. Es Dios quien da el crecimiento – 1 Cor 3:6-7

  2. Su palabra es poderosa, y llevará a cabo su propósito – Isa 55:10-11; Heb 4:12

  3. En especial con respecto al evangelio de Cristo, el poder de Dios para salvación – Rom 1:16-17

  4. El resultado dependerá de la semilla – ver Luc 8:11-15

  -- ¡Debemos asegurarnos que el arma que usamos es la Palabra de Dios! – ver Heb 4:12 

    B. EL LUGAR DEL SEMBRADOR...

  1. Realmente no somos nada; ¡solo somos quienes arrojamos la semilla y la regamos! – 1 Cor 3:6-7

  2. Dios puede usar aún a aventadores de semilla ‘defectuosos’ – ver Fil 1:15-18

  3. Así como usó a Moisés y a Pablo – ver Exo 4:10-12; 1 Cor 2:3-4; 2 Cor 10:10

  -- ¡Debemos dejar de excusarnos por no hacer lo que podemos! – ver Mt 25:24-30 

   [Finalmente, de nuestro texto (1 Cor 3:5-15) aprendemos que...]
 

III. DIOS DA LA RECOMPENSA 

     A. DE ACUERDO A NUESTRA LABOR...

   1. Dios recompensará a cada uno de acuerdo a su labor – 1 Cor 3:8

        2. Entre más sembremos, más segaremos – ver Gál 6:7

        3. Aquellos a los que guiamos a Cristo serán una fuente de gran gozo – ver 1 Tes 2:19-20; 3 Jn 3-4

        -- La clave es edificar sobre el fundamento correcto: ¡Jesucristo! – 1 Cor 3:9-11 

     B. AUN SI NUESTRA OBRA SE PIERDE...

        1. Los materiales (en este caso, las almas) con las que construimos varían en calidad – 1 Cor 3:12

        2. Solo el tiempo y el juicio revelará la verdadera calidad de los que alcanzamos – 1 Cor 3:13

        3. Si nuestra obra perdura al final, será de gran recompensa (gozo) – 1 Cor 3:14

        4. Si nuestra obra no permanece, aún así somos salvos – 1 Cor 3:15

        -- Como Jeremías, podríamos servir muchos años con muy poco que mostrar, ¡pero el Señor sabe y recompensará nuestros esfuerzos! – 1 Cor 15:58
 

CONCLUSIÓN 

1. Durante Su ministerio terrenal, Jesús manifestó compasión por el perdido...
   a. Fue movido a compasión – Mt 9:35-36
   b. Llamó a Sus discípulos a orar por obreros – Mt 9:37-38
   c. Envió entonces a Sus discípulos a través de todo Israel – Mt 10:1,5-7
   d. Más tarde los envió a todo el mundo – Mt 28:19-20; Mr 16:15-16 

2. ¿Qué de nosotros que somos hoy Sus discípulos...?
   a. ¿Tenemos compasión por el perdido?
   b. ¿Oramos por el Señor de la mies para que envíe obreros a Su mies?
   c. ¿Ya sea que podamos hacerlo...ya sea que vayamos o los enviemos? – ver Rom 10:13-15 

   El Señor está aún obrando para salvar a los que están perdidos. Dios proveerá la oportunidad, la aumentará, y la recompensará. ¿Estamos dispuestos a ser “Colaboradores de Dios” hoy...?

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 


A un índice A la página principal
 

 free hit counter*