Home page


La Primera Epístola a los Corintios

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

Destruyendo el Templo de Dios (3:16-17)
 

INTRODUCCIÓN 

1. En el NT, la iglesia del Señor se describe con frecuencia como el templo de Dios...
   a. En nuestro texto, en conexión con la labranza de Dios – 1 Cor 3:16; ver 3:9
   b. En otra parte de los escritos de Pablo – 2 Cor 6:16; Ef 2:19-22
   c. También por Pedro – 1 Ped 2:4-5 

2. En nuestro texto (1 Cor 3:17), leemos de dos terrible posibilidades...
   a. ¡Uno puede ser culpable de “profanar” (o “destruir”) el templo de Dios!
   b. ¡Dios le “destruirá”! 

3. Las palabras “profanar” y “destruir” vienen de la misma palabra griega...
  
a. phteiro – “desperdiciar, corromper, destruir” – The Complete WordStudy Dictionary
  
b. “La palabra griega es la misma en las dos partes de la frase. Si alguno “destruyere” el templo de Dios, Dios le “destruirá” a él.” - Barnes 

   [Las palabras en nuestro texto levantan naturalmente dos preguntas, la primera es...]
 

I. ¿CÓMO PODRÍA ALGUIEN DESTRUIR EL TEMPLO DE DIOS

   A. POR MEDIO DE LA CONTIENDA RELIGIOSA...

      1. Este era el problema que existía en Corinto – 1 Cor 1:10-13

      2. Advirtió a muchos miembros de recibir el alimento spiritual – 1 Cor 3:1-2

      3. Tales miembros permanecían en un estado de carnalidad – 1 Cor 3:3-4

      4. Pablo advirtió a las iglesias de Galacia de los peligros de tal contienda – Gál 5:15

      -- Donde se presentan falsas enseñanzas, ¡el templo de Dios está siendo destruido!

   B. POR MEDIO DE DOCTRINAS DESTRUCTORAS...

      1. Pedro advirtió de la influencia destructora de los falsos maestros – 2 Ped 2:1

      2. Al causar que muchos siguieran sus caminos destructivos – 2 Ped 2:2-3

      3. Pablo advirtió también de los que guían a extraviarse – Hech 20:29-30

      4. El Espíritu advirtió también expresamente de tal apostasía – 1 Tim 4:1-3

      -- Donde ocurren tales enseñanzas falsas, ¡el templo de Dios está siendo destruido! 

   C. POR MEDIO DEL SERVICIO NEGLIGENTE...

      1. La persona negligente es hermano del hombre disipador – Prov 18:9

      2. El efecto devastador de la pereza puede ser ilustrado vívidamente
         a. Por Salomón, en el libro de Proverbios – Prov 24:30-34
         b. Por la ilustración de la iglesia como un vagón, donde algunos ayudan estirando o empujando, donde otros simplemente siguen por la ruta, haciendo difícil el viaje por medio de su peso muerto

      3. De aquí la necesidad, del servicio ferviente al Señor – Rom 12:11

      4. En vez de pereza, debemos servir con fe y paciencia – Heb 6:12

      -- Donde es encontrado el servicio negligente, ¡el templo de Dios está siendo destruido! 

   [Podría haber otras formas de destruir el templo de Dios, pero estas son suficientes para ilustrar el asunto. Veamos la segunda pregunta...]
 

II. ¿CÓMO DESTRUYE DIOS A LOS QUE DESTRUYEN EL TEMPLO DE DIOS

    A. CORTÁNDOLOS, QUITÁNDOLOS...

       1. Jesús advirtió a Sus discípulos que serían quitados si no llevaban fruto – Jn 15:1-2,6

       2. Pablo advirtió que los cristianos serían desgajados si no permanecían fieles – Rom 11:19-23

       3. Jesús advirtió a los cristianos que Él vomitaría a los que fueran tibios – Apoc 3:15-19

       -- ¡Los destructores del templo de Dios serán quitados antes que hagan demasiado daño! 

    B. QUITÁNDOLE SU RECOMPENSA...

       1. Como ilustró Jesús al hablar de la parábola de los talentos – Mt 25:24-29

       2. Como advirtió el escritor a los hebreos a sus hermanos – Heb 4:1,11; ver 3:17-19

       -- Los destructores del templo de Dios no recibirán las bendiciones pretendidas por ellos! 

    C. CONDENÁNDOLOS A LA DESTRUCCIÓN ETERNA...

       1. Así escribió Pedro a los que enseñan doctrinas destructoras – 2 Ped 2:1-3,9

       2. Así habló Jesús de los que ofenden y practican la iniquidad – Mt 13:40-42

       3. Así habló Él del siervo inútil en la parábola de los talentos – Mt 25:30

       4. La misma destrucción eterna para los que no obedecen el evangelio – 2 Tes 1:7-9

       -- ¡Los destructores del templo de Dios serán destruidos por Dios!
 

CONCLUSIÓN

1. Estar en el templo de Dios es una bendición maravillosa...
   a. Porque el Espíritu de Dios mora en Usted – 1 Cor 3:16
   b. Tenemos comunión con Dios que anuncia que está por venir – 2 Cor 6:16; Apoc 21:1-7

2. En un sentido el reino de Dios no puede ser destruido...
   a. Porque el reino de Dios es un reino eterno – Luc 1:33
   b. Es un reino que no puede ser conmovido – Heb 12:28 

3. Sin embargo en otro sentido, hay un peligro muy real de destruir el templo de Dios...
   a. En el impacto que tenemos en otros por medio de nuestra enseñanza y conducta
   b. En la consecuencia de llegar a ser infieles y negligentes en nuestro servicio

   De allí la necesidad de la advertencia de Pablo en 1 Cor 3:17. ¿Estamos dando una consideración seria a nuestra conducta en el templo santo de Dios...?

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 


A un índice                                       A la página principal
 

 free hit counter