Home page


La Primera Epístola a los Corintios

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

La Locura de Confiar en la Sabiduría Humana (1:18-31)
 

INTRODUCCIÓN 

1. Hoy nos enfrentamos con muchos asuntos en los que las personas no están de acuerdo...
   a. Asuntos morales relacionados con lo que es bueno o malo
   b. Asuntos doctrinales relacionados con lo que es justo o equivocado 

2. No es poco común oír a personas apelar a ciertas “autoridades”...
   a. Los considerados expertos en áreas de ciencia, filosofía, y religión
   b. Los que comparten los resultados de sus experimentos, investigaciones, y formas de pensar concienzudas 

3. Muchos ponen su fe en tales “autoridades”...
   a. En especial en áreas de moralidad y de verdad espiritual
   b. ¿Es eso una forma sabia de hacerlo 

   [En nuestro texto para esta lección (1 Cor 1:18-31), el apóstol Pablo advierte contra “La Locura de Confiar en la Sabiduría Humana”. En este pasaje de la Escritura aprendemos que...]
 

I. DIOS HA CONVERTIDO EN LOCURA LA SABIDURÍA DEL SABIO 

   A. CONSIDERAR EL MENSAJE DE LA CRUZ...

      1. Por ejemplo, la idea de un Salvador crucificado, muriendo por los pecados del mundo

      2. Para los que se pierden, es locura – 1 Cor 1:18a

      3. Para los que se salvan, ¡es el poder de Dios! – 1 Cor 1:18b 

   B. LA LOCURA DEL MENSAJE TIENE PROPÓSITO...

      1. Dios proclamó que Él destruiría la sabiduría de los sabios – 1 Cor 1:19

      2. Dios ha enloquecido la sabiduría de este mundo – 1 Cor 1:20

      3. ¿Por qué? Porque el mundo en su propia sabiduría rechazó a Dios – 1 Cor 1:21
         a. Vemos eso en la idolatría del tiempo de Pablo – ver Rom 1:18-23
         b. Lo vemos hoy en las teorías de la evolución, del humanismo, de la inmoralidad

      4. Así Dios escogió salvar al hombre por medio de la fe en un mensaje que parece locura – 1 Cor 1:21
         a. Mientras que los judíos estaban buscando señales, y los griegos buscan sabiduría – 1 Cor 1:22

         
b. Para los que aceptan el llamado del mensaje de Cristo crucificado, ¡hay tanto poder como sabiduría! – 1 Cor 1:23-24
         c. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y Su debilidad es más fuerte que los hombres – 1 Cor 1:25 

   C. ENTONCES NO MUCHOS SABIOS, NI PODEROSOS, NI NOBLES SON LLAMADOS...

      1. En Corinto, no había muchos sabios (de acuerdo a la carne), ni poderosos, ni nobles que hubieran respondido al llamado del evangelio – 1 Cor 1:26

      2. Lo mismo es verdad hoy: los receptivos al evangelio usualmente no son sabios, poderosos, ni nobles

      3. De nuevo, esto es parte del propósito para avergonzar la sabiduría y el poder arrogante de los que rechazan a Dios – 1 Cor 1:27-28

      4. Por otra parte, los sabios y los poderosos se jactarían de si mismos en la presencia de Dios – 1 Cor 1:29 

   [Esto podría prevenirnos sobre cualquier cosa que se funde solo en la sabiduría o poder del hombre. ¡El hombre en su sabiduría y fortaleza no puede compararse a lo insensato y débil de Dios! Entonces...]
 

II. DEBEMOS JACTARNOS EN EL SEÑOR, NO EN EL HOMBRE 

    A. PORQUE EN EL SALVADOR CRUCIFICADO, RESUCITADO...

       1. Allí es encontrada la sabiduría de Dios – 1 Cor 1:30; ver Col 2:3

       2. Allí hay tanto justicia como santificación1 Cor 1:30; ver Fil 3:9; 1 Cor 6:11

       3. Hay redención del pecado – 1 Cor 1:30; ver Ef 1:7 

    B. ENTONCES DEBEMOS GLORIARNOS EN EL SEÑOR...

       1. Tal como está escrito en las Escrituras – 1 Cor 1:31

       2. No en nuestra propia sabiduría, poder, o riquezas – Jer 9:23

       3. Sino en el entendimiento y conocimiento de Dios, que hace misericordia, juicio y justicia en la tierra – Jer 9:24 

    C. PABLO SE PONE A SI MISMO COMO UN EJEMPLO...

       1. Él tenía suficientes razones para jactarse en sí mismo – ver Gál 1:13-14; Fil 3:4-6

       2. Sin embargo tuvo tales cosas como basura, en comparación a la excelencia del conocimiento de Cristo y Su salvación – Fil 3:7-11

       3. Entonces su jactancia era en la cruz de Cristo – ver Gál 6:14 

    D. ¿EN QUÉ SE JACTA USTED...?

       1. Usted podría pensar que usted mismo es sabio, poderoso o auto suficiente debido a su riqueza

       2. Usted podría jactarse en otras cosas dignas para guiarlo en asuntos de fe y moralidad

       3. ¡Pero al menos que al final nos guíe el Señor, es locura!
 

CONCLUSIÓN 

1. Cada vez que oímos o leemos...
   a. Algún experto o autoridad da su opinión aprendida
   b. Alguna encuesta en que la mayoría expresa sus opiniones

   -- Hacemos bien en recordar: “¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?”

2. La única y final fuente de sabiduría es del mismo Señor...
   a. En Él “están escondidos todos los tesoros todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento” – Col 2:3
   b. En Él “estamos completos” – Col 2:10

   -- Así como advierte Pablo: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas...” Col 2:8 

   [¿Está dispuesto a poner su confianza, su vida, su seguridad eterna, en las manos de simples hombres? ¡Es mucho mejor confiar en las palabras y en sabiduría del Creador y Redentor...!

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 


A un índice                                       A la página principal
 

 

free hit counter