Los Requisitos para ser anciano—familiares

por Tol Burk
 

 
 

 

          En Tito 1:5-9 y 1 Tim. 3:1-7 encontramos los requisitos por un anciano.  Estos deberes se pueden agrupar en 3 grupos—requisitos familiares, requisitos negativos, y requisitos positivos.  En este artículo empezaremos hablando de la familia del anciano. 

 

          Leyendo en Tit. 1:6 dice que debe ser “marido de una sola mujer”.  Obviamente, este requisito elimina a muchas personas.  En primer lugar, ninguna mujer puede ser anciano, porque no puede ser marido de otra mujer.  Tampoco un soltero llena este requisito.  Siendo que el anciano debe tratar con todos los miembros, hombres y mujeres, debe ser casado.  También hay otros requisitos que requieren la cooperación de una esposa—hospitalidad, por ejemplo.  Antes de profundizar más el tema debemos aclarar algo.  Con decir que un hombre (o aun mujer) no llena los requisitos para ser anciano no es decir que la persona no es buen(a) cristiano/a.  Hay hermanos buenos que nunca alcanzarán ser un anciano, pero eso quiere decir que no son buen hermanos.  Hace años me dijo un hermano que yo era buen predicador pero no un buen mecánico.  No sentí mal porque no llene los requisitos para ser un buen mecánico—sencillamente no puedo ocupar este trabajo.  Tampoco me engaño que soy atleta—nunca fui y mucho menos ahora, pero con decir eso si obedezco a Dios él me acepta así.  Ninguna hermana puede ser anciano, pero si obedece  a Dios entrará en los cielos.  Es igual con un hermano que no llena los requisitos.  Claro, es una honra ser un anciano, pero por el otro lado no es ninguna deshonra que un hermano no llena los requisitos. 

 

          Entonces, el anciano debe ser marido de una sola mujer.  Pero, ¿Qué quiere decir esto?  Hermanos, la frase es muy sencillo, pero aquí entran las opiniones.  Inmediatamente surgen las preguntas  ¿Qué si un hermano fue casado y falleció su esposa (de joven) y volvió a casarse, puede ser un anciano?  Según mi juicio cuando la primera esposa murió ya no era marido.  Cuando casó con otra, ya no es marido de dos mujeres, sino de una sola.  ¿Qué si fue divorciado y casó de nuevo?  Si no fue divorciado según las Escrituras no tiene derecho de casarse de nuevo y obviamente no llena este requisito.  ¿Si divorció a su esposa por su fornicación sigue como el marido de ella?   Si entiendes que no, entonces puede casarse con otra y ser anciano.  Joven, si quieres ser anciano un día es sumamente importante que te casas con una mujer que te ayudará a alcanzar esta meta.  Es difícil que una mundana o aun una hermana muy débil te ayudara—mas bien será una carga y obstáculo en este proceso.

 

          Los requisitos también hablan de los hijos del anciano.    Tito 1:6 dice que debe tener “hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía”.  En primer lugar los hijos de un anciano deben ser creyentes, o sea cristianos, también.  Más que esto no pueden ser rebeldes a la palabra.  ¿Por qué hablo por los dos lados?  Tal vez porque Dios quiere hacer muy obvio que los hijos de un anciano no solamente “asisten a la iglesia” pero en otros días no actúan como cristianos—deben ser verdaderos cristianos, no los que digan que si, pero no hacen nada, ni bueno o malo. 

 

          Bueno, ¿Por qué es tan importante que los hijos del anciano sean cristianos?  Según 1 Tim. 3:4-5 es, “pues el que no sabe gobernar bien su casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?”  Diciéndolo en otras palabras, los hijos creyentes son una prueba que el hermano puede enseñar, guiar, y corregir también a los miembros de la iglesia.  Si no puede enseñar a sus propios hijos, que le aman, le respetan, y dependen de el, ¿cómo puede enseñar a los hermanos que no son de la familia?

 

          También recordamos que el anciano gobierna por la influencia buena que tiene con los hermanos.  Si sus hijos son rebeldes y no sirven al Señor, ¿Cómo puede exhortar a los hijos rebeldes de otros?  Si al contrario sus hijos son fieles y también buenos ejemplos de un cristiano, sus consejos y hasta correcciones serán bien recibidos por los que quieren entrenar sus hijos en las cosas de Dios. 

 

          Hermanos y hermanas, la familia de un anciano son muy importantes.  En si la familia no puede “calificar” a un hermano para ser un anciano, pero si pueden eliminar tal hermano.  Jóvenes, si tienen cualquier deseo de servir como anciano, debes escoger una novia que esta de acuerdo con esto y les ayudara en cumplirlo.  Es difícil que el padre críe los hijos solos, sin la ayuda de la madre—si ella no es cristiana fiel, es dudable que los hijos serán tampoco.   ¡Que nuestro Dios nos ayuda a crecer al grado de ser digno de servir su iglesia como anciano!

 

Tol Burk

Puerto Rico,
USA

 
 

A un índice
A la página principal

free hit counter