MATRIMONIOS PREMATUROS

Robert Witherington
 

 
 


      En este día una madre joven, no mayor de 20 años vino a mi oficina. Sus ojos estaban rojos, su cara estaba desalineada, su voz era quebrada. Evidentemente ella tenia un problema. Muchas chicas de su edad están comparativamente libres de preocupación, ocupadas en actividades del Colegio, o quizás llenas de esperanza o recientemente casadas. Pero no era el caso de esta dama. ¿Estaba recientemente casada? No, ella se casó a los 15 o quizás a los 14. ¿Estaba en el Colegio? No, ella no terminó la Escuela Secundaria ¿Estaba libre de preocupación? No, a ella la había dejado su marido con dos hijos pequeños, sin poder trabajar, sin comida y una muy pobre educación!.

       No, su futuro no es totalmente  incierto. No obstante, su locura en abandonar la Escuela y saltar rápidamente a un matrimonio al cual ella; o no estaba preparada o  simplemente demostró su fracaso en su decisión y determinación de ser una esposa y madre amorosa. Sin embargo, ella seguramente estaría dispuesta a “ir hasta el fin de la mundo” antes que sus hijos se mueran de hambre o  les fueran retirados de ella. Pero es una lástima que su horizonte pueda ser obscurecido al grado que sus cargas deban ser multiplicadas casi mas allá de sus fuerzas físicas, mentales y emocionales. ¿Y a tan joven edad? ¿No es trágico que dos pequeños hijos inocentes puedan crecer en medio de las incertidumbres y complejidades emocionales que serán su perdida? Y lástima también por el renegado marido cuya condición espiritual es descrita como “siendo peor que un infiel” (1 Tim.5:8). Y quien será mas semejante al punto de no tener respeto por si mismo como de recibirlo de cualquier otro.

        Pero ¿Dice que esto no le podría suceder a USTED?. Tal vez no, pero hace pocos años esta joven podría haber dicho lo mismo, que esto no podría sucederle a ella. Pero esto le sucedió y esto mismo esta sucediendo una y otra vez a las personas jóvenes como USTED.

       En este tiempo de luces brillantes, restricciones relajadas, mucho dinero para gastar y “las llaves del carro de mi papá” el capricho de “ser sensato” a menudo resulta en matrimonios repentinos, al cual entran algunos que están o educacional o física, o moralmente, o emocional o espiritualmente mal preparados para dar tan serio y decisivo paso.

     Jóvenes, ustedes son una parte de esta generación. Ustedes son afectados por ello. Algunos de sus amigos tendrán el mismo problema que esta muchacha tuvo. Asegúrense que no sea el SUYO!

     ¿Cómo pueden evitar lo que sucedió a ella? No se casen hasta que estén preparados para asentar cabeza y ser una esposa o marido responsable. Mantengan su pureza y respeto por si mismos (1 Tim.4:12) No se acaricien!. Tales actos despiertan pasiones que no pueden ser satisfechas. “¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan?” (Prov.6:27). Aprendan a Trabajar!. Un guapo pero flojo marido no proveerá adecuadamente para “los suyos” (1 Tim.5:8), como tampoco una hermosa esposa quien “Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde” (Prov.31:27). Conviértase en un Cristiano auténtico usted mismo! Y Determine Casarse con un Cristiano. Los Matrimonios mixtos, las discordias religiosas, y los desacuerdos en cosas espirituales forman confusión, tristeza, amargura y algunas veces, el divorcio!

       Confié en el consejo de Mamá y Papá, y respete su juicio!. Ellos pueden parecerte “anticuados”, pero ellos conocerán por experiencia que estas cosas son vitales, y ellos tienen TU interés en su mente. Sea precavido con respecto a las multitudes que “corren a” . Recuerda que “las malas compañías corrompen las buenas costumbres” (1 Cor.15:33).

     No, yo no estoy en contra del Matrimonio. “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios” (Heb.13:4). Yo sé por experiencia, que un matrimonio feliz es la fuente mas grande de gozo en este lado del cielo, pero por otro lado, un matrimonio infeliz puede convertirse en la mas grande miseria en este lado del infierno!

      De manera que Jóvenes, sean cuidadosos, sean sabios, sean sensibles estén consientes, y ASEGÚRENSE de modo que su matrimonio sea feliz y así manténgalo “hasta que la muerte los separe”. Ustedes se deben esto así mismos!

--Vía Pause-Poder-Profit, Julio de 1989; Versión al español por Armando Ramírez
(Diciembre de 2003).


 
A un índice

 
 

 

free hit counter