EL PODER DE LA PALABRA, Deut.  1:27-34
Por Manuel Francisco

 
 


La palabra articulada es uno de los más grandes privilegios humanos. La palabra hablada o escrita es la expresión más perfecta de nuestro pensamiento, nos revela al mundo exterior y es el vínculo más potente y eficaz de nuestras relaciones recíprocas.

    Ella tiene un valor psicológico de proyecciones morales independientes de su valor gramatical; una misma palabra según su intención puede expresar estados de espíritu completamente opuestos.

    Jesús nos hizo saber que nuestra boca habla de la abundancia que hay en nuestro corazón (Mat.12:34).

    Santiago nos presenta la palabra como un poder (Stg. 3:5).

    Las guerras empiezan y terminan con las palabras.

La riqueza y la pobreza están en poder de la lengua (Prov. 14:24).

    Y aun el juicio final será en consecuencia a nuestras palabras (Mat. 12:37).

    Pablo ordenó a Timoteo a que fuera un ejemplo de los creyentes en palabra...(1 Tim. 3:12).

    Para hablar bien se deben tener en cuenta al menos los siguientes puntos:

  • Escuchar (Prov. 18:13) El que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio.
  • Prestar atención a la Palabra de Dios (Prov.4:20) Hijo mío, esta atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
  • Ser prudentes (Prov. 10:19)En las muchas palabras no falta pecado (herror); mas el que refrena sus labios es prudente.
  • Hablar con simpatía (Prov. 15:23) El hombre se alegra con la respuesta de su boca; y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!

CONCLUSIÓN

    Juan 8:1-11 Jesús escribe en la tierra...reflexiona...da una nueva oportunidad...

    Se cuenta que en una colina veneciana había un sabio, al que dos jóvenes quisieron desafiar. Fueron a su encuentro llevando un pajarillo en la mano, y le preguntaron al sabio si el pájaro estaba vivo o muerto. Él sin dudarlo les respondió que estaba como ellos quisieran. Si decía muerto, abriría  la mano y el pájaro saldría volando,  si decía vivo, él apretaba un poco la mano y estaría muerto.  Él le dijo que el poder de la vida y la muerte estaba en su poder...

  • Prov. 15... Una palabra descuidada puede producir rivalidades.
  • Una palabra cruel puede destruir una vida.
  • Una palabra amarga puede crear odio.
  • Una palabra brutal puede contaminar y matar.
  • Una palabra con gracia puede lubricar el camino.
  • Una palabra de júbilo puede alumbrar un día.
  • Una palabra a tiempo puede aliviar tensiones.
    Una palabra de amor puede curar y ser de  bendición

                             Manuel Francisco 30.07.2000

A un índice

 

 
free hit counter