SALMO SEGUNDO

INTRODUCCIÓN:
Primero de los salmos mesiánicos: 2, 8, 16, 22, 45,
69, 72, 89, 110, 132. Salmo muy citado en el N. T.
Anónimo, pero atribuido a David, Hech. 4:25

I. EL RECHAZO DEL REY, VV. 1-3
A. Sin razón. La gente no entiende lo que es bueno para ella,
se amotinan.
B. ¿...piensan cosas vanas? No aprecian la bondad del reino.
C. Los reyes de la tierra se unen, Hech. 4:24-27. (Se olvidan
de sus diferencias, ej. Pilato y Herodes, Luc. 23:12)
D. Contra el Señor y Su ungido, no queriendo obedecerlos.
E. Se expresan gráficamente, v. 3. Comp. Jer. 5:5; Luc. 19:14

II. LA RISA DE DIOS, VV. 10-12
A. Su risa muestra cuán débiles son para El los rebeldes, v. 4
B. Su voz como un trueno, disgusto, v. 5
C. El hace Su voluntad, nadie evita que instale Su rey,
v. 6. Sion=Jerusalén.

III. EL EXITO DEL MESIAS, VV. 7-9
A. Lo que el Padre no dice a ningún ángel, sino a Su Hijo, v. 7;
Heb. 1:5
B. El Hijo fue "engendrado" cuando fue resucitado, Hech. 13:30-33.
El HOY fue entonces, Rom. 1:4
C. Con sólo pedir el Hijo recibe las naciones, v. 8.
D. El recibe la autoridad para reinar con vara de hierro sobre
sus enemigos, v. 9

IV. EL CONSEJO DEL SEÑOR, VV. 10-12
A. Hay sabiduría en aceptar al Rey de reyes, v. 10
B. El Señor es digno del mejor servicio, v. 11. Murió por nosotros,
ganó este honor, Fil. 2:5-11
C. Besad al Hijo=Dadle homenaje, v. 12a nota
D. No obedecer darle honor al Hijo, castigo, 12b
E. El salmo termina con bienaventuranza para los que confían en El, v. 12c

CONCLUSIÓN:
La admonición a los reyes es buena para nosotros. No hay justicia ni
sabiduría en rechazarlo. Aceptémoslo como el Rey de nuestras vidas.
El nos honrará después, Apoc. 2:26,27; 3:21.

Sermón por Valente Rodríguez

Al índice

.