SOMOS SALVOS POR LA DIVINIDAD

Rom. 1:16

 

INTRODUCCIÓN:
La divina energía de Dios se ve en nuestra salvación. Todo ese poder
tomó que nuestra salvación.

I. EL AMOR DE DIOS
 A. De tal manera amó Dios al mundo, Juan 3:16
 B. Dios amó a los pecadores, Rom. 5:8
 
II. LA SABIDURÍA DE DIOS

A. Para diseñar un plan para justificarnos
       1. La justicia, Rom. 2:2
       2. La misericordia de Dios, Tito 3:5
B. Para inspirar las Escrituras que todo lo enseñan, 2 Tim. 3:16-17

III. EL PODER DE DIOS
A. Para hacer los milagros que producen nuestra fe, Juan 20:30,31
B. Para hacer los milagros que confirman su palabra, Mar. 16:20; Heb. 2:4
C. Para resucitar a Jesús de entre los muertos, Rom. 6:4; Efes. 1:18-21

IV. LA OMNIPRESENCIA DE DIOS
A. Para ayudarnos dondequiera y cuando quiera que estuviéramos, Hech. 17:27,28
B. Para acompañar a su gente dondequiera y en todo tiempo, Mat. 18:20; 28:20

CONCLUSIÓN:
       El hombre no se puede salvar a sí mismo. Nadie puede salvarnos, sino Dios.


Sermón por Valente Rodríguez, predicado en Spring Branch, 29 enero, 1994

 
Sermón por Valente Rodríguez, predicado en Conroe, TX 28-enero-96



Cuando el "mono" se vea verde, píquele con el ratón para charlar conmigo.

A su índice respectivo                   <<Anterior - Siguiente>>