Home page


Primera Epístola a Timoteo

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 
 
 

Asuntos de Familia (5:1-2)


INTRODUCCIÓN

1. En sus instrucciones a Timoteo como un ministro del evangelio, Pablo lo aconseja sobre como tratar a los miembros de la congregación – ver 1 Tim 5:1-2

2. Las figuras usadas en este pasaje presuponen que somos...
   a. efectivamente una familia
   b. y que debemos actuar de acuerdo a esto

  
[En esta lección, me gustaría exponer sobre esa idea. Primero, como cristianos y miembros del cuerpo de Cristo...]

I. SOMOS CIERTAMENTE LA FAMILIA DE DIOS

   A. QUE SOMOS LA FAMILIA DE DIOS...
      1. Fue aludido anteriormente en esta epístola – 1 Tim 3:14-15
      2. Fue enseñado por Jesús durante Su ministerio – Mt 12:46-50

   B. LLEGAMOS A SER MIEMBROS DE ESTA FAMILIA...
      1. Al hacer la voluntad del Padre – Mt 12:50
      2. Por la fe y el bautismo – Gál 3:26-27
      3. Al "nacer de nuevo" del agua y del Espíritu – Jn 3:3-5
      4. Al ser "adoptados" (para usar una figura diferente) – Ef 1:3-5

   C. CUANDO LLEGAMOS A SER MIEMBROS DE ESTA FAMILIA...
      1. Algunos podrían haber sido cortados de su familia física – Mt 10:34-39
     
2. Sin embargo ganaron una familia mucho más grande – Mr 10:28-30
     
3. Los incluidos en esta familia son:
         a. Dios como nuestro Padre en los cielos
         b. Jesús como nuestro "hermano mayor" – Heb 2:11-12
         c. Todos los cristianos son nuestros hermanos y hermanas

  
[Esta es una maravillosa bendición que podemos disfrutar ahora en Cristo, si es utilizada plenamente. Sin embargo con las bendiciones vienen las responsabilidades; esto es especialmente cierto cuando venimos a la familia de Dios...]

II. DEBEMOS TRATARNOS LOS UNOS A LOS OTROS COMO UNA FAMILIA

    A. NUESTRO TEXTO DEMUESTRA COMO...
       1. Desde el punto de vista de un joven, ellos deben tratar:
          a. A los ancianos como a padres
          b. A las ancianas como a madres
          c. A los jóvenes como hermanos
          d. A las jóvenes como hermanas
       2. Desde el punto de vista de un anciano, ellos deben tratar:
          a. A los ancianos como hermanos
          b. A las ancianas como hermanas
          c. A los jóvenes como hijos
          d. A las jóvenes como hijas

    B. PABLO DA EJEMPLOS...
       1. Como un padre a un hijo (Timoteo) – 1 Tim 1:2,18; 2 Tim 1:2; 2:1; Fil 2:19-22
       2. Como un hermano a otro (Epafrodito) – Fil 2:25
       3. Como un hijo a una madre (la madre de Rufo) – Rom 16:13
       4. Al enseñar sobre responsabilidades familiares – Ef 6:1-4
          a. Como hijos obedientes, debemos honrar a nuestros hermanos mayores
          b. Como padres amorosos, la tendencia de nuestro trato debe ser mostrar amor hacia nuestros hermanos más jóvenes

    C. ESPECIALMENTE EN DONDE ES NECESARIA LA CORRECCIÓN...
       1. En nuestro texto, Pablo instruye a Timoteo sobre como exhortar
 
        a. Cuando era necesaria la critica instructiva
          b. Cuando hay que ser precavidos contra el "reproche" (de una u otra forma es una inclinación natural)
             1) Literalmente, golpear sobre, pegar sobre – Thayer
             2) Castigar con palabras, regañar, recriminar, reprender - ibid
       2. Esto puede hacer una gran diferencia al tratar las diferencias
          a. Debemos ser amables unos hacia los otros – ver Gál 6:1
          b. Como David lo deseó para su hijo Absalón – ver 2 Sam 18:5

  
[No solo es que la familia de Dios sea una bendición en los mejores momentos, sino que puede también ayudar cuando las cosas no están yendo bien; ¡puede suavizar los tiempos difíciles en nuestras relaciones! Finalmente, unas pocas ideas sobre como...]

III. PODEMOS DESARROLLAR UN SENTIDO FUERTE DE FAMILIA

     A. APRENDIENDO POR EL EJEMPLO...
        1. Los niños de familias amorosas tienen más probabilidad de producir familias amorosas
        2. Como hijos de Dios, podemos aprender los "valores familiares" de nuestro Padre y del Hermano Mayor
           a. De Dios aprendemos lo que es el amor – 1 Jn 4:9
           b. De Jesús aprendemos como amarnos unos a los otros – 1 Jn 3:16; Jn 13:34
 
      3. Entonces estamos mejor preparados para amarnos unos a otros
           a. Cuando meditamos sobre el amor de Dios
           b. Cuando permanecemos en el amor del Padre y del Hijo – Jn 14:21; 15:9-10

     B. POR MEDIO DE EXPERIENCIAS COMPARTIDAS...
        1. Porque para que exista una relación se requieren experiencias compartidas
        2. Fueron las experiencias compartidas lo que unió a Pablo y a sus hermanos en Filipos – Fil 1:3-8
        3. Tome ventajas de las oportunidades de estar con sus hermanos, ¡y crecerá el sentido de familia!

     C. POR MEDIO DE LA PUREZA DE CONDUCTA...
        1. Nada destruye tanto un sentido de familia como el pecado
           a. La conducta impura causó a Amnón odiar a su hermana Tamar – ver 2 Sam 13:15
           b. La conducta impura causó a Absalón odiar a su hermano Amnón – 2 Sam 13:22
        2. En nuestro texto, Pablo advirtió a Timoteo sobre su conducta hacia las hermanas jóvenes
           a. "a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza" – 1 Tim 5:2
           b. Él no "no iba a acceder en palabra, en semblante, o en acción, lo cual podría ser interpretado como la manifestación de un estado de sentimientos impropios." - Barnes
        3. La conducta impropia entre hermanos y hermanas en Cristo:
 
         a. Ha destruido a muchas congregaciones
           b. Destruye cualquier sentido de familia
        4. Entonces todos haríamos bien en poner atención a la amonestación posterior de Pablo – ver 2 Tim 2:22
           a. "Huye también de las pasiones juveniles"
           b. "sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con todos los que de corazón limpio invocan al Señor

CONCLUSIÓN

1. Una de las grandes bendiciones de ser un cristiano es estar en la familia de Dios
   a. Tener a Dios como su Padre, a Jesús como su Hermano Mayor
   b. Tener una provisión ilimitada de madres, de padres, de hermanos y de hermanas

2. Pero para experimentar totalmente esta bendición, debemos tratarnos los unos a los otros como familia...
   a. En nuestro amor los unos por los otros
   b. En nuestra corrección los unos por los otros

  
¡Podríamos segar el beneficio total de la membresía en la familia de Dios, poniendo atención a la amonestación de Pablo a Timoteo...!
 

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 

A un índice                                       A la página principal

 
hit counter
html hit counter