Home page


Segunda Epístola a Timoteo

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 
 
 

 
Nuestra Responsabilidad Hacia la Enseñanza Apostólica
(1:13-14)



INTRODUCCIÓN

1. Sabiendo que su muerte era inminente, Pablo encarga a Timoteo sobre sus responsabilidades como un evangelista...
   a. Avivar el don de Dios que estaba en él – 2 Tim 1:6
   b. No avergonzarse de dar testimonio del Señor, ni de aquellos que sufren por Él – 2 Tim 1:8
   c. Retener la forma de las sanas palabras que de él había oído, y guardar el buen depósito en él – 2 Tim 1:13-14

2. Es el encargo de los versículos 13-14 en el que deseo que enfoquemos nuestra atención en este estudio...
   a. Porque describe la responsabilidad que tenemos hoy acerca de lo que fue enseñado por los apóstoles de Cristo
   b. Ya sea que seamos evangelistas o no, la responsabilidad es la misma para todos los cristianos

  
[Porque como Timoteo, todos los cristianos han sido los beneficiarios de lo que fue revelado por los apóstoles; con las bendiciones que hemos recibido también vienen las responsabilidades. Por ejemplo, consideremos nuestra responsabilidad hacia...]

I. LAS PALABRAS ENSEÑADAS POR LOS APÓSTOLES

   A. DEBEMOS PERMANECER FIRMES...
      1. Las palabras de los apóstoles son "sanas" – ver 1 Tim 1:10; 6:3; Tito 2:1
         a. hugiaino – "tener salud, esto es, estar bien (corporalmente); figuradamente ser incorruptible (verdadero en la doctrina): ser sano, (ser sano) sano, (ser) integro (-algo). – Strong
         b. Ellas son "sanas" porque:
            1) Son las palabras de Dios – 1 Tes 2:13
            2) Son los mandamientos de Dios – 1 Cor 14:37
      2. Debemos mantenerlas sanas
         a. Continuando en ellas – 2 Tim 3:14; ver Hech 2:42
            1) Este fue el encargo de Pablo a Timoteo como un evangelista
            2) Esto es lo que caracterizó a la iglesia primitiva desde el inicio
            3) Esto implica que somos "hacedores" de la palabra, y no "solamente oidores" – Sant 1:21-25
         b. Contendiendo por ellas – Judas 3
            1) "La fe" (en este caso, aquello en lo que creemos) ha sido dada "una vez"
            2) No necesitamos esperar por revelación en un día posterior
               a) Porque Dios nos ha dado "todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad" – 2 Ped 1:3
               b) Las Escrituras son suficientes para hacer al hombre de Dios "completo, enteramente preparado para toda buena obra" – 2 Tim 3:16-17
            3) Nuestra responsabilidad es "contender ardientemente" por la fe
  
-- ¿Está "manteniendo sana" la enseñanza de los apóstoles tanto por continuar en ella como por contender por ella?

   B. DEBEMOS HACERLO EN FE Y EN AMOR...
      1. Lo que otros han dicho que significa esto:
         a. "Mantener esta verdad con fe sincera en el Señor Jesús, y con ese amor que es la mejor evidencia de afecto hacia ella." - Barnes
         b. "en el ejercicio de la fe, y de un principio de amor;" – Gill
      2. Entonces debemos creer en que lo que hacemos se mantiene sano
         a. En que estamos manteniéndonos sanos (en este caso, la doctrina)
         b. En quién estamos manteniéndonos sanos (en este caso, la persona)
      3. Entonces debemos poseer el espíritu de amor mientras nos mantenemos sanos
         a. El amor por Dios y por Su Palabra
         b. El amor por el hombre (incluyendo aquellos con los que diferimos) – ver Ef 4:15; 2 Tim 2:24-26
  
-- Al mantener sana a la doctrina apostólica, ¿está haciéndolo con fe sincera en Jesús y en amor tanto por Dios como por el hombre?

  
[Tal es nuestra responsabilidad hacia aquellas cosas enseñadas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Tan importante es esta responsabilidad que Pablo reitera la idea en palabras ligeramente diferentes...]

II. LAS COSAS BUENAS MANDADAS A NOSOTROS

    A. DEBEMOS GUARDARLA EN FORMA SEGURA...
       1. Note primero el proceso de comisión del evangelio
          a. El evangelio fue comisionado a los apóstoles – 1 Tim 1:11
          b. Ellos a su vez comisionaron a hombres como Timoteo – 1 Tim 6:20
          c. Quienes a su vez fueron a comisionar a hombres fieles que enseñaran a otros – 2 Tim 2:2
       2. Aquellos que la habían recibido debían "mantenerla" o "guardarla"
          a. phulasso – "denota (a) 'guardar, observar, mantener a la vista,' (b) 'mantener en forma de protección,'
(c) metafóricamente, 'mantener una ley, un precepto,'" - Vine
          b. Este es un encargo de Pablo a Timoteo – 2 Tim 1:14
          c. Este es el encargo de todo aquel que ha recibido el evangelio -- ¿Está Usted guardando en forma segura lo que se le ha sido encomendado, por la virtud de su propia aceptación del evangelio?

    B. DEBEMOS HACERLO ASÍ POR EL ESPÍRITU SANTO...
       1. Lo que otros han dicho sobre lo que esto significa:
          a. "Por la ayuda del Espíritu Santo. Uno de los mejores métodos de preservar el conocimiento y el amor de la verdad es apreciar la influencia del Espíritu Santo." – Barnes
          b. "Mantenerlo por la ayuda del Espíritu Santo." – B.W. Jonson
       2. Revisar lo que los mismos apóstoles nos enseñaron sobre el Espíritu y el cristiano:
          a. El Espíritu Santo mora en el cristiano – 1 Cor 3:16; 6:19
          b. Por el Espíritu Dios fortalece al hombre interior – Ef 3:16,20
          c. El Espíritu produce fruto maravilloso en aquellos guiados por Él – Gál 5:16-23
          d. Un medio por el cual Él hace esto es por medio de la Palabra verdadera que debemos guardar – Ef 6:17
       3. Entonces debemos equiparnos nosotros mismos con la Palabra de Dios
          a. Recibiéndola, mientras ella "obra efectivamente" en aquellos que la creen – 1 Tes 2:13
          b. Haciéndola, mientras ella bendice a aquellos que son "hacedores" y no "solamente oidores" – Sant 1:25
   -- ¿Estamos permitiendo que la espada del Espíritu nos equipe para que podamos guardarla en forma segura?

CONCLUSIÓN

1. "Nuestra Responsabilidad Hacia la Enseñanza Apostólica" es muy clara...
   a. Debemos mantener sano el modelo de las sanas palabras, en la fe y el amor que son en Cristo Jesús
   b. Debemos mantener (guardar) lo que se nos ha sido enseñado, por el Espíritu Santo que está en nosotros

2. No es suficiente simplemente conocer las palabras que nos han sido dadas por los apóstoles...
   a. Debemos continuar en ellas y contender por ellas, tanto en fe como en amor
   b. Debemos guardarlas en forma segura, con la ayuda del Espíritu Santo

  
El hecho de que somos cristianos hoy es evidencia de generaciones previas que hicieron verdadero este encargo; ¿Se dirá lo mismo de nosotros? ¿Las generaciones venideras estarán agradecidas que hayamos sido fieles en mantener "Nuestra Responsabilidad Hacia la Enseñanza Apostólica"...?
 

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 

A un índice                                       A la página principal

 
hit counter
html hit counter