Home page


Segunda Epístola a Timoteo

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 
 
 

 
Soldados de Jesucristo (2:3-4)



INTRODUCCIÓN

1. Nuestro servicio a Jesucristo es con frecuencia comparado a diversas ocupaciones...
   a. Tal como a un atleta – 1 Cor 9:24-27; 2 Tim 4:7-8
   b. Tal como a unos obreros en la cosecha – Luc 10:2

2. En nuestro texto (2 Tim 2:3-4), nuestro servicio es comparado al de un soldado...
   a. En el que alguien es "un buen soldado"
   b. Buscando agradar al que nos tomó como "soldado"

  
[Para que podamos estar seguros de entender el servicio que Jesús desea de nosotros, revisemos las características de un soldado en el ejército de Cristo...]

I. LA NATURALEZA DE NUESTRO RECLUTAMIENTO

   A. HEMOS SIDO ESCOGIDOS...
      1. Como lo dice la KJV ("tomados") – 2 Tim 2:4
      2. El griego es stratologeo, "tomado (o seleccionado) como un guerrero, esto es, enlistado en el ejército, escogido para ser un soldado." – Strong

   B. NO UNA SELECCIÓN INVOLUNTARIA...
      1. Somos "reclutados" (NKJV, NASB, ESV) – 2 Tim 2:4
      2. Somos tomados en tanto respondimos en fe al llamado del evangelio – ver 2 Tes 2:13-14

  
[El ejército de Cristo es un ejército "totalmente voluntario". No fuimos seleccionaos en contra de nuestra voluntad, y nuestra actitud debe reflejar nuestra disposición para hacer nuestra parte. Note también...]

II. LA NATURALEZA DE NUESTRO SERVICIO

    A. ES UN SERVICIO 'ACTIVO'...
       1. En este caso, con responsabilidad completa, como aquellos que están en servicio militar activo – 2 Tim 2:4
       2. De allí alguien que no está enredado "en los negocios de la vida" – 2 Tim 2:4
       3. Debe ser alguien dispuesto a sufrir penalidades – 2 Tim 2:3
          a. Esto afecta nuestra relación con nuestra familia física
             1) Cristo debe ser el primero – ver Mt 10:37
             2) Así como Él puso a Su Padre en primer lugar – ver Mt 12:46-50
          b. Esto afecta nuestra actitud hacia nuestro trabajo secular
             1) El propósito real de trabajar – Hech 20:34-35; Ef 4:28
             2) Porque no podemos servir a Dios y a las riquezas – Mt 6:24

    B. NO HAY RESPONSABILIDAD 'RESERVADA'...
       1. En donde servimos solo en ocasiones limitadas
       2. En donde alguien podría no tomar seriamente sus responsabilidades

  
[Todos los soldados en el ejército de Cristo están en "responsabilidad activa", aunque algunos podrían estar en la línea frontal y otros sosteniéndolos en la base. Consideremos ahora...]

III. LA NATURALEZA DE NUESTRA GUERRA

     A. NUESTROS ENEMIGOS...
        1. Las fuerzas espirituales de maldad – Ef 6:10-13
        2. Los deseos carnales que batallan contra el alma – 1 Ped 2:11
        3. La impiedad e injusticia de los hombres – Rom 1:18-32
           a. De aquellos que no reconocen a Dios
           b. De aquellos que son dados a las pasiones vergonzosas

     B. NUESTROS OBJETIVOS...
        1. Producir el fruto del Espíritu en nuestras propias vidas – Gál 5:16-23
        2. Llevar cautivo todo pensamiento a Cristo – ver 2 Cor 10:5
        3. Ayudar a escapar a aquellos que están bajo el lazo del diablo – ver 2 Tim 2:26

  
[La oposición es poderosa, el objetivo es noble. ¿Con qué armas enfrentamos tal guerra...]

IV. LA NATURALEZA DE NUESTRAS ARMAS

    A. NO SON CARNALES...
       1. Porque nuestra guerra no es carnal – 2 Cor 10:3-4; Jn 18:36
       2. Entonces no usamos la espada u otras armas semejantes para pelear – ver Mt 26:52
       3. Ni debemos usar las obras de la carne (por ejemplo, el enojo, la ira) – 2 Cor 10:1-3; ver Gál 5:19-21

    B. SON PODEROSAS EN DIOS...
       1. Actitudes congruentes con la mansedumbre y ternura de Cristo – ver 2 Cor 10:1
          a. Tales como el fruto del Espíritu – Gál 5:22-23
          b. Necesarias cuando buscamos ayudar a aquellos sorprendidos en una falta – Gál 6:1
          c. Necesarias para corregir a aquellos que están en oposición – 2 Tim 2:24-26
       2. La armadura de Dios, incluyendo la verdad, la fe y la esperanza – Ef 6:10-17
          a. La Palabra de Dios es la espada poderosa del Espíritu – Ef 6:17; Heb 4:12
          b. La fe es un escudo poderoso contra el maligno – Ef 6:16
          c. La esperanza de manera semejante sirve como un yelmo – Ef 6:17

CONCLUSIÓN

1. En el ejército de Cristo, buscamos salvar nuestras propias almas y la de aquellos con los que luchamos

2. Es un noble objetivo, uno que requiere un noble servicio como "Soldados de Jesucristo"

  
¿Está Usted dispuesto a soportar las dificultades, y así agradar a Aquel que lo tomó como un soldado...?
 

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 

A un índice                                       A la página principal

 
hit counter
html hit counter