Home page


Segunda Epístola a Timoteo

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 
 
 
El Tipo de Hombres que Dios Necesita (2:2)



INTRODUCCIÓN

1. Al inicio de la 2a a Timoteo, vimos "El tipo de Hombres que Hace Dios"
   (2 Tim 1:7)...
   a. Hombres valientes
   b. Hombres fuertes
   c. Hombres amorosos
   d. Hombres sanos

2. En 2 Tim 2:2, encontramos ahora a Pablo dando un encargo a Timoteo...
   a. Enseñar a otros lo que Pablo le había enseñado a él
   b. Aquellos que en su momento pudieran ser capaces de enseñar a otros

3. En este encargo aprendimos como la iglesia del Señor iba a difundirse a si misma...
   a. Aquellos que eran enseñados enseñaban a otros
   b. Un ciclo continúo de aprendizaje y enseñanza

   [Un método efectivo y bastante adecuado, pero trabaja solo cuando son encontrados el tipo de hombres correctos. De nuestro texto (2 Tim 2:2), considere "El Tipo de Hombres que Dios Necesita"; por ejemplo, Él necesita...]

I. DIOS NECESITA DE HOMBRES FIELES

   A. FIELES AL SEÑOR...
      1. Así como el Señor mismo fue fiel, como lo fue Moisés – Heb 3:2
      2. Así como el mismo Pablo fue contado como fiel – 1 Tim 1:12
          -- Los hombres en los cuales el Señor puede confiar, depende de la

   B. FIDELIDAD A LA PALABRA...
      1. Mantener fiel el modelo de las sanas palabras, en amor y en fe – 2 Tim 1:13
      2. Continuar en las cosas que uno ha aprendido – 2 Tim 3:14
   -- Hombres que predican la verdad de Dios, y que practican lo que predican


   C. FIDELIDAD A LA IGLESIA...
      1. A sus propios hermanos y hermanas entre los que servirán al Señor en medio de ellos
      2. Sirviendo a sus hermanos como lo hizo Epafras a la iglesia en Colosas – Col 1:7
   -- Los hombres en los que la iglesia local puede confiar, depender


   [En otras palabras, hombres "...que no solo han recibido la gracia de Dios, y son verdaderos creyentes en Cristo, sino que son hombres de gran verticalidad e integridad; aquellos que tienen la palabra de Dios, hablada atrevida, y fielmente, y no deja atrás nada que sea provechoso, sino que declara todo el consejo de Dios, sin ninguna mezcla o adulterio; por el evangelio que fue comisionado a su confianza, ellos llegarían a ser servidores, y de los tales era requerido que fueran fieles, y de esta manera, esto es mencionado como una aptitud necesaria y requerida en ellos..." (Gill).
   De nuestro texto, notemos que Dios también necesita...]

II. DIOS NECESITA HOMBRES IDÓNEOS PARA ENSEÑAR

    A. HOMBRES A SER ENSEÑADOS POR OTROS...
       1. A menos que los hombres estén dispuestos a ser enseñados, ¡el método de Dios no funciona!
       2. El mismo Timoteo provee un buen ejemplo:
          a. Dispuesto primero a ser enseñado por su madre y su abuela - ver 2 Tim 1:5; 3:14-15
          b. Dispuesto a ir con Pablo y ser enseñado por él – ver Hech 16:1-3
   -- Hombres dispuestos a ser primero estudiantes, y después maestros

    B. DISPUESTOS A APRENDER POR SÍ MISMOS...
       1. El estudio por uno mismo es una parte importantes de la preparación para enseñar – ver 2 Tim 2:15; 1 Tim 4:13,15-16
       2. Como es ilustrado por el sacerdote Esdras – Esdras 7:10
    -- Los hombres que no esperan que otros les enseñen, ¡sino que estudian por sí mismos!

   [En otras palabras, hombres que aprovechan cada oportunidad para aprender; ya sea que sea a los pies de alguien más, o en la privacidad de su propio estudio. ¡Ellos aman mucho la verdad! Note entonces que...]

III. DIOS NECESITA HOMBRES QUE ENSEÑEN

     A. DISPUESTOS A ENSEÑAR A OTROS HOMBRES...
       1. A menos que los hombres estén dispuestos a enseñar a otros, ¡el método de Dios no funciona!
       2. De Nuevo, Timoteo provee un buen ejemplo:
          a. Lo que él aprendió de Pablo, él estaba dispuesto a enseñar a otros – ver 1 Cor 4:17
          b. Pablo dependía de que él enseñara a otros – ver 1 Tim 1:3
       3. Enseñar a otros hace de alguien un ministro fiel de Cristo – 1 Tim 4:6
   -- Los hombres no guardan la verdad que aman para si mismos, ¡sino que la comparten con otros!

     B. DISPUESTOS A ENSEÑAR DE ACUERDO A SUS HABILIDADES...
        1. No todos sirven como un maestro en un sentido formal – ver 1 Cor 12:29; Sant 3:1; Ef 4:11
        2. Sino que todos deben ser hábiles para enseñar algo a los demás – ver Heb 5:12
           a. Los hombres tienen diferentes habilidades – ver 1 Ped 4:10-11; Rom 12:3-8
           b. Aun aquellos que sirven con sus manos pueden enseñar a otros como hacerlo así
   -- ¡Los hombres enseñan cualquier cosa en que puedan tener la capacidad y la habilidad!

CONCLUSIÓN

1. Para que el evangelio sea difundido y para que la iglesia del Señor crezca, Dios necesita el tipo de hombres correctos...
   a. Hombres que sean fieles
   b. Hombres que sean idóneos para enseñar
   c. Hombres que enseñen
   -- En este caso, ¡hombres dispuestos a servir al Señor!

2. Esta necesidad no está limitada a aquellos del género masculino, el Señor también necesita...
   a. Ancianas que estén dispuestas a enseñar a las mujeres jóvenes – ver Tito 2:3
   b. Mujeres jóvenes que estén dispuestas a aprender de ellas – ver Tito 2:4-5
   -- En este caso, ¡mujeres dispuestas a servir al Señor!

   Ya sea en la forma en que esté manteniendo sus habilidades y la voluntad de Dios, cada uno debe ser tanto estudiante y maestro. Recuerde las palabras del salmista...

   "La posteridad te servirá; Esto será contado de Jehová hasta la postrera generación. Vendrán y anunciarán su justicia; A pueblo no nacido aún, anunciarán que él hizo esto." – Sal 22:30-31

   "Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad, Y tu potencia a todos los que han de venir." – Sal 71:18

   "No las encubriremos a sus hijos, Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, Y su potencia, y las maravillas que hizo. Él estableció testimonio en Jacob, Y puso ley en Israel, La cual mandó a nuestros padres Que la notificasen a sus hijos, Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán, Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos," – Sal 78:4-6

   "Generación a generación celebrará tus obras, Y anunciará tus poderosos hechos." – Sal 145:4

   Si todos fueran un estudiante y un maestro como lo es Usted, ¿la iglesia del Señor existiría en la siguiente generación...?
 

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 

A un índice                                       A la página principal

 
hit counter
html hit counter