El Bautismo - Un Estudio Especial


Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández
 



Cuando el "mono" se vea verde, píquele con el ratón para charlar conmigo.

Home Page

   

 

 

El Bautismo en la Enseñanza de Pedro



INTRODUCCIÓN

1. En nuestra primera lección vimos en donde Pedro incluyó el bautismo como parte de su predicación apostólica...
   a. Él mandó a las personas del Pentecostés ser bautizadas – Hech 2:36-38
   b. Él mandó a la casa de Cornelio ser bautizados – Hech 10:47-48

2. De los acontecimientos del libro de los Hechos, vimos que el bautismo de Pedro era...
   a. Para el perdón de los pecados – Hech 2:38
   b. Un acto que involucró el agua – Hech 10:47

3. Pero alguien podría preguntar apropiadamente: ¿Pedro estaba enseñando...
   a. qué el bautismo fue para el perdón de los pecados, y que es entonces necesario para la salvación?
   b. qué alguien es salvado por el bautismo en agua?

4. Afortunadamente, no nos hemos asombrado, porque en la primera epístola Pedro escribió...

"El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia ante Dios) por la resurrección de Jesucristo" (1 Ped 3:21)

Como se establece en la KJV, "...el bautismo que corresponde a esto AHORA nos salva" Pero mientras que el bautismo nos salva, Pedro es cuidadoso para explicar en que forma. Permítanme ahora mirar más de cerca el texto para ver lo que Pedro está diciendo sobre el bautismo...

I. EL BAUTISMO ES UN "ANTITIPO"

   A. DEFINIENDO "ANTITIPO"...
      1. La palabra griega es antitupon (se pronuncia como se lee en español), lo que significa (una cosa formada en base a un modelo; lo cual corresponde a un tipo)
      2. Así se tienen dos cosas que se relacionan o corresponden una a la otra; una es un tipo, la otra es el antitipo

   B. COMO EL BAUTISMO ES UN ANTITIPO...
      1. En el texto, las aguas de la diluvio son el "tipo", y las aguas del bautismo son el "antitipo" – 1 Ped 3:20-21
      2. En su comentario, Albert Barnes dice...
         a. "El significado es aquí, que el bautismo corresponde a, o tenía una semejanza a, el agua por la cual Noé fue salvo; o que hubo un uso del agua en el caso de que alguien que correspondió en algunas consideraciones al agua que fue usada en el otro; para incidir, en los efectos de la salvación." (Comentario de 1ª de Pedro)
         b. "Los apóstoles no dicen que corresponde en todos los aspectos; al respecto, por ejemplo, cuantificar, o para la manera de la aplicación, o para la eficacia; pero hay un sentido en el cual el agua desempeña una parte importante en nuestra salvación, como lo hizo en él." (ibid.)
      3. Entonces Pedro estaba comparando la salvación de Noé con la nuestra...
         a. Recuerde que Noé fue salvo por:
            1) Gracia – Gen 6:8
            2) Fe – Heb 11:7
            3) Agua – 1 Ped 3:20
-- La gracia fue por parte de Dios, la fe fue por parte de Noé; el agua fue simplemente un elemento por el cual Dios llevó a cabo Su plan para salvar a Noé
         b. Así somos salvos por:
            1) Gracia – Ef 2:5
            2) Fe – Ef 2:8
            3) Agua – 1 Ped 3:21
   -- El agua es por parte de Dios, la fe es nuestra parte; el bautismo es simplemente un elemento por el cual Dios lleva a cabo Su plan para salvarnos por medio de la sangre de Cristo

Debido a que el bautismo en agua es algo relacionado con nuestra salvación, Pedro podría hablarnos de él como un antitipo que nos salva, ¡Así como Noé y su familia fueron "salvos por medio del agua"!

¿Cómo puede ser esto? ¿No somos salvos por la sangre de Jesús? ¡De hecho! La respuesta puede ser vista cuando seguimos adelante para notar lo que Pedro enseñó en lo relacionado al bautismo...

II. EL BAUTISMO SALVA POR MEDIO DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO

    A. LA SALVACIÓN EN EL BAUTISMO NO SE ENCUENTRA EN EL "AGUA"...
      1. Como Pedro aclara cuando dice "no quitando las inmundicias de la carne"
      2. Por cierto, es solo por medio de la sangre de Cristo que alguien puede ser salvo
         a. Somos justificados por medio de Su sangre – Rom 5:9
         b. Somos redimidos por medio de Su sangre, el perdón de los pecados – Ef 1:7
      3. En esto Pedro está definitivamente de acuerdo – 1 Ped 1:18-19

    B. LA SALVACIÓN EN EL BAUTISMO ES POSIBLE DEBIDO A LA RESURRECCIÓN DE CRISTO...
      1. Si Él no hubiera sido levantado, aún estaríamos en nuestros pecados
         a. Como lo declara Pablo en 1 Cor 15:17
         b. Sin Su resurrección, Su muerte hubiera sido sin sentido
      2. Pero debido a que Jesús fue levantado de la muerte...
         a. Aquellos bautizados en Su muerte pueden levantarse para andar en vida nueva – Rom 6:4
         b. Aquellos unidos juntos en la semejanza de Su muerte (por ejemplo, en el bautismo) pueden participar en el poder de Su resurrección – Rom 6:5
      3. En otras palabras, el mismo poder de Dios que levantó a Jesús de entre los muertos es el que nos salva en el bautismo de tal forma que podemos ser "dada la vida" – ver Col 2:12-13

Por la gracia salvadora de Dios y el poder de la resurrección, entonces, ¡el bautismo puede efectivamente salvarnos! No debido a algún poder limpiador del agua, sino por lo que DIOS está haciendo que en ese momento por medio de la sangre de Jesús y de la regeneración en el Espíritu Santo (ver Tito 3:4-5).
Pero finalmente note, como Pedro enseña que el bautismo salva debido a...

III. EL BAUTISMO ES UNA ASPIRACIÓN A UNA BUENA CONCIENCIA

     A. "LA RESPUESTA DE DIOS A UNA BUENA CONCIENCIA" (NKJV)
      1. Una frase difícil, pero que muy probablemente significa "una aspiración por una conciencia clara"
      2. Esto se soporta por las siguientes traducciones:
         a. "El anhelo para una conciencia recta para con Dios" (Goodspeed)
         b. "La oración por una conciencia limpia delante de Dios" (Moffat)
         c. "La petición delante de Dios por una buena conciencia" (Rotherham)
         d. "Una apelación a Dios por una conciencia clara" (RSV)
         e. "Una apelación a Dios por una buena conciencia" (NASV)
   -- Entonces alguien es bautizado porque desea una conciencia clara (por ejemplo, tener sus pecados perdonados)

     B. ESTO COINCIDE CON EL PROPÓSITO EVIDENTE DEL BAUTISMO...
      1. En la predicación apostólica, fue mandado el bautismo:
         a. "Para el perdón de los pecados" – Hech 2:38
         b. Para que los pecados de alguien fueran "lavados" – ver Hech 22:16
      2. Las personas en el tiempo del Nuevo Testamento que entendieron que eran pecadores estaban ansiosos de ser bautizados tan rápido como fuera posible – ver Hech 8:35-38
      3. Entonces alguien que es bautizado...
         a. Tiene una buena conciencia delante de Dios; y por supuesto, tiene su conciencia "purgada" por la sangre de Cristo – ver Heb 9:14
         b. ¡Tiene lavados sus pecados por medio de la sangre de Jesús y ellos pueden levantarse a una nueva vida a través del mismo poder de Dios que levantó a Jesús de entre los muertos!

CONCLUSIÓN

1. ¿Nos salva el bautismo?
   a. Muchos dicen "¡el bautismo NO nos salva!"
   b. Pero Pedro enseñó claramente "el bautismo que corresponde a esto ahora nos salva" (KJV)

2. ¿Cómo nos salva el bautismo? De acuerdo a Pedro...
   a. ¡Por medio de la resurrección de Jesucristo!
   b. ¡Como una apelación a una buena conciencia!

3. Esto nos ayuda a entender...
   a. El por qué lo mandó para el perdón de los pecados – Hech 2:38
   b. El por qué lo mandó aún para habían recibido en alguna forma el Espíritu – Hech 10:47-48

Si, por medio del poder de Dios que levantó a Jesús de entre los muertos, obrando en conjunción con nuestra fe en la sangre de Jesús, ¡el bautismo salva ciertamente a aquellos que están aspirando a tener una buena conciencia!

¿Es esencial el bautismo para la salvación? ¡Permita que la predicación y la enseñanza de los apóstoles de Cristo provean la respuesta! Creo que cuando lo hacemos, podemos ver como alguien debe tomar como suyas las palabras de Jesús sin temor a equivocarse:

        "El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere será condenado." – Mar 16:16

Es mi oración que si usted aún no ha respondido apropiadamente a la palabra del Señor, pondrá atención a las mismas palabras dadas a Pablo:

        "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando Su nombre." – Hech 22:16

¿Ha tenido una aspiración a una buena conciencia siendo bautizado en Cristo?

 

 

A un índice             A la página principal