El Bautismo - Un Estudio Especial


Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández
 



Cuando el "mono" se vea verde, píquele con el ratón para charlar conmigo.

Home Page

   

 

 

¿Qué Acerca del Bautismo de Infantes?
 


INTRODUCCIÓN

1. En el estudio anterior hemos visto que el bautismo...
   a. Es esencial para:
1) LA SALVACIÓN – Mr 16:16; Hech 2:38; 22:16
2) ADECUADO PARA LOS DISCÍPULOS DE CRISTO – Mt 28:19-20; Gál 3:27
   b. Es por inmersión, porque:
1) La palabra griega solo puede significar inmersión
2) Aspersión y rociamiento no se acomodan con las figuras usadas para describir el bautismo en el N.T.
3) Los eruditos son unánimes en señalar que la inmersión fue la práctica en la Biblia y en la iglesia primitiva

2. Permanecen dos cuestiones más que están frecuentemente en las mentes de las personas:
   a. ¿Deben ser bautizados los infantes?
   b. ¿Existe siempre una necesidad de ser "re-bautizado"?

[Este estudio debe considerar la pregunta "¿Qué Acerca del Bautismo de Infantes?" Mi primer punto es para sugerir que...]

I. EL "BAUTISMO DE INFANTES" NO ES UN BAUTISMO BÍBLICO

   A. EL BAUTISMO BÍBLICO REQUIERE INMERSIÓN...
      1. Hemos visto que la aspersión o el rociamiento no es un bautismo
      2. Por lo tanto el "bautismo de infantes" como es practicado comúnmente es en realidad un nombre erróneo
         a. El "rociamiento de infantes" o la "aspersión de infantes" debería ser la descripción correcta
         b. Solo si los infantes son sumergidos podría ser llamado "bautismo de infantes"
-- De hecho, la inmersión no es lo único que constituye el bautismo bíblico...

   B. EL BAUTISMO BÍBLICO REQUIERE CIERTOS REQUISITOS...
      1. El bautismo bíblico requiere FE – Hech 8:35-38
         a. Note la pregunta del eunuco, y la respuesta de Felipe
            1) "Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?"
            2) "Si crees de todo corazón, bien puedes."
-- Si alguien cree, podría ser bautizados – ver Mr 16:16
         b. Los infantes, sin embargo, ¡no son aptos para creer!
      2. El bautismo bíblico requiere ARREPENTIMIENTO – Hech 2:38
         a. Si alguien es un creyente arrepentido, podría ser bautizado
         b. ¡Pero los infantes no tienen capacidad para arrepentirse!

[La primera cosa para llegar a entender acerca del "bautismo de infantes" es que no es el bautismo en el sentido estricto de la palabra; no es el bautismo de que se habla en el N.T., el cual solo para aquellos que tuvieron fe y un corazón arrepentido.

Otro punto a considerar es...]

II. EL "BAUTISMO DE INFANTES" NO ES NECESARIO

    A. EL SURGIMIENTO DEL BAUTISMO DE INFANTES EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA...
      1. Aun aquellos que más tarde aprobaron el bautismo de infantes admiten que alguien no podría probarlo por medio de las Escrituras...
         a. "No puede ser probado por las Sagradas Escrituras que el bautismo de infantes fue instituido por Cristo, o que fue iniciado por los primeros cristianos posteriores a los apóstoles."
(MARTÍN LUTERO, Sobre el Re-bautismo)

      b. "El bautismo de infantes no fue establecido por Cristo ni por los apóstoles. En todos los lugares en donde encontramos la necesidad del bautismo notificado, ya sea desde el punto de vista dogmático o histórico, es evidente que solo fue significante para aquellos que fueron capaces de comprender la palabra predicado, y de ser convertidos a Cristo por un acto de su propia voluntad." (Jacobi, Artículo Sobre el Bautismo     en la Enciclopedia de la Literatura Bíblica, Vol I, pág. 287)
      2. Si esto es verdad, ¿cuándo inicio la práctica del "bautismo de infantes?
         a. La mención más temprana del bautismo de infantes es alrededor del 200 D.C.
         b. La práctica inició solo después que fue desarrollada la doctrina del "pecado original"
            1) "El temprano desarrollo teológico de la doctrina del pecado original contribuyó a la importancia del bautismo de infantes." (El Cristianismo a Través de los Siglos, pág. 160)
            2) Las bases completas del "bautismo de infantes", entonces, se basan en la suposición de que los infantes nacen en pecado

    B. ¿LOS NIÑOS NACEN EN PECADO?
      1. De hecho, la doctrina del "pecado original", significa cosas diferentes para diferentes personas
         a. Algunos lo entienden que se refiere solo a la inherente "naturaleza caída" de Adán, y no solamente a su culpa personal
         b. Pero la concepción común incluye también la idea inherente de la culpa del pecado de Adán, significando que los niños son nacidos en el pecado y la culpa de Adán
         c. Es este entendimiento que posteriormente guían a la práctica del bautismo infantil
      2. ¡Las personas no tenidas como responsables por los pecados de que se abstienen!
         a. Dios ha dicho claramente que el hijo no llevará el pecado del padre – Eze 18:20
         b. Pablo describe un tiempo en su vida cuando él vivió antes de llegar a ser un pecador – Rom 7:7-11
            1) De acuerdo a la idea común del pecado original, ¡esto habría sido imposible!
            2) Pero no si los niños nacen libres de la culpa del pecado y si permanecen así hasta que ellos alcanzan una edad de responsabilidad
      3. Considere también la naturaleza del NUEVO pacto – Heb 8:6-13
         a. Una de las características notables sobre el nuevo pacto es:
            1)"Y ninguno enseñará a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo:                         'Conoce al Señor'..."
            2) "Porque todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor de ellos." -- En otras palabras, ¡nadie entrará al nuevo pacto sin conocer ya al Señor!
         b. Distinto al ANTIGUO PACTO...
            1) Donde las personas entraban al pacto en virtud de nacer dentro de la familia (Israel)
            2) Donde los varones entraban al pacto en virtud de la circuncisión cuando tenían ocho días de nacidos
            3) ¡Donde en tanto que crecían y se hacían grandes iban a ser enseñados para conocer al Señor!
         c. Cuando es practicado el "bautismo de infantes", ¡este rasgo característico del nuevo pacto ya no está presente!
            1) Los niños, que han entrado supuestamente a un pacto asociado con el Señor, aun necesitan ser enseñados como ellos mientras crecen
            2) ¡Ellos tienen que ser enseñados para conocer al Señor!
         d. Este rasgo distintivo del nuevo pacto es verdadero solo cuando:
            1) El bautismo (el medio por el cual entramos a un pacto relacionado con el Señor hoy) es administrado a los creyentes arrepentidos
            2) Aquellos que entran al pacto han sido ya enseñados sobre el Señor (por medio del evangelio de Cristo)

CONCLUSIÓN

1. ¿Deben ser bautizados los infantes? La respuesta es "sí" si podemos mostrar...
   a. Un ejemplo en el N.T. donde los infantes fueron bautizados
   b. Que ellos reúnen los prerrequisitos de fe y de arrepentimiento requeridos para todos aquellos bautizados en el N.T.
   c. Que ellos pueden conocer al Señor de alguna forma antes de que entren a la relación del bautismo que se lleva a cabo, de tal forma que no necesiten ser enseñados para conocer al Señor

2. Pero los hechos bíblicos son...
   a. ¡No hay ningún caso de ¡bautismo de infantes" en el N.T.!
   b. ¡Solo aquellos que creen y que se han arrepentido podrían ser bautizados!
   c. ¡Para bautizar a los infantes deberíamos hacer que el punto referido en Heb 8:11           quedará sin ningún significado!

3. La conclusión lógica de la evidencia bíblica es que los niños...
   a. Nacen a este mundo sin la culpa personal de sus antepasados
   b. No están perdidos ni en necesidad de salvación
   c. Están "a salvo" (no "salvados," porque nunca estuvieron "perdidos")
   d. Permanecen salvos hasta que ellos alcanzan una edad de responsabilidad donde se vuelven culpables de sus pecados, y en necesidad de salvación

4. ¿Qué pasa si usted fue "bautizado" como un infante?
   a. Lo más probable es que usted no fue bautizado realmente (sumergido), simplemente fue "rociado"
   b. Aun si fue sumergido, no fue el "bautismo bíblico", el cual requiere la fe y el arrepentimiento
-- ¡Entonces Usted está aun en necesidad de obedecer la Palabra del Señor!

No ponga su fe en las tradiciones de los hombres, o en las doctrinas de alguna iglesia; ¡Ponga su fe en la Palabra de Dios, y obedézcala como corresponde!
 

 

A un índice             A la página principal