Home page


El Espíritu Santo de Dios

Por Mark Copeland

Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 
Los Pecados Contra El Espíritu Santo

INTRODUCCIÓN

1. Hemos visto dónde el Espíritu Santo está ciertamente activo en el plan de la redención de Dios...
   a. Revelando y confirmando la Palabra de Dios – Heb 2:3-4
   b. Convenciendo a los corazones del pecado por medio de la Palabra – Jn 16:7
   c. Regenerando a aquellos que responden al evangelio – Jn 3:5
   d. Morando en aquellos que obedecen el evangelio – Hech 2:38; 1 Cor 6:19
   e. Guiando a aquellos que caminan en el Espíritu – Gál 5:16-18,25
   f. Produciendo el fruto del Espíritu en aquellos así guiados – Gál 5:22-23
   g. Fortaleciendo a aquellos que están buscando agradar a Dios – Ef 3:16
   h. Sirviendo como un sello, marcando a los cristianos como propiedad de Dios – Ef 1:14

2. A causa de la actividad del Espíritu, es posible para nosotros pecar contra el Espíritu...
   a. Podemos resistir al Espíritu – Hech 7:1
   b. Podemos apagar al Espíritu – 1 Tes 5:19
   c. Podemos contristar al Espíritu – Ef 4:30
   d. Podemos afrentar al Espíritu – Heb 10:29
   e. Podemos blasfemar al Espíritu – Mt 12:31-32

   [Por temor a ser culpables de pecar contra el Espíritu, examinemos como tales pecados son posibles...]

I. RESISTIR AL ESPÍRITU

   A. LA ADVERTENCIA...
      1. Esteban condenó a sus oyentes por resistir al Espíritu – Hech 7:51
      2. ¿Cómo hicieron esto? Persiguiendo (en este caso, resistiendo) a los profetas – Hech 7:52
         a. Los cuales predijeron la venida de Cristo
         b. En los cuales estaba trabajando el Espíritu de Cristo – ver 1 Ped 1:10-11
   -- ¡Resistir al Espíritu que guió a los profetas resultó en su resistencia al Espíritu!

   B. LA APLICACIÓN...
      1. El mismo Espíritu guió a los apóstoles de Cristo a predicar el evangelio – ver 1 Ped 1:12; Rom 15:19
      2. Podemos resistir hoy a los apóstoles
         a. Rehusándonos a obedecer su palabra – ver 1 Cor 14:37
         b. Rehusándonos a someternos a su doctrina – ver Hech 2:42
   -- ¿Somos culpables de resistir el Espíritu, resistiendo las palabras de los apóstoles?

   [Ciertamente aquellos que rehúsan obedecer el evangelio son culpables de resistir el Espíritu, pero pueden ser culpables aun aquellos que son cristianos. Los cristianos también pueden ser culpables de...]

II. APAGAR AL ESPÍRITU

    A. LA ADVERTENCIA...
      1. Escrita a la iglesia en Tesalónica – 1 Tes 5:19
      2. ¿Cómo podrían ellos llegar a ser culpables de esto?
         a. Apagar significa extinguir, suprimir, sofocar
         b. No debían suprimir ninguna cosa que apagara al Espíritu que estaba obrando en ellos
      3. Dos ejemplos...
         a. Los tesalonicenses podían menospreciar las profecías – ver 1 Tes 5:20
   ("No menospreciéis las profecías" NRSV)
         b. Timoteo fue animado a no descuidar su don – 1 Tim 4:14; 2 Tim 1:6
   -- ¡Suprimiendo (o descuidando) la obra del Espíritu se está apagando al Espíritu!

    B. LA APLICACIÓN...
      1. El Espíritu está obrando hoy en nuestras vidas
         a. Enseñándonos y guiándonos por medio de Su palabra revelada – ver Ef 6:17
         b. Fortaleciéndonos por medio de Su morada – ver Ef 3:16,20
         c. Produciendo el fruto del Espíritu mientras somos guiados así – ver Gál 5:22-23
      2. Pero somos negligentes o ahogamos el esfuerzo del Espíritu...
         a. Cuando fallamos en leer y poner atención a la Palabra de Dios
b. Cuando fallamos en orar, pidiendo por fortaleza
         c. Cuando fallamos en producir el fruto del Espíritu
   -- ¿Somos culpables de apagar el Espíritu, por medio de nuestra propia negligencia?

   [Otro pecado contra el Espíritu del que Pablo advirtió a los cristianos es acerca de...]

III. CONTRISTAR AL ESPÍRITU

     A. LA ADVERTENCIA...
      1. Escrita a los efesios – Ef 4:30
      2. ¿Qué significa contristar?
         a. Provocar aflicción, afectar con tristeza
         b. Ofender
      3. ¿Cómo podríamos contristar al Espíritu?
         a. Por el habla corrompida – ver Ef 4:29
         b. Hablando con amargura, enojo, ira – ver Ef 4:31
   -- Cuando los cristianos pecan, ¡ellos contristan al Espíritu que mora en ellos!

     B. LA APLICACIÓN...
      1. El Espíritu desea producir un buen fruto en los cristianos...
         a. El fruto de palabras de gracia que edifiquen a otros – ver Ef 4:29
         b. El fruto de una conducta graciosa que bendiga a aquellos que nos rodean – ver Ef 4:28,32
      2. Pero hacemos que el Espíritu se aflija cada vez que...
         a. Salen palabras malsanas de nuestras bocas
         b. ¡Nos empeñamos en una conducta impropia de aquellos que han sido sellados (marcados) para el día de la redención!
   -- ¿Somos culpables de contristar por nuestra habla o conducta al Espíritu que mora en nosotros?

   [Tan malo como es para los cristianos apagar el Espíritu (por medio de la negligencia) o contristar al Espíritu (por medio de la desobediencia), ¡puede lograrse algo peor! Podemos aún ser culpables de...]

IV. AFRENTAR AL ESPÍRITU

    A. LA ADVERTENCIA...
      1. Escrita a los hebreos – Heb 10:29
      2. ¿Qué significa afrentar al Espíritu de gracia?
         a. KJV, ASV, "afrentar el Espíritu de gracia"
         b. NRSV, "agravar el Espíritu de gracia"
      3. El contexto pertenece a pecar voluntariamente – ver Heb 10:26-31
         a. Pecar persistentemente con pleno conocimiento y no desear arrepentirse
         b. Conducta que pisotea a Cristo, y considera Su sangre una cosa común
         c. Por lo cual permanece un juicio horrible y ardiente
   -- ¡Los cristianos pueden llegar a estar tan endurecidos por el pecado que afrentan al Espíritu por medio de una conducta escandalosa!

    B. LA APLICACIÓN...
      1. Necesitamos estar prevenidos del peligro de la apostasía – Heb 3:12-14
         a. Podemos ser endurecidos por el engaño del pecado
         b. Podemos apartarnos del Dios vivo
         c. Debemos mantener el principio de nuestra confianza (fe) hasta el fin – Apoc 2:10
      2. Llegamos a ser culpables de afrentar al Espíritu...
         a. Cuando pecamos voluntariamente, con pleno conocimiento de nuestro pecado
         b. Cuando no hemos deseado arrepentirnos – ver Heb 6:4-8
   -- Pecar por medio de la ignorancia o la debilidad entristece al Espíritu, ¡pero pecar voluntariamente afrenta al Espíritu!

   [Finalmente, notemos que Jesús advirtió acerca de...]

V. BLASFEMAR AL ESPÍRITU

   A. LA ADVERTENCIA...
      1. Jesús habló a los fariseos del pecado imperdonable – Mt 12:31-32
         a. Él poco antes había sanado a un endemoniado – Mt 12:22-23
         b. Los fariseos atribuyeron Su poder a Belcebú (Satanás) – Mt 12:24
         c. Él ilustró lo absurdo de su acusación – Mt 12:25-28
         d. Él explica la implicación y la necesidad de echar fuera a los demonios por el Espíritu de Dios
            1) El reino (gobierno o reino, poder) de Dios ha venido – Mt 12:28
            2) Para que tal cosa se complete, el hombre fuerte (Satanás) debe ser atado – Mt 12:29
            3) Esto lo cumplió finalmente Jesús por medio de Su muerte y resurrección – ver Jn 12:31-33; Rom 14:9; Col 2:15; Heb 2:14-15; Apoc 1:18
      2. ¿Qué es la blasfemia contra el Espíritu Santo?
         a. Es atribuir el poder de Jesús a un espíritu inmundo – ver Mr 3:28-30
         b. Es atribuir la obra del Espíritu Santo a Satanás (B.W. Johnson)
      3. ¿Por qué es imperdonable este pecado? Cuando alguien concluye que el poder de Jesús era del demonio...
         a. Él ha rechazado la evidencia que produce la fe en Jesús
         b. Él ha rechazado los esfuerzos de Dios por salvar a aquellos en pecado
   -- Cuando uno está dispuesto a creer que Jesús estaba en alianza con el demonio, ¡la fe salvadora no es posible!

   B. LA APLICACIÓN...
      1. Debemos ser cuidadosos de no rechazar el testimonio del Espíritu
         a. Es el medio por el cual Dios dio testimonio de Jesús – ver Hech 10:38
         b. De otra forma podemos descuidar esa "gran salvación" – ver Heb 2:3-4
      2. Si rechazamos el testimonio del Espíritu Santo...
         a. Rechazamos el último esfuerzo celestial para salvar al hombre (Ferrel Jenkins, El Dedo de Dios, pág. 45)
         b. Rechazamos la evidencia que convence del pecado (ibid.)
   -- Las consecuencias de rechazar el testimonio del Espíritu son serias, ¡privándolo a uno del perdón encontrado solo en Cristo!

CONCLUSIÓN

1. Los pecados contra el Espíritu pueden guiar progresivamente a la apostasía...
   a. Resistir al Espíritu puede guiar a apagar el Espíritu
   b. Apagar el Espíritu puede guiar a contristar el Espíritu
   c. Contristar el Espíritu puede guiar a afrentar el Espíritu
   d. Afrentar el Espíritu puede guiar a blasfemar el Espíritu
   e. Blasfemar el Espíritu puede guiar a una condición donde el perdón no es posible

2. Note la triste condición de aquellos que han caído en la apostasía – ver Heb 6:4-6
   a. Este pasaje describe la condición de aquellos que en algún tiempo:
      1) Fueron iluminados
      2) Probaron el don celestial
      3) Llegaron a ser participes del Espíritu Santo
      4) Gustaron la buena palabra de Dios
      5) Probaron los poderes del siglo venidero
   b. Sin embargo habían caído al punto:
      1) Donde era imposible renovarlos para arrepentimiento
      2) Donde estaban crucificando de nuevo al Hijo de Dios, exponiéndolo a vituperio

   ¿Cómo prevenir tal final tan triste? ¡Asegurándonos de que no somos culpables de "Los Pecados Contra El Espíritu Santo"!

 
 


Cuando el "mono"se vea verde,
clic, estoy a la mano para charlar.
 
 

A Contenido

 
hit counter
html hit counter