Home page

El Espíritu Santo de Dios

Por Mark Copeland

Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez

 
 
Resumen: El Espíritu Santo, Entonces y Ahora


INTRODUCCIÓN

1. En este estudio hemos discutido varios aspectos del Espíritu Santo...

a. Por qué es importante tal estudio   g. El don del Espíritu
b. La personalidad del Espíritu   h. La morada del Espíritu
c. La deidad del Espíritu   i. La guía del Espíritu
d. La obra del Espíritu   j. El fruto del Espíritu
e. La promesa del Espíritu   k. Los dones del Espíritu
f. El bautismo del Espíritu   l. Los pecados contra el Espíritu
 
 

2. El Espíritu Santo ciertamente es un asunto retador para estudiar...
   a. Lo cual podría explicar la diversidad de puntos de vista que tiene la gente
   b. Lo cual debe animarnos a un sentido de precaución y de humildad

3. Sin embargo es necesario estudiar mucho, porque muchas personas...
   a. Reclaman que el Espíritu Santo los guía de una forma o de otra
   b. Basan su fe sobre lo que ellos creen que el Espíritu les dice
   -- ¡Pero cuando tales personas vienen con creencias contradictorias, algo está mal!

4. Parte de la dificultad podría ser una falla en distinguir entre la obra del Espíritu...
   a. Su obra que fue temporal, única al inicio de la iglesia
   b. Su obra que es duradera, continua hasta que venga Cristo

   [En esta lección final, deseo ofrecer un resumen con un enfoque sobre la ilustración de esta distinción...]

I. EL ESPÍRITU SANTO ENTONCES

   A. LA PROMESA DEL ESPÍRITU...
      1. Prometido por Dios (por medio de Joel) – Joel 2:28-29
      2. Prometido por Juan el Bautista – Mt 3:11; Mr 1:8; Luc 3:16
      3. Prometido por el mismo Jesús – Hech 1:4-5
   -- El cumplimiento de la promesa ocurre en Pentecostés – Hech 2:1-22, 32-33

   B. LA OBRA DEL ESPÍRITU...
      1. Como fue definida por Juan el Bautista – Mt 3:11-12
         a. Para servir como un aventador en la mano del Señor
         b. Separando el trigo de la paja, recogiendo el trigo en el granero
      2. Como fue definido por Jesús a Sus apóstoles
         a. Para guiarlos a toda la verdad – Jn 16:12-13
            1) Enseñándoles todas las cosas – Jn 14:26a
            2) Recordándoles lo que Jesús les había dicho – Jn 14:26b
            3) Atestiguando junto con los apóstoles – Jn 15:26-27
   -- Esto hizo el Espíritu por medio de señales y prodigios, confirmando la Palabra – Mr 16:17-20; Heb 2:3-4
         b. Convencer al mundo – Jn 16:7-11
            1) De pecado – Jn 16:9
            2) De justicia – Jn 16:10
            3) De juicio – Jn 16:11
   -- Esto hizo el Espíritu por medio de la predicación del evangelio – ver Hech 24:24-25

   C. LAS BENDICIONES DEL ESPÍRITU...
      1. El don del Espíritu
         a. Prometido a todo aquel que obedece – Hech 2:38; 5:32
         b. Más sobre esto y las bendiciones relacionadas en la siguiente sección
      2. Los dones del Espíritu
         a. Manifestaciones milagrosas del Espíritu – 1 Cor 12:1,4-11
         b. Impartida por la imposición de las manos de los apóstoles – ejemplo, Hech 8:14-18; 19:1-7; Rom 1:11; 2 Tim 1:6
         c. Disfrutada por algunos, pero no por todos
            1) No todos podrían sanar, ni hablar en lenguas – ver 1 Cor 12:29-30
            2) Algunos estuvieron "sin don" (NASB) – ver 1 Cor 14:16,23
         d. Para el beneficio de todos, no solo de los poseedores de los dones
            1) Para revelar la verdad – ver 1 Cor 14:6
            2) Para confirmar la verdad – ver 1 Cor 14:22
         e. Temporales en su duración
            1) Para terminar cuando el conocimiento está completo – 1 Cor 13:8-12
            2) En tanto que la fe, la esperanza y el amor permanecerán – 1 Cor 13:13
      3. El ungimiento del Espíritu
         a. Dicho por Pablo en 2 Cor 1:21
         b. También por Juan en 1 Jn 2:20,27
            1) Capacitando a alguien para conocer todas las cosas
            2) Sin necesidad de ser enseñado por nadie
         c. Probablemente refiriéndose a aquellos que poseían los dones del Espíritu
   -- Muchas de estas bendiciones estaban relacionadas al proceso de la revelación de la Palabra de Dios

   [La promesa, la obra, y las bendiciones del Espíritu Santo tienen un inicio asombroso y milagroso. En tanto que algunos de estos fueron provistos temporalmente, muchos parecen ser duraderos, continuando hasta la venida de Cristo. Nuestro enfoque ahora gira hacia lo que podría ser de interés especial para nosotros hoy en día...]

II. EL ESPÍRITU SANTO AHORA

    A. LA PROMESA DEL ESPÍRITU...
      1. Prometida por Jesús – Jn 7:37-39
         a. A todos los que creen en Él
         b. Una dispensación especial del Espíritu, diferente de cualquiera anterior; entonces diferente de...
            1) Las obras milagrosas del Espíritu
            2) Las influencias normales por medio de la Palabra
      2. Prometida por Pedro – Hech 2:38-39; 5:32
         a. A todos aquellos que se arrepienten y son bautizados
         b. A aquellos que obedecen a Dios
   -- Esta promesa del Espíritu se relaciona a Su morada y a las bendiciones que la acompañan (ver abajo)

    B. LA OBRA DEL ESPÍRITU...
      1. Convencer al mundo por medio del evangelio
         a. Convencerlos de pecado, de justicia y de juicio – Jn 16:7-11
         b. Haciéndolo por medio del evangelio
            1) El instrumento diseñado para producir fe – Rom 10:17; Col 1:5-6
            2) El poder de Dios para salvar – Rom 1:16-17; 1 Cor 1:18; 1 Tes 2:13; Heb 4:12; Sant 1:21
      2. Regenerar a aquellos que responden
         a. Salvándolos por medio del lavamiento de la regeneración (el bautismo) – Tito 3:4-6; Hech 22:16
         b. Ocasionando que ellos nazcan de nuevo, en conjunción con la Palabra – 1 Ped 1:22-23
      3. Para santificar a aquellos que son salvos
         a. Un proceso iniciado cuando son lavados y justificados – 1 Cor 6:11
         b. Un proceso que continua con la ayuda de la Palabra – ver Jn 17:17; Hech 20:32; 1 Tes 5:23; 2 Tim 2:21
   -- Esta obra del Espíritu es duradera, llevada a cabo con la ayuda de bendiciones involucrando al Espíritu (ver enseguida)

    C. LAS BENDICIONES DEL ESPÍRITU...
      1. El don del Espíritu – Hech 2:38-39; 5:32
         a. Morando en el cristiano – Rom 8:9-11; 1 Cor 6:19
            1) Capacitándolo para vencer a la carne – Rom 8:12-13
2) Fortaleciéndonos en el hombre interior – Ef 3:16,20; Fil 2:12-13; 4:13
            3) Intercediendo en nuestro favor – Rom 8:26-27
         b. Sirviéndonos como un sello y unas arras
            1) Un sello marcándonos como pertenencia de Dios – Ef 1:13; 4:30; 2 Cor 1:22
            2) Unas arras o garantía como una promesa de nuestra herencia – Ef 1:14; 2 Cor 1:22
      2. El fruto del Espíritu en nuestras vidas
         a. Guiando a aquellos que caminan en el Espíritu – Gál 5:16-18; Rom 8:5-6
         b. Produciendo las gracias de la conducta como cristianos – Gál 5:22-26
         c. Engendrando un amor dependiente de Dios como nuestro Padre – Gál 4:6; Rom 8:15-16
         d. Llenándonos con esperanza – Rom 15:13
   -- Estas bendiciones del Espíritu provistas tanta interna (por medio de Su morada) como externamente (por medio de la Palabra de Dios)

CONCLUSIÓN

1. La promesa del Espíritu, la obra, y las bendiciones al inicio de la era cristiana...
   a. Incluido el proceso necesario de revelación y de confirmación de la Palabra de Dios
   b. Fue llevada a cabo por oficios especiales (apóstoles, profetas) y dones (señales, prodigios)
   -- Una vez que la Palabra fue totalmente revelada, las manifestaciones milagrosas llegaron a su fin

2. Aun la promesa del Espíritu, la obra, y las bendiciones a lo largo de toda la era cristiana...
   a. Incluyen el importante proceso de convencimiento, regeneración y santificación de las almas
   b. Es llevado a cabo por la predicación del evangelio, y el don del Espíritu dado a aquellos que obedecen
   -- En tanto que no hay ninguna manifestación milagrosa, es no obstante una operación Divina

3. Muchos desafían la idea de que las manifestaciones milagrosas del Espíritu terminaron cuando la Palabra fue completamente revelada y confirmada...
   a. Pero la carga de la prueba descansa sobre aquellos que afirman que tales dones continúan
   b. Todo lo que ellos necesitan hacer es demostrar que efectivamente poseen los dones
   c. Porque tal era el propósito de los dones, ¡convencer a los incrédulos! – ver 1 Cor 14:22
   -- Cuando muchos discípulos creyentes de la Biblia no están convencidos de que tales reclamaciones son reales, ¿qué nos dice eso sobre la validez de tales "señales"?

4. Pero en la reacción a muchas falsas reclamaciones sobre el Espíritu Santo, debemos ser cuidadosos de no...
   a. Apagar el Espíritu negando Su obra en nuestra salvación
   b. Contristando al Espíritu al fallar en buscar Su ayuda para vivir vidas santas
   -- Si vivimos por el Espíritu, ¡andemos también por el Espíritu! – ver Gál 5:25

   Cerramos nuestro estudio con estas dos bendiciones del apóstol Pablo:

   "Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo." – Rom 15:13

   "La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo [sean] con todos vosotros. Amén."
 

 
 


Cuando el "mono"se vea verde,
clic, estoy a la mano para charlar.
 
 

A Contenido

hit counter
html hit counter