EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

Toda Palabra Ociosa (12:36-37)

INTRODUCCIÓN

1.    Los estándares de Dios son muy diferentes a los del mundo – ver Isa 55:8,9

2. Un ejemplo notable de esta diferencia se relaciona con lo que uno habla...

3. El habla es importante, porque revela el corazón del hombre...

a.    De la abundancia del corazón habla la boca – Mt 12:34

b.    Entonces el habla revela el tipo de tesoros almacenado en el corazón del hombre – Mt 12:35

4. Por esta razón...

a.    ¡Las propias palabras serán tomadas en cuenta en el día del juicio!

b.    Debemos dar el debido cuidado a las palabras que usamos

c.    ¡Es imperativo que nuestra habla se mantenga dentro de los estándares de Dios y no en los del mundo!

[En esta lección, debemos revisar lo que la Biblia enseña en relación al habla aceptable y a la no aceptable. Iniciamos catalogando algunos tipos de habla que son condenadas en las Escrituras...]

I. LAS PALABRAS OCIOSAS POR LAS CUALES SEREMOS JUZGADOS

A.    ALGUNOS EJEMPLOS OBVIOS DEL HABLA INACEPTABLE

1.    Usando el nombre del Señor en vano – Ex 20:7

a.    Esto es, sin una actitud de reverencia sincera

b.    Uno puede ser culpable en esta dos formas:

1)    Usando el nombre del Señor para jurar o blasfemar

2)    Usando vanas repeticiones de Su nombre

c.    Aplicado también al nombre de Jesús, porque Su nombre debe ser sostenido con honor – Fil 2:9-11

2.    Palabras que son viles – Ver 1 Ped 3:10

a.    Palabras mentirosas, o aquellas que causan tropiezo entre hermanos – Prov 6:16-19

b.    Palabras lisonjeras – Rom 16:18

c.    Lenguaje deshonesto – Ef 5:4

B.    OTROS EJEMPLOS DE HABLA INACEPTABLE...

1.    El exceso de palabras – Sant 1:26; Prov 10:19; 13:3

2.    Palabras apresuradas – Prov 29:20; ver Sant 1:19

3.    Hablar mal de otros

a.    De los que están en autoridad – Ex 22:28; Judas 8

b.    De los que nos rodean – Mt 5:21-22

4.    La adulación – Sal 12:1-4; ver Rom 16:18

5.    Los juramentos – Mt 5:33-37; Sant 5:12

6.    Cualquier palabra corrompida – ver Ef 4:29

a.    Incluyendo algunos eufemismos (una expresión inofensiva sustituida por una considerada ofensiva)

b.    Algunos ejemplos de eufemismo (¡bendito! [para significar maldito], ¡suéltalo!, ¡tonterías!, ¡cielos!, ¡caramba!)

c.    ¿Cuál es el error de tales expresiones?

1)    Significan las mismas cosas pero con palabras menos ofensivas

2)    Son las mismas emociones injustas ocultas en el eufemismo o en su equivalente

3)    Reflejan una actitud del corazón contraria al espíritu propio de la conducta cristiana – ver Ef 4:31-32; Col 3:8-15

[Con frecuencia nuestra habla es por el hábito...pero tal hábito refleja “la abundancia del corazón”, por ejemplo, lo que ha sido permitido para que habite en el corazón y que revela la verdadera naturaleza de nuestros corazones cuando son usadas de tal forma. Mientras que intentamos almacenar un “buen tesoro” en nuestros corazones (ver Mt 12:35), aquí están...]

II. ALGUNOS PRINCIPIOS PARA EL HABLA ACEPTABLE

A.    DOS GUÍAS BÁSICAS...

1.    Nuestra habla debe guiarnos a la edificación – Ef 4:29

a.    Aquella que ánima y edifica

b.    Aquella que extiende la gracia a otros – ver Col 4:6

1)    Por ejemplo, las respuestas blandas en las conversaciones – Prov 15:1

2)    Por ejemplo, las palabras que son apacibles a los que las oyen – Prov 15:4,23; 25:11

2.    Nuestra habla debe ser caracterizada con acciones de gracia – Ef 5:3-4

a.    Una actitud apropiado de los santos – ver Col 1:12; 2:7; 3:15,17; 4:2

b.    En tanto que la murmuración y la contienda no son apropiadas – ver Fil 2:14-15

B.    TAL HABLA REQUIERE PRUDENCIA...

1.    El justo tendrá cuidado de su habla – Prov 15:28

2.    El justo se preocupará de lo que sale de su boca

a.    Porque él sabe que su habla refleja la verdadera condición del corazón – Mt 12:34-35; 15:17-20

b.    Y él busca a Dios por ayuda, aun aceptando el rechazo de otros – Sal 141:3-5

CONCLUSIÓN

1.    Ha sido mi propósito...

a.    Acordarnos de las palabras de Jesús en Mt 12:36-37

b.    Prevenirnos sobre que tan fácil es pecar con nuestra habla

c.    Recordarnos del habla con gracia que debe salir de nuestras bocas

2.    Espero haber estimulado a su pensamiento para dar una consideración cuidadosa a los estándares de Dios; podría cada uno de nosotros tener el mismo deseo tal y como fue expresado en la oración del salmista:

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.”

Sal 19:14

Al índice

 
  hit counter
  html hit counter