EL EVANGELIO DE MATEO

“LAS PARÁBOLAS DE JESÚS”

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 


El Sembrador [Las Cuatro Tierras] (Mt 13:3-9,18-23)


INTRODUCCIÓN
 

1.    Cuando Jesús fue predicando el evangelio del reino de los cielos (ver Mt 4:17,23), no siempre encontró una audiencia receptiva...

a.    Aun cuando hizo obras poderosas, algunos no se arrepintieron – Mt 11:20-24

b.    Algunos trataron de embaucarlo, de tal manera que pudieran tener razones para acusarlo – Mt 12:9-14

-- Fue por esta razón que Jesús empezó a enseñar públicamente en “parábolas” – Mt 13:10-13

2.    El problema que Jesús encaró fue que mucha gente, aunque tenían oídos para oír, sus oídos se hicieron “pesados para oír” – Mt 13:14-15

3. Para ilustrar este problema, Jesús dijo una parábola que ha llegado a ser conocida como “La Parábola del Sembrador”

a.    Puede ser llamada apropiadamente “La Parábola de las Cuatro Tierras”

b.    O “La Parábola de la Siembra”

-- Fue dicha por Jesús para ilustrar las diferentes reacciones al mensaje del evangelio

3.    La misma parábola es registrada en Mt 13:3-9 (también Mr 4:3-9; Luc 8:4-8) – LEA POR FAVOR

a.    Es una de las pocas parábolas en la cual tenemos realmente la propia interpretación de Jesús de la parábola

b.    La importancia de esta parábola particular de esta parábola particular es aumentada por las palabras de Jesús registrada en Mr 4:13...

“¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas?”

[El valor de esta parábola se vuelve más claro a la luz de la explicación de Jesús, porque por ella podemos vernos a nosotros mismos como somos realmente en relación a cómo hemos recibido la Palabra en nuestras vidas...] 

I. LA EXPLICACIÓN DE LA PARÁBOLA

   A. “EL SEMBRADOR”

1.    No mencionado específicamente, pero compare Mt 13:37

a.    Esto es una explicación de “La Parábola del Trigo y la Cizaña”

b.    En la cual Jesús explica que “El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre”

2.    Así es probable que el “sembrador” en esta parábola tuvo referencia inmediata a Jesús

3.    Pero es un uso acertado de la parábola aplicarla hoy a cualquiera que proclama fielmente el mensaje del Hijo del Hombre

   B. “LA SEMILLA”...

1.    La semilla es “la palabra del reino” – Mt 13:19ª

2.    Por ejemplo, el evangelio del reino, el cual fue el tema de la predicación de Jesús – Mt 4:23

3.    También fue un elemento importante de la predicación apostólica – ver Hech 8:12; 28:30-31

   C. “EL DE JUNTO AL CAMINO” (La Primera Tierra)...

1.    Esta tierra representa uno que “oye...y no entiende” – Mt 13:19ª

2.    Lo más probable es que éstos sean aquellos que han endurecido sus oídos antes de oír la Palabra – ver Mt 13:15

3.    Los “pájaros” representan a “el malo” (llamado “el diablo” en Luc 8:12)

a.    Quien arrebata la Palabra de aquellos cuyos oídos están endurecidos

b.    Su condición entonces es una de estar “cegados” por Satán para el evangelio – ver 2 Cor 4:3-4

c.    Si bien es cierto que Satanás contribuye a su ceguera, ¡es precipitada por su propia dureza de corazón!

   D. “EL DE LOS PEDREGALES” (La Segunda Tierra)...

1.    Esta tierra representa alguien que...

a.    “oye la Palabra, y al momento la recibe con gozo” – Mt 13:20

b.    “pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración” – Mt 13:21ª

c.    “pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la Palabra, luego tropieza” – Mt 13:21b

2.    Algunos oyen la Palabra y la reciben con gran gozo...

a.    Pero sin raíz, ellos no son cimentados en la Palabra

b.    Así que cuando vienen los problemas, no hay resistencia y ocurren los tropiezos

3.    Aquí aprendemos que una recepción emocional sin un fundamento fuerte basado sobre la Palabra no nos capacitará para mantenernos en contra de las tribulaciones y de las persecuciones

   E. “EL DE LOS ESPINOS” (La Tercera Tierra)...

1.    Esta tierra representa aquella que...

a.    “oye la Palabra” – Mt 13:22ª

b.    Pero cuya habilidad para llevar fruto es estrangulada por:

1)    “el afán de este siglo” – Mt 13:22b

2)    “el engaño de las riquezas” – Mt 13:22c

3)    “los placeres de la vida” – (añadido en Luc 8:14)

2.    El como estas tres “espinas” pueden causarnos el estar sin frutos es explicado en otras porciones de la Palabra de Dios...

a.    El afán de este siglo

1)    Puede causarnos el no estar preparados – ver Luc 21:34-36

2)    El mal en afanes y en la ansiedad es que ellos pueden distraer nuestras mentes de lo que es verdaderamente importante – ver Luc 12:29-32

b.    El engaño de las riquezas

1)    El peligro se describe en 1 Tim 6:9-10

2)    De nuevo, lo malo de las riquezas consiste en desviar nuestra atención de Dios, y en sentirnos auto suficientes – 1 Tim 6:17

c.    Los placeres de la vida

1)    Aquellos que se involucran en la carne en particular desvían sus mentes de las cosas del Espíritu – ver Gál 5:17

2)    ¡Sembrar para la carne hace imposible segar para el Espíritu! – Gál 6:7-9

 

   F. “LA BUENA TIERRA” (La Cuarta Tierra)...

1.    Esta tierra representa al que...

a.    “oye y entiende la Palabra” – Mt 13:23ª

b.    “da fruto; y produce” – Mt 13:23b

c.    Lucas agrega que los que oyen “con corazón bueno y recto retienen la Palabra oída”, y entonces “dan fruto con perseverancia” – Luc 8:15

 

2.    Aquellos con “un corazón bueno y recto”, entonces, son los únicos...

a.    Que entenderán la Palabra

b.    Que permanecerán, ¡y con paciencia producirán frutos en sus vidas!

3.    Serán como los de Berea, los cuales fueron alabados por ser más nobles, como es manifestado por la forma en que ellos:

a.    “recibieron la Palabra con toda solicitud”

b.    “escudriñaban cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” – Hech 17:11

4.    Note la importancia del “entendimiento” en cuanto a “dar frutos”...

a.    Jesús hizo la conexión entre los dos en esta parábola – Mt 13:23

b.    Pablo conecta a los dos cuando escribe del evangelio produciendo fruto entre los colosenses “desde el día que oísteis (NASV dice “entendísteis”) la gracia de Dios en verdad” – Col 1:5-6

-- Cuando alguien “entiende”, lo más probable es que “dará frutos”;

   ¡pero la clave para entender es tener un “corazón bueno y recto” que esté dispuesto a escuchar y aprender!

5.    ¿Y qué tipo de “fruto” dará uno? Hay diferentes tipos...

a.    El fruto de ganar almas para Cristo – Rom 1:13

b.    El fruto de la santificación práctica – Rom 6:22

c.    El fruto de compartir las cosas materiales – Rom 15:27

d.    El fruto del Espíritu (por ejemplo, un carácter semejante a Cristo) – Gál 5:22-23

e.    El fruto de las buenas obras – Col 1:10

f.    El fruto de la alabanza y fruto de labios – Heb 13:15

6.    Una observación importante es que no todo producirá la misma cantidad...

a.    “y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno” – Mt 13:23

b.    Como se ilustra en la Parábola de los Talentos, a algunos se les podría dar más de acuerdo a sus habilidades para usar lo que Dios les ha dado – Mt 25:14-15

c.    Cualquiera que sea nuestra habilidad, deberíamos ejercerla en conformidad – ver 1 Ped 4:10-11

[Con la explicación dada por el mismo Jesús, deberíamos tener poco problema para entender La Parábola del Sembrador y las verdades espirituales que Jesús estaba enseñando.

Sin embargo, una cosa es entenderla, y otra muy diferente aplicarla. Al buscar hacer la aplicación en una manera que provoque sus pensamientos, permítame preguntar “¿Qué tipo de tierra es usted?”]


II. LA APLICACIÓN DE LA PARÁBOLA

    A. ¿ES USTED COMO EL DE “JUNTO AL CAMINO”?

1.    Si Usted ha oído el evangelio de Cristo y de Su reino, pero aun no es un cristiano...

2.    ¡Usted podría estar en el proceso de endurecer su corazón entre más tiempo espere!

3.    Usted es susceptible de alguna forma al engaño de Satanás, ¡para cegarse y no permitir que la Palabra de Dios tenga su efecto pretendido!

    B. ¿ES USTED COMO EL DE “LOS PEDREGALES”?

1.    Si usted respondió al evangelio en alguna ocasión, pero no está siendo arraigado en la fe...

2.    ¡Usted probablemente caerá cuando la persecución y la tentación vengan a su camino!

    C. ¿ES USTED COMO EL DE “ENTRE LOS ESPINOS”?

1.    Si usted respondió al evangelio en alguna ocasión, pero se está convirtiendo en alguien demasiado preocupado con los cuidados, con las riquezas, y con los placeres de este mundo...

2.    ¡Usted no será capaz de dar mucho fruto!

-- ¡Y recuerde lo que dijo Jesús acerca del pámpano que no dio fruto! – Jn 15:1-6

    D. ¿ES USTED COMO “LA BUENA TIERRA”?

1.    Si usted respondió al evangelio, y está dando frutos...

2.    Entonces usted ha demostrado varias cosas importantes:

a.¡Usted tiene un corazón noble!

b.¡Usted ha llegado a entender la Palabra!

c.¡Usted se ha sostenido con paciencia!

3.    ¡Y así la Palabra de Dios ha sido capaz de producir su efecto pretendido en usted!

CONCLUSIÓN

1.    Cuando Jesús terminó la enseñanza de Su parábola del Sembrador, Él clamó:

“¡El que tiene oídos para oír, oiga!” – Mt 13:9

2.    De la explicación del mismo Jesús, ¡claramente aprendemos que no todos aquellos que tienen oídos para oír, realmente escuchan!

3.    Es importante que escuchemos bien cuando la Palabra de Dios está siendo proclamada, porque así es como se obtiene la fe – Rom 10:17

4.    ¿Qué tan bien ha escuchado USTED esta parábola de Jesús y Su explicación?

a.    Si usted es cualquiera otra cosa que la llamada “buena tierra”, ¡necesita arrepentirse hoy!

b.    Porque en el siguiente estudio, ¡aprenderemos lo que hará Jesús cuando venga a recoger Su reino! – ver Mt 13:24-30,36-43

Estimado amigo y hermano, podría usted tener verdaderamente un corazón bueno y noble... ¡oiga, examine, entienda, y acepte el evangelio de Cristo y el evangelio de Su reino!

Al índice

 
  hit counter
  html hit counter