EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

Home page


Los Dos Grandes Mandamientos (22:34-40)


INTRODUCCIÓN

1. En el templo durante su última semana anterior a Su crucifixión, Jesús fue cuestionado por varios grupos religiosos...

a. Los fariseos y los herodianos buscaron enredarlo con una pregunta sobre los impuestos – Mt 22;15-22

b. Los saduceos intentaron hacerlo tropezar sobre el asunto de la resurrección – Mt 22:23-33

-- Sus respuestas causaron que las gentes se maravillaran y se asombraran – Mt 22:22,33

2. Los fariseos lo intentaron de nuevo, esta vez enviando a uno de sus interpretes de la ley...

a. Probándolo acerca de cual es el gran mandamiento en la ley – Mt 22:34-36

b. Jesús contestó ofreciendo dos grandes mandamientos

1) El primero relacionado con el amor a Dios – Mt 22:37-38

2) El segundo relacionado con el amor al prójimo – Mt 22:39

-- De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas – Mt 22:40

3. Aunque no vivamos más bajo la ley antigua, estos “Dos Grandes Mandamientos” aun son muy importantes para los cristianos...

a. Porque ciertamente tienen su contraparte en el Nuevo Pacto

b. Y guardar los mandamientos de Dios es tan importante ahora como en el Antiguo Pacto – ver 1 Cor 7:19; 1 Jn 5:3

[Es apropiado preguntar, entonces, ¿amamos a Dios y a nuestros vecinos como debemos? Tal vez reflexionando sobre estos “Dos Grandes Mandamientos” podamos encontrar la respuesta a tales preguntas...]


I. EL MANDAMIENTO DE AMAR A DIOS

A. BAJO EL ANTIGUO PACTO...

1. A los israelitas se les mandó amar a Dios (Deut 6:5)

a. “con todo su corazón”

b. “con toda su alma”

c. “con todas sus fuerzas”

d. “con toda su mente” – ver Mt 22:37; Mr 12:30; Luc 10:27 (la Septuaginta tiene “mente, alma, fuerzas” en Deut 6:5)

-- Emocional, física, intelectualmente, ellos estaban para amar a Dios

    2. Entonces ellos existían para amar a Dios con todo su ser, no como algunos que...

a. Sirven a Dios emocionalmente, mientras cometen el suicidio intelectual

b. Sirven a Dios intelectualmente, pero no con emoción

c. Sirven a Dios emocional e intelectualmente, pero no con la obediencia real que requiere el ejercicio del esfuerzo (por ejemplo, la acción)

-- Note como la ley estableció sus responsabilidades en Deut 10:12-13

   B. COMO EXISTIMOS PARA AMAR A DIOS HOY...

1. ¿Espera Dios cualquier cosa menos de nosotros? ¡De hecho no! Existimos para amar a Dios:

a. Con todo nuestro corazón – ver 1 Cor 16:22 [(note el uso de la palabra “amar” (fileo)]

b. Con toda nuestra alma (cuerpo y mente) – ver Rom 12:1-2

c. Con todas nuestras fuerzas – ver Heb 10:36

d. Con toda nuestra mente – ver Col 3:1; Fil 4:8

2. Demostramos nuestro amor a Dios por medio de guardar Sus mandamientos

a. Este es el amor de Dios – 1 Jn 5:3

b. Esta es una evidencia de que amamos a Jesús – Jn 14:15

   C. LA BENDICIÓN DE GUARDAR SUS MANDAMIENTOS...

1. Disfrutamos una relación especial con Dios y con Jesús – Jn 14:21-23

2. Permaneceremos en el amor de Dios – Jn 15:10; 1 Jn 2:5

3. Nuestras oraciones serán contestadas – 1 Jn 3:22

   D. COMO CRECER EN NUESTRO AMOR A DIOS...

1. Permitiendo que el amor de Dios por nosotros nos mueva – ver 1 Jn 4:9-10; Rom 5:8

2. Pidiendo ayuda a Dios para que nos ayude a crecer en el amor – ver 2 Tes 3:5

a. Pablo oró para que el Señor dirigiera a los tesalonicenses en el amor de Dios

b. Si pudiéramos orar de tal forma por otros, ¿no podemos orar de la misma manera por nosotros mismos?

3. Orando, y creciendo en amor cuando Él responde – ver Sal 116:1-2

a. David amó al Señor porque Él oyó sus súplicas

b. Tal vez si oráramos más, y recibiéramos respuesta a más de nuestras oraciones, ¡amaríamos más a Dios!

4. Guardando la palabra de Dios – ver 1 Jn 2:5

a. El amor de Dios es perfeccionado en aquellos que guardan la palabra de Dios

b. Entonces entre más obedecemos a Dios, ¡más crecerá nuestro amor por Dios!

[¿Amamos a Dios algo menos de lo que era esperado de los israelitas? Ciertamente tenemos razones apremiantes para amarlo aún más (por ejemplo, ¡el regalo de Su Hijo! Consideremos ahora...]


II. EL MANDAMIENTO DE AMAR A NUESTRO PRÓJIMO

    A. DISFRUTADO POR LOS CRISTIANOS...

1. Debemos amar a nuestro prójimo – Rom 13:8a

2. Cuando es aplicado completamente, cumplimos con lo requerido por la ley – Rom 13:8b-10

a. Cinco de los diez mandamientos hablaron de no hacer ningún mal hacia nuestro prójimo

b. Si uno verdaderamente ama a su vecino, ellos no serán culpables de homicidio, adulterio, robo, mentiras, o codicia

c. Porque los pecados (y algunas otros cosas) dañan gravemente a nuestro prójimo


    B. RESALTADO POR UN NUEVO MANDAMIENTO...

1. Jesús nos enseñó a amarnos unos a otros – Jn 13:34-35

2. Este nuevo mandamiento lleva nuestro amor a un nivel más alto

a. Ya no amarnos solo unos a los otros como nos amamos a nosotros mismos

b. ¡Debemos amarnos unos a los otros como Cristo nos amó!

   1) El nos amó con el más grande amor – Jn 15:13

   2) Él se hizo pobre, para que pudiéramos ser ricos – 2 Cor 8:9

     3. Entonces nadie puede usar la baja auto o el
          bajo amor por si mismo) como una excusa para
          no amar a otros como debemos

    C. EXPERIMENTADO CUANDO GUARDAMOS LOS MANDAMIENTOS DE DIOS...

1. Demostramos el amor verdadero unos hacia los otros guardando los mandamientos de Dios – 2 Jn 5-6

2. Esto es como sabemos que realmente nos amamos unos a los otros – 1 Jn 5:2

a. No solo declarando que nos amamos unos a los otros

b. Sino poniendo el ejemplo apropiado, ¡y animándonos unos a los otros por el ejemplo que demos!


    D. EDUCADO POR EL EJEMPLO DE DIOS...

1. Desarrollamos el amor los unos por los otros siendo enseñados por Dios – ver 1 Tes 4:9-10

a. Los tesalonicenses habían sido enseñados por Dios a amar a sus hermanos

b. Ellos lo hicieron tan extraordinariamente, sin embargo estaban siempre tenían cabida para mejorar

2. Jesús por su propio ejemplo demuestra que lo que es el verdadero amor – 1 Jn 3:16-18

-- Si deseamos aprender como amarnos unos a otros apropiadamente, ¡mire a Dios y a Jesús!

 

CONCLUSIÓN

1. ¿Qué tan grandes son estos dos mandamientos...amar a Dios, y amar a nuestro prójimo?

   a. “De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.” – Mt 22:40

   b. “El cumplimiento de la ley es el amor.” – Rom 13:10

   -- Estos dos mandamientos resumieron lo que la Ley Antigua requería de los israelitas

2. Cuando alguien ama a Dios verdaderamente, y ama a su prójimo como a si mismo...

   a. ¡Está en el camino que lo lleva a la vida eternal! – ver Luc 10:25-28

   b. ¡Está en la trayectoria que lo lleva al reino de Dios! – ver Mr 12:28-34


Si usted desea recibir la vida eterna, y llegar a ser un ciudadano del reino, ¡entonces demuestre su amor por Dios por la obediencia a Sus mandamiento (ver Mt 28:18-20; Mr 16:16), y vive una vida de fe en Jesús que esté enfocado en el amor a Dios y en su prójimo!


Al índice

 
  hit counter
  html hit counter