EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 


¿Qué, Pues, Haré de Jesús? (27:22)

 

INTRODUCCIÓN 

1. En Mt 27:11-12 leemos de Jesús ante Poncio Pilatos,
    el gobernador romano...

a. En tanto que Jesús admitió ser el rey de los
  judíos, Él rehusó contestar a las acusaciones de
  los principales sacerdotes y ancianos – Mt
  27:11-12

b.  Su silencio causó que Pilato se maravillara mucho
 Mt 27:13-14

c.  Pilato buscó liberar a Jesús, pero la multitud
  pidió a Barrabás en lugar de Él – Mt 27:15-21

d.  Lo cual impulsó a Pilato a hacer la pregunta:
  “¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo?”
  Mt 27:22

2. La pregunta de Pilato, “¿Qué, pues, haré de Jesús?”
    es algo que cada persona debería contestar...

a. Muchos preferirían ignorarla

b.  Muchos intentarían dejar que otros hicieran la
  elección (como lo hizo Pilato)

3. Pero es una pregunta que no podemos evadir...

a. Todos deberemos estar un día de pie frente al
  tribunal de Cristo – 2 Cor 5:10

b.  Sus palabras serán el estándar por el cual
  seremos juzgados – Jn 12:48

[Así que cada uno de nosotros debemos contestar a nosotros mismos, “¿Qué, pues, haré de Jesús?” Para ayudarnos a contestar esta pregunta, considere otra cuestión...]


I. ¿QUÉ LE HA OFRECIDO A USTED JESÚS?
 

   A. JESÚS HA PROVISTO LA OPORTUNIDAD...

    1. De una vida abundante, llenada con la paz
        verdadera – Jn 10:10; 16:33

    2. De encontrar la salvación – Luc 19:10

    3. De disfrutar la limpieza de los pecados por
        medio de Su Sangre – 1 Jn 1:7

   B. JESÚS HA PROCLAMADO LAS CONDICIONES...

    1. Debemos creer en Él – Jn 8:24

    2. Debemos arrepentirnos de nuestros pecados – Luc
        13:33

    3. Debemos confesar nuestra fe delante de los
        hombres – Mt 10:32-33; Rom 10:9-10

4. Debemos ser bautizados para el perdón de los
        pecados – Mt 28:19; Mr 16:16; Hech 2:38

5. Debemos permanecer fieles hasta la muerte –
        Apoc 2:10


  
C. JESÚS HA PREDETERMINADO LAS ALTERNATIVAS...

    1. Rechazarlo, y moriremos en nuestros pecados
        para encarar las terribles consecuencias – Jn
        8:24; 2 Tes 1:7-9; Apoc 21:8

    2. Creer en Él, y recibir la vida eterna – Jn
        5:24; Mt 19:29


[Habiendo considerado lo que Jesús nos ha ofrecido, volvamos a nuestra pregunta original...]


II. ¿QUÉ HARÁ DE JESÚS?

    A. LO QUE ALGUNOS HAN INTENTADO HACER...

     1. Pilato intentó pasar la elección a otros – Mt
         27:24

a. ¿Somos culpables de hacer hoy algo similar?

b.  ¿Intentando dejar que otros decidan por
  nosotros lo que haremos o creeremos sobre
  Jesús?

 2. Algunos en Atenas simplemente se burlaron –
     Hech 17:32

a.  Muchos toman este rumbo en lo que ellos
   hacen con Jesús

b.  En lugar de hacer el esfuerzo para decidir
  lo que ellos deben hacer, simplemente se
  ríen

 3. Félix intentó esperar por un momento más
     conveniente – Hech 24:25

a. Esta es otra reacción común

b.  Con la esperanza que a través del posponer,
  no tendrán que hacer una elección

 -- Pero no podemos escapar al hecho de que un día seremos juzgados por Él – Hech 17:30-31


    B. LO QUE DEBEMOS HACER...

     1. Aceptar su gracioso ofrecimiento de salvación
         obedeciéndolo – Heb 5:9

     2. Llegar a ser Sus discípulos, comprometidos a
         hacer lo que Él mandó – Mt 28:19-20

     3. Crecer en la gracia y conocimiento de
         Jesucristo – 2 Ped 3:18

     4. Caminar en Él, bien establecidos en la fe –
         Col 2:6-7

     5. Desarrollar la mente de Cristo, la actitud de
         sacrificio y de servicio – Fil 2.1-8


CONCLUSIÓN

1. Hemos visto el débil intento de Pilato y de otros
    para contestar la pregunta “¿Qué, Pues, Haré de
    Jesús?”

2. No pensemos que podemos contestar la pregunta...

a.  Simplemente ignorándolo

b.  Simplemente no haciendo nada activamente contra
  Él

-- Porque como Jesús dijo en otra ocasión: “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.” – Mt 12:30

Jesús nos ha dado muchas razones para aceptarlo y obedecerlo como nuestro Salvador y Señor. Si Usted no lo ha hecho aún así, ¿no responderá hoy a la  invitación de gracia para recibir la vida eterna?

Al índice

 
  hit counter
  html hit counter