EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 


Los Testigos de la Resurrección (28:1-10)


INTRODUCCIÓN
 

1. Si la resurrección de Jesús realmente tuvo lugar, tiene un gran significado...

a. Para aquellos que aun han de creer en Cristo

b. Para aquellos que son cristianos

-- Lo cual examinamos en otra lección 

2. ¿Sobre qué bases debe alguien creer que Jesús realmente se levantó de los muertos?

a. La evidencia presentada en el Nuevo Testamento involucra el testimonio de testigos oculares

b. Diez distintas apariciones de la resurrección de Cristo son registradas en el Nuevo Testamento

c. Un caso tal es encontrado en Mt 28:1-10

3. Es claro por las Escrituras que nuestra fe en Jesús está basada en tal testimonio...

a. Así como Jesús lo dio a entender en Su oración, y Juan en su evangelio – Jn 17:20; 20:30-31

b. Jesús esperaba que Sus apóstoles fueran Sus testigos – Jn 15:27; Hech 1:8

c. Especialmente en lo relacionado a Su resurrección – Hech 1:22; 2:32; 3:15; 4:33; 10:39-41; 13:31

4. Puesto que nuestra fe descansa sobre el testimonio de estos testigos...

a. ¿Fueron testigos dignos de crédito, que debamos tomarlos en serio?

b. ¿Qué tan fuerte es su testimonio?

c. ¿Cómo sabemos que no lo resarcieron, o fueron simplemente ilusos?


[Como con cualquier evento supuesto que ha ocurrido, hay un número de factores a considerar antes que aceptemos el evento como un hecho histórico. Un factor tal es...]
 

I. EL NÚMERO DE TESTIGOS 

A. ¿POR QUÉ ES ESTO IMPORTANTE?

1. La fuerza o debilidad de cualquier testimonio es afectado por el número de testigos

2. La ley de Moisés requería al menos dos o tres testigos – Deut 17:6

3. Actualmente, el número de testigos juega también un papel crucial en nuestro sistema de justicia -- Entre más testigos tenga, ¡más fuerte es su evidencia!

   B. HUBO MUCHOS TESTIGOS DE LA RESURRECCIÓN...

1. Pablo enumera muchos de estos testigos en 1 Cor 15:3-8

a. Jesús fue visto por Cefas (Simón Pedro) – Luc 24.34

b. Jesús fue visto por los doce (apóstoles) – Luc 24:36-43; Hech 1:2-3

c. Fue visto por quinientas gentes a la vez (probablemente en Galilea) – ver Mt 28:10,16-17

d. Fue visto por Pablo, en el camino a Damasco – Hech 22:6-10

2. Otras apariciones son registradas en las Escrituras

a. A María Magdalena – Mr 16:9; Jn 20:14

b. A otras mujeres que regresaban del sepulcro – Mt 28:9,10

c. A dos de Sus discípulos en el camino a Emaús – Luc 24:13-33

d. A los apóstoles, con Tomás ausente – Jn 20:19-24

e. A los apóstoles, con Tomás presente – Jn 20:26-29

f. A siete discípulos por el lago de Tiberias (Mar de Galilea) – Jn 21:1-23

g. A los apóstoles en la ascensión – Hech 1:3-12

[Así por un periodo de cuarenta días (Hech 1:3), arriba de 500 personas tuvieron una amplia oportunidad de ver a Jesús, y determinaron por si mismos si Él fue realmente levantado de la muerte. Ellos fueron convencidos, pero, ¿son testigos confiables? ¿cómo sabemos que no eran simplemente ingenuos, creyendo lo que ellos deseaban creer? Esto nos lleva a considerar otro factor importante en la aceptación del testimonio de los testigos...]


II. EL CARÁCTER DE LOS TESTIGOS

    A. ALGUNOS NO HABÍAN CREÍDO EN JESÚS...

1. Como Sus hermanos en la carne – Jn 7:3-5

2. Ellos incluso pensaban que estaba loco – Mr 3:21

-- Pero al verlo después de Su resurrección, llegaron a ser Sus discípulos! – Hech 1:14


    B. ALGUNOS ERAN ESCÉPTICOS DESPUÉS DE LA MUERTE DE JESÚS...

1. Tomás no aceptaría las palabras de otros – Jn 20:24-25

2. Él no creería hasta que no tuviera la evidencia empírica – Jn 20:26-28

3. Este testigo demuestra que no era ingenuo o fácilmente engañado

a. Esto es el por qué el Señor apareció a testigos selectos – Hech 10:40-41

b. Testigos calificados para saber si realmente era Jesús


    C. AÚN ALGUNOS ERA UN ENEMIGO DE ANTES...

1. Saulo de Tarso, quien después llegaría a ser conocido como el apóstol Pablo – Hech 9:1-2

2. Hasta que él vio a Jesús levantado de la muerte, él creía hacer la voluntad de Dios al oponerse a Jesús y a Sus seguidores – Hech 26:9-11

 

[Allí no hubo testigos ingenuos, listos a creer cualquier indicio de que Jesús se había levantado. Ellos requirieron evidencia abrumadora para convencerlos de que Jesús se había levantado verdaderamente de la muerte. Consideremos ahora...]

 

III. LA FUERZA DE SU TESTIMONIO

     A. DEMOSTRADA POR LA NATURALEZA DE SU TESTIMONIO...

1. Su testimonio apeló a la evidencia empírica

a. La evidencia derivada del experimento y de la observación en vez de la teoría

b. Por cuarenta días les fueron dadas evidencias infalibles – Hech 1:3

c. Ellos comieron y bebieron con Jesús – Hech 10:41

d. Ellos lo vieron, lo oyeron, y lo tocaron – Jn 20:24-28; 1 Jn 1:1-2

2. No hay forma que ellos pudieran haber sido engañados o embaucados

a. Si todos ellos hubieran tenido sueños, visiones, o alucinaciones individuales... tal vez

b. Pero ellos testificaron que Jesús se les apareció en grupos así como a individuos

 

     B. DEMOSTRADO POR SU TRANSFORMACIÓN...

1. Antes de la resurrección, los discípulos de Jesús estaban atemorizados y sin esperanza

a. Ellos escaparon de ser arrestados – Mr 14:50

b. Pedro cobardemente lo negó tres veces – Mr 14:66-72

c. Las mujeres se lamentaron por Su crucifixión – Luc 23:27

d. Después de Su muerte, los discípulos se fueron tristes – Luc 24:13-17

e. Después de Su muerte, los discípulos se escondieron detrás de puertas cerradas, por miedo de los judíos – Jn 20:19

      2. Pero después de la resurrección, ¡ellos
             osadamente alabaron a Dios y proclamaron a
             Jesús!

a. Alabando a Dios en el templo – Luc 24:52-53

b. Proclamando a Cristo, desafiando la persecución – Hech 5:28-32,41-42

  3. Esta transformación en sus vidas es una evidencia fuerte para la resurrección, como es admitido por un erudito judío ortodoxo:

a. “Si los discípulos estaban totalmente defraudados y al borde de la fuga desesperada debido a la razón muy real de la crucifixión, tomaron otra razón muy real con el fin de transformarlos de una banda de judíos descorazonados y rechazados a la mayor sociedad misionera segura de sí misma en la historia del mundo.” – Pinchas Lapide, former Chairman of the Applied Linguistics Department al Israel’s Bar-Iland University (TIME, Mayo 7, 1997)

b. ¡Él concluyó que una resurrección corporal podría posiblemente haber sido esa razón!


     C. DEMOSTRADO POR SU ALTO ESTÁNDAR MORAL...

      1. Ellos enseñaron a otros a vivir vidas santas –
         1 Tes 4:1-7; Ef 4:25

2. Ellos vivieron sus propias vidas en forma intachable – 1 Tes 2:3-12

-- ¿Se oye esto como la gente que propaga mentiras cuando ellos saben lo que es lo mejor?


     D. DEMOSTRADO POR EL PRECIO QUE ELLOS PAGARON...

1. Los apóstoles padecieron muchos sufrimientos debido a su testimonio – 1 Cor 4:9-13

2. Todo por que alguien muriera con la muerte de un mártir debido a su testimonio

Aún el hermano de Jesús, Santiago, fue arrojado del templo y después golpeado a muerte por su testimonio -- ¡No había un motivo para que ellos mintieran tan persistentemente sobre la resurrección de Jesús!


CONCLUSIÓN

1. La naturaleza de su testimonio no permite la opción de que ellos fueron simplemente engañados o embaucados...

a. De nuevo, ellos profesaron la evidencia empírica

b. Ellos declararon comer y beber con Él, tocarlo, verlo

2. Si Jesús no fue levantado de la muerte, sólo hay una alternativa...

a. Los testigos fueron mentirosos, embusteros

b. Aún Pablo admite que esto es la única alternativa – 1 Cor 15:14-15

3. ¿Es razonable creer que ellos propagaron una mentira exitosamente?

a. Mucha gente atestiguó el mismo hecho

b. Ellos no eran el tipo de personas como para elaborar tal falsedad

c. Ellos vivieron vidas nobles, ¡y estuvieron TODOS dispuestos a sufrir y a morir por su testimonio!

Cuando examinamos cuidadosamente las vidas y el testimonio de “Los Testigos de la Resurrección”, la única conclusión razonable que podemos trazar es que ellos vieron realmente lo que declararon: ¡Jesús ha resucitado!

Y Su resurrección de la muerte es la certeza por parte de Dios que el Juicio está por venir y que debemos arrepentirnos:

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempo de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón al que designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.” – Hech 17:30-31

¿Está Usted listo para ese Día?


Al índice

 
  hit counter
  html hit counter