EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

Declarar Bajo Juramento – (5:33-37)

INTRODUCCIÓN

1. ¿Eres un hombre o mujer de palabra?
   a. ¿Cuándo dices “sí” o “no”, la gente lo toma como “el evangelio” (es decir, la verdad)?
   b. ¿Eres alguien cuya palabra es cuestionada, a menos que sea confirmada con un juramento?

2. En Su sermón del monte, Jesús trató el asunto de declarar bajo juramento...
   a. En Él que puso un alto estándar a seguir por Sus discípulos
   b. Un estándar que excedía al de los escribas y fariseos, y excede a los estándares seguidos por mucha gente hoy en día

3. En esta lección, “Declarar bajo Juramento”, debemos considerar lo que Jesús enseñó desde el punto de vista de cuatro preguntas:
   a. ¿Qué enseñaba realmente la ley de Moisés con respecto a declarar bajo juramento?
   b. ¿Cómo habían los judíos, y en particular los escribas y fariseos, interpretado y aplicado tradicionalmente la ley?
   c. ¿Qué enseñó Jesús en respuesta a este abuso de la ley relacionada con los juramentos?
   d. ¿Prohibió Jesús aún aquellos juramentos hechos en la corte?

[Para responder a la primera pregunta, “¿Qué enseñaba realmente la ley de Moisés con respecto a declarar bajo juramento?”, tomemos un momento para considerar...]

I. LA LEY DE MOISÉS Y LAS DECLARACIONES BAJO
   JURAMENTO


   A. HAY TRES PASAJES QUE NOS ACLARAN LA ENSEÑANZA DE LA LEY...

“Y no juraréis falsamente por mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.” – Lev 19:12

“Cuando alguno hiciere voto a JEHOVÁ, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca.” – Núm 30:2

“Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti.” – Deut 23:21

   B. EL ENFASIS ESTABA EN LA VERACIDAD Y EN LA FIDELIDAD...
      1. Una persona debe ser veraz cuando declare bajo juramento; debe ser realidad lo que quiere decir
      2. También debe ser fiel en sostener el juramento; deberá cumplir con su palabra

   C. ESTE ENFASIS EN LA VERACIDAD “EN EL
      CORAZÓN” ENFATIZADO TAMBIÉN EN LOS SALMOS
      Y EN LOS PROFETOS...
        1. En los Salmos – Sal 15:1-2; 24:3-4
        2. Los profetas a menudo lamentaron la falta de verdad en el corazón – Jer 5:1-2; Oseas 4:1-2

   [Así la enseñanza de la ley era clara: Los juramento al Señor deben sostenerse, y era esperada la veracidad en todas las cosas.

    Esto lleva a la segunda pregunta: “¿Cómo habían los judíos, y en particular los escribas y fariseos, interpretado y aplicado tradicionalmente la ley?”]

II. LA INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN TRADICIONAL

   A. PARECE QUE EL ENFASIS ES COLOCADO...
  
   1. POR la veracidad en todas las cosas
  
   2. PARA honrar solo aquellos votos hechos “al Señor”

   -- Como es implicado por los comentarios de Jesús en Mt
5:34-36

   B. EN LA APLICACIÓN, SOLO FUERON ATADURAS LOS VOTOS
      “AL SEÑOR”...

      1. Que los judíos habían hecho tales distinciones arbitrarias entre sus juramentos es visto en Mt 23:16-19

      2. Debido a esta distinción, las conversaciones diarias eran con frecuencia condimentadas con juramentos sin sentido para hacerlas impresionantes; por ejemplo:
         a. “Juro por el cielo”
         b. “Juro por el trono de Dios”
         c. “Juro...por la tierra...por Jerusalén...por el altar...por el templo...por mi cabeza...”

    [Con la finalidad de poner el énfasis en la veracidad de honrar solo aquellos juramentos hechos a Dios, los judíos en su aplicación de la ley justificaban el uso de votos sin sentido.

    Note ahora la tercera pregunta: ¿Qué enseñó Jesús en respuesta a este abuso de la ley relacionada con los juramentos?”]

III. LA ENSEÑANZA DE JESÚS

  
A. ÉL EXPUSO LA HIPOCRECÍA HIPOCRECIA EN TALES DISTINCIONES
      ARBITRARIAS...
  
   1. Mt 23:20-22 muestra claramente que cuando alguien jura por...
  
      a. “el templo”
  
      b. “el trono de Dios”

   ...¡también está jurando por Dios!
   1. Mt 5:34-36 asimismo enseña que nadie puede jurar por estas cosas in involucrar a Dios
      a. El cielo es el trono de Dios
      b. La tierra es el estrado de Sus pies
      c. Solo Dios puede cambiar el color de nuestro pelo (sin el uso de pinturas)

   -- Entonces, ¡ningún juramento es un juramento “por Dios”!

   B. ÉL SE AGRADA DE “LA VERACIDAD EN EL CORAZÓN”...
      1. Que su “sí” signifique “sí”
      2. Que su “no” signifique “no”

   -- Cualquier cosa adicional a esto es pecado, y sería contrario a “hablar verdad en su corazón (Sal 15:1-2)

   [Exponiendo las distinciones hipócritas hechas por los escribas y fariseos en sus juramentos, y en el mandamiento que nos da de hablar con sencillez y en verdad, las palabras de Jesús nos lleva a muchos a preguntar una cuarta y última cuestión: “¿Prohibió Jesús aún aquellos juramentos hechos en la corte?”]

IV. HACER JURAMENTOS EN ASUNTOS JUDICIALES

  
A. ARGUMENTOS QUE APOYAN HACER JURAMENTOS EN ASUNTOS
      JUDICIALES...
     
1. Tanto Jesús como Santiago calificaron sus declaraciones relacionadas con los juramentos
         a. Mt 5:34 – “No juréis en ninguna manera” es inmediatamente calificado por Jesús para referirse a los juramentos petulantes e hipócritas comúnmente dichos por la gente
         b. Stg 5:12 – el mandamiento “no juréis” es calificado también por Santiago para referirse al mismo tipo de juramentos sin sentido

      2. Considere también los siguientes puntos:
         a. Dios nos ha dado un juramento – Heb 6:16-18
         b. Jesús estuvo dispuesto a contestar bajo juramento ante la corte del Sanedrín – Mt 26:63-64
         c. Pablo hizo juramento solemne en sus epístolas – 2 Cor 1:23; Gál 1:20
         d. Un ángel de Dios hizo un juramento – Apoc 10:5-7

   B. A LA LUZ DE ESTOS ARGUMENTOS...
      1. Algunos creen que Jesús y Santiago solo están condenando los juramentos petulantes, profanos e hipócritas...      
         a. Usados para impresionar
         b. Usados para condimentar las conversaciones cotidianas  ...pero que nunca intentaban sostener los juramentos

      2. Entonces la EXCEPCIÓN a no hacer juramentos puede ser:   
         a. Los juramentos solemnes hechos en circunstancias judiciales
         b. Aquellos juramentos hechos en ocasiones de importancia religiosa solemne (como en el caso de Pablo)

   C. YO PREFIERO TOMAR EL CAMINO “SEGURO”...
      1. En otras palabras, “no jurar por nada”
      2. Afortunadamente, en este país nos permiten la opción de la “declaración confidencial”

   -- Pero no podría juzgar a aquellos hermanos que “hacen juramentos” en forma solemne y honesta en circunstancias judiciales

CONCLUSIÓN

1. La justicia del reino existe para exceder a la de los escribas y fariseos...
   a. Ellos con frecuencia condimentaban sus declaraciones con juramentos para que se les creyera...
   b. Los cristianos deben ser tan veraces, que su “si” signifique “si” y su “no” signifique “no”

   -- Tan veraces y confiables deben ser los discípulos de Cristo, que no debería ser necesario tuvieran que hacer juramentos para decir “yo prometo” para llegar a confiar en ellos

2. ¿Puede ser dicho esto de nosotros cuando la gente sabe que somos cristianos?
   a. ¿Pueden otros “confiar” en nuestras palabras?
   b. Cuando decimos que haremos algo, lo hacemos como dijimos?

¡Podrían las palabras de nuestro Señor recordarnos que aun nuestra habla refleja ya sea que honramos o deshonramos al Dios que servimos!


<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice