EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

Actuando como nuestro Padre – (5:43-48)


INTRODUCCIÓN

1. Cuando Jesús habló acerca de “La Resistencia al Malo”, Él estableció dos principios:
   a. No resistir al malo – Mt 5:39ª
  
b. Responder al malo haciendo lo bueno – Mt 5:39b-42

2.
Esto es ciertamente una tarea desafiante que Jesús pone ante Sus discípulos...
   a. Es tentador responder a lo malo de la misma manera

   b. ¡Especialmente cuando el maltrato viene de un enemigo!

3.
Pero en el texto de esta lección (Mt 5:43-48)...
   a. Encontramos a Jesús enseñando lo relacionado al trato a los enemigos
   b. Estamos diciendo el por que tenemos que actuar de la manera descrita en Mt 5:38-42

   [Teniendo en consideración el contexto del sermón del monte, comparemos primero...]
 

I. LA LEY DE MOISÉS Y LA INTERPRETACIÓN
   TRADICIONAL

   A. LA LEY NO DECÍA “ABORRECE A TU ENEMIGO”...
      1. Enseñaba “amar a tu prójimo como a ti mismo” – Lev 19:18
     
2.
Pero también enseñaba que debía ser mostrado bondad hacia el enemigo – Ex 23:4-5; Prov 25:21-22

   B. LA INTERPRETACIÓN TRADICIONAL HABÍA APLICADO MAL LA LEY...
      1.
Imponía el mandamiento de “amar a su prójimo”...
     
2. Concluyeron de este mandamiento que uno estaba en lo correcto al “aborrecer al enemigo” – Mt 5:43
         
a. “Esta frase no está en Levítico 19:18, sino es una inferencia rabínica que Jesús repudió totalmente. El Talmud no habla nada de amar a los enemigos.” (Ilustración de Palabras En El Nuevo Testamento, Vol. I, Robertson)
        
b.    Los rabinos corrompieron Lev 19:18, el cual resume la Ley de Israel, al agregarle ‘aborrecerás a tu enemigo.’ Interfiriendo entonces con la Escritura, intentaron definir a sus prójimos para incluir solamente para incluir solo a los judíos y excluir a los samaritanos y a los gentiles.” (Biblia de Estudio de los Creyentes)

   [Habiendo notado la diferencia entre lo que la ley realmente enseñaba y la interpretación equivocada dada por los escribas y los fariseos, consideremos ahora lo que Jesús enseñó sobre...]


II. COMO TRATAR A NUESTROS ENEMIGOS

   A. JESÚS REQUIERE QUE NOSOTROS...
      1. “Amemos” a nuestros enemigos
                   a.
No que los aborrezcamos
        
b. En vez de esto, les mostremos una “buena voluntad activa”
      2.
“Bendigamos” a los que nos maldicen
         a.
Ellos podrían hablar mal de nosotros

         b.
Pero en respuesta vamos a hablar amablemente de ellos
      3.
“Haced bien” a los que nos aborrecen
         a.
Ellos podrían ignorarnos o hacernos cosas malas

         b.
Aún así debemos tratarlos amablemente en cualquiera de los casos
      4.
“Oren” por aquellos que nos ultrajan y persiguen despiadadamente
        
a. Observe, debemos orar POR ellos, no solo sobre ellos          b. Por ejemplo, orar por su bienestar, su salvación, etc.

  
B. ESTO ES UNA EXTENSIÓN DE LOS PRINCIPIOS APLICADOS EN
      LOS VERSÍCULOS 39-42...
      1. ¡No buscar la venganza!
      2.
¡No resistir al malo!
      3.
    ¡En lugar de esto, reaccionar manifestándoles un amor intenso!

   [¿Por qué debemos responder a nuestros enemigos de esta forma? Jesús va a explicarlo...]
 

III. RAZONES PARA REACCIONAR DE ESTA MANERA

    A.
“PARA QUE SEÁIS HIJOS DE VUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS”...
    
  1. ¡Esto es para demostrarnos a nosotros mismos que somos realmente Sus hijos! – Mt 5:45a
      
2. ¿Qué es ser como nuestro Padre?
         
a. Él da bendiciones materiales tanto a los malos como a los buenos, tanto a justos como a injustos – Mt 5:45b
          b.
Él es bondadoso con los ingratos y con los malos – Luc 6:35-36
          c.
¡Él ofreció a Su Hijo cuando aún éramos pecadores y enemigos! – Rom 5:8,10
         
d. Él nos amó antes que nosotros lo amaramos a Él – 1 Jn 4:10
      
3. Así por otra parte nos enseña que existimos para imitar a nuestro Padre Celestial – 1 Jn 4:11; Ef 4:31-5:2

    B. PARA SER DIFERENTES DE LOS “PUBLICANOS”...
       1.
En los días de Jesús eran despreciados por los judíos, porque ellos se hacían ricos recogiendo impuestos de su prójimo para el gobierno romano
               2. Y sin embargo, estos publicanos podían...
                  a. Amar a aquellos que los amaban
                  b.
Saludar cordialmente a aquellos que los saludaran
               3. ¡No somos diferentes si nuestro amor se limita a nuestros “hermanos” o “amigos”!

   
B. SER “PERFECTO” COMO NUESTRO PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS
       ES
PERFECTO...
      
1. La palabra “perfecto” significa “traído a la perfección, crecimiento completo, sin deficiencias”

               2. En este contexto, tiene referencia al asunto de mostrar amor y misericordia; note el pasaje paralelo:
         
a. “Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.” – Luc 6:36
         
b.    Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” – Mt 5:48

               3. Cuando desplegamos amor y misericordia a nuestros enemigos...
                  a. Estamos “completos”, “totalmente desarrollados” en la demostración de amor
                  b. ¡Solo justo como nuestro Padre cuando muestra misericordia a los malos y desagradecidos!


CONCLUSIÓN
 

1. Si realmente deseamos ser...
   a. “hijos de nuestro Padre que está en los cielos”

   b. “perfectos, como nuestro Padre que está en los cielos es perfecto”
   

2. Es imperativo que seamos influenciados...
   a. Más por las enseñanzas y el ejemplo del Hijo de Dios
   b. ¡Que por la actitud y el ejemplo de los “publicanos”!

   ¿Está “Actuando Como Nuestro Padre” que está en los cielos? ¿O imita más a la gente carnal que nos rodea? “¡La doctrina” (ver Mt 7:28) de nuestro Señor podría incitarnos a considerar la forma apropiada de responder a nuestros enemigos y a cualquiera que pudiera abusar de nosotros!


<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice