EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

Cómo Ganar la Batalla sobre el Afán – (6:25-34)
 

INTRODUCCIÓN 

1. En Su Sermón del Monte, Jesús exhortó a Sus discípulos a...
   a. Hacer tesoros en los cielos (ayudando a otros)
   b. Mantener su ojo bueno (guardarlo de lo que pueda influenciar su hombre interior)
   c. Hacer a Dios su maestro (y no ser capaz de servir a otro Maestro)
   -- Lo cual examinamos en la lección “Ganando terreno Sobre Mamón” (Mt 6:19-24)

2. Pero si hacemos lo que dice Jesús, ¿qué sobre el futuro aquí en la tierra?
   a. Si hacemos tesoros en el cielo en vez de en la tierra, ¿cómo proveeremos para nuestro futuro?
   b. ¿De dónde proveeremos para nuestras necesidades físicas, tales como la comida y el vestido?
   c. ¿Cómo podemos permanecer sin afanarnos de tales cosas?
3. La discusión de Jesús en relación a las riquezas materiales (por ejemplo, “Mamón”) no lo hizo solo en el versículo 24...
   a. Realmente continua hasta el final del capítulo
   b. En el cual Jesús se dirige a lo que vendrá en el futuro

   [Iniciando con el versículo 25, Jesús dio varias razones por las cuales no debemos afanarnos sobre tales cosas. En lo
siguiente, el establece dos principios importantes que son cruciales para “Ganar la Guerra sobre el Afán”. El primer principio podría ser establecido como...]

I. TENER FE EN LA PROVIDENCIA DE DIOS

   A. JESÚS NOS DICE NO OS “AFANÉIS”...
      1. La palabra en el original significa ”distraído
      2. Por ejemplo, no permita que la ansiedad acerca de la comida y del vestido lo distraigan de las cosas más importantes en la vida (como lo hizo Marta – Luc 10:38-42)

   B. JESÚS EXPONE CUATRO ARGUMENTOS POR LOS CUALES NO DEBEMOS AFANARNOS...
      1. ¿No es la vida y el cuerpo más importante que la comida y el vestido?Mt 6:25
         a. Este es un argumento de LO MÁS GRANDE a LO MENOR (similar a Rom 8:32)
         b. La vida y el cuerpo ciertamente son más importantes que la comida y el vestido
         c. ¿Quién provee nuestras vidas y nuestros cuerpos? ¡Dios!
            1) Si es lo suficientemente poderoso para crear la vida...
            2) ¿No es también capaz de proveer la comida y los alimentos para sostener esa vida?
         d. “El que ha mostrado tan grande bondad como para formar el cuerpo, y dio respiración al aliento de vida, seguramente seguirá adelante con sus bendiciones, y conferirá el pequeño favor de proveer
que el cuerpo sea vestido, y que la vida sea
preservada.”
(Barnes)

      2. Mirad las aves del cielo, ¿No valéis vosotros más que ellos?Mt 6:26
         a. Las aves son un ejemplo de la capacidad de Dios para proveer
            1) Por medio de Su obra providencial en la naturaleza, Dios provee para sus necesidades
            2) Esto no significa que ellos no trabajan para sus necesidades (en lugar de esto, están frecuentemente muy ocupadas, recogiendo comida, preparando los nidos, cuidando de sus crías)
            3) Pero ellas no son culpadas de buscar en exceso las cosas buenas (como lo fue el rico insensato en la parábola de Luc 12:16-21)
         b. ¡Ciertamente para Dios somos más valiosos que las aves!
            1) Este es un argumento de LO MENOR a LO MÁS GRANDE (ver el versículo 25)
               a) Si Dios por medio de Su providencia provee para sus necesidades, ¿no lo hará por las nuestras?
               b) Un argumento similar es encontrado en Mt 10:29-31
            2) ¿Cómo es usted más valioso que las aves?
               a) ¡Usted fue creado a la imagen de Dios!
               b) ¡Usted fue redimido por la sangre de Su hijo!
         c. ¿Por qué, entonces, permite que las necesidades físicas lo distraigan de lo que es realmente importante en la vida?

      3. ¿Puede crecer simplemente por preocuparse?Mt 6:27
         a. Este argumento ilustra lo exagerado de los hombres
            1) Hay muchas cosas en esta vida que no podemos afectar por “la preocupación”
            2) Por ejemplo, la preocupación no hará que crezcan nuestros cuerpos
         b. La implicación de este argumento parece ser:
            1) “La preocupación” sobre la comida y el vestir no puede garantizar que la tendremos mañana
            2) Como lo han reconocido las víctimas del “Huracán Hugo”, el “Gran Terremoto del 89” y “el Huracán Andrés”

      4. Considere los lirios, ¿no proveerá Dios por Usted? – Mt 6:28-30
         a. Otro ejemplo de la capacidad y voluntad de Dios para proveer
            1) Como el argumento del versículo 26 (las “aves de los cielos”)
            2) Es otro argumento de LO MENOR a LO MÁS GRANDE
         b. Observe cómo crecen...
            1) Sin ningún “esfuerzo” ya sea de su parte, ni ningún “cuidado otorgado hacia ellos por parte de ninguna agencia humana
            2) ¡Aun su gloria sobrepasa a la de Salomón en toda su gloria! ¿Cómo?
               a) ¡Por medio del cuidado providencial de Dios! b) ¡Ordenando los asuntos de esta vida para asegurar que cumplen con aquello para lo que fueron designados a cumplir!
         c. ¿No lo vestirá Dios a Usted?
1) Si Dios es capaz de vestir así a la yerba del campo...
            2) ¿No será CAPAZ y no estará CON LA VOLUNTAD de hacerlo para Usted?
               a) ¿Usted que fue creado a la imagen de Dios?
               b) ¿Usted que fue diseñado para pasar la eternidad con Dios?

   C. SI NOS AFANAMOS, SOMOS DE POCA FE...
      1. Si nos preocupamos sobre la comida y el vestido, entonces somos de “poca fe” – Mt 6:30
      2. Tenemos “poca fe” en...
         a. ¡La promesa de Dios de cuidarnos!
         b. ¡En el poder de Dios para entregar esa promesa!

   D. EL RESÚMEN DE JESÚS CON RESPECTO A LA PROVIDENCIA DE DIOS...
      1. No afanarse por la comida y el vestido – Mt 6:31
      2. Las personas sin Dios (por ejemplo, los gentiles) naturalmente se afanan por estas cosas – Mt 6:32
      3. Pero nosotros tenemos a Dios como nuestro Padre celestial, ¡y Él sabe que necesitamos tales cosas!

   [Así que necesitamos desarrollar nuestra fe en la providencia de Dios, tanto en Su habilidad como en Su voluntad para proveer por Sus hijos. Pero la promesa de Su providencia está condicionada a nuestra buena voluntad para...]

II. HACER DE LA VOLUNTAD DE DIOS SU PRIORIDAD NÚMERO UNO

   A. BUSCAR PRIMERO EL REINO DE DIOS...
      1. Esta es la segunda clave para “Ganar la Batalla sobre el Afán
      2. Debemos hacer de la voluntad de Dios la prioridad número uno en nuestras vidas – Mt 6:33
      3. Hacemos esto:
         a. Al servir a Dios en vez de a “Mamón”
         b. Permitiendo a la “lámpara” de nuestro cuerpo ser un “ojo bueno” (por ejemplo, enfocado claramente en lo que es bueno, verdadero, y justo)
         c. Haciendo tesoros en el cielo (usando los tesoros terrenales para ayudar a otros – Mt 19:21; Luc 12:33-34; 1 Tim 6:17-19
      4. Hagamos esto, y Dios proveerá para nuestras necesidades físicas
         a. Porque ciertamente Él es “capaz”
         b. Y ciertamente Él tiene “la voluntad”

   B. NO AFANARSE POR EL MAÑANA...
      1. El hoy tiene suficientes problemas en los cuales Usted está involucrado - Mt 6:34
         a. No somos capaces de manejar las preocupaciones del mañana
            1) No tenemos control sobre el futuro
            2) Y preocuparnos sobre el futuro solo nos distrae de las obligaciones del presente
         b. Todos los problemas de hoy podemos manejarlos sin distraernos
      2. Dejemos que el mañana tenga cuidado de si mismo
         a. ¡Confiando en Dios!
         b. ¡Haciendo hoy la voluntad de Dios!
      3. Tenga una atención sin distracciones que busque el reino de Dios en su vida...
         a. Haga de Su reino la prioridad número uno en su vida
         b. Involucrese usted mismo con Su justicia, no con sus riquezas

CONCLUSION

1. El dicho de muchos es "¡No te preocupes, sé feliz!"; pero Jesús califica este dicho al decir:
   "¡No te procupes, busca primero a Dios, y serás feliz!"

2. Si cuidamos de oir lo que enseña Jesús, entonces nuestras vidas serán como casas construidas sobre la roca (ver Mt 7:24-25)...
   a. No sobre asuntos "tormentosos" de la vida que pudieran venir a nuestro camino...
   b. ...¡nuestros tesoro está en los cielos y nuestro Padre proveerá para nosotros durante nuestra vida terrenal!

3. Si no confiamos en las enseñanzas de Jesús, si permitimos a nosotros mismos servir al perecedero “Mamón”...
   a. Entonces debemos ir a través de la vida sin la ayuda de Dios
   b. Y no tenemos esperanza de la eternidad con Dios cuando muramos
   ¡Esto es el por qué debemos ”buscar primero el reino de Dios...”!
 

<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice