EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 



Cuando el "mono" se vea verde, píquele con el ratón para charlar conmigo.

 

La Regla de Oro - (7:12)


INTRODUCCIÓN

1. ¿Nunca se ha encontrado usted mismo en una situación...
   a. Encarado con la necesidad de hacer una decisión difícil en ese mismo momento?
   b. Preguntándose cual es la forma correcta de actuar?
   c. Incapaz de acordarse si la Biblia se dirige específicamente al problema moral en el cual se encuentra usted mismo?

2. En Su sermón del monte, Jesús provee una herramienta útil en tal situación...
   a. Una forma rápida y fácil de saber que hacer
   b. Algo que es fácil de recordar

3. Es encontrado en Mt 7:12, y es comúnmente llamada “La Regla de Oro”...

   “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.(Mt 7:12)

   [¿Pero qué es “La Regla de Oro”? ¿Jesús estaba enseñando algo nuevo u original en lo que estaba declarando? Bien, en cierta forma era algo nuevo...]

I. LA REGLA “DE ORO” CONTRA LA REGLA “DE PLATA”

   A. MUCHOS HAN ENSEÑADO QUE ESTO ES SIMILAR A...
   1. Lo que enseñaba la religión HINDÚ:
Esto es la suma del deber: no hagas nada a otros que si te lo hicieran a ti te pudiera causar dolor. - El Mahabarata

2. La religión BUDISTA enseñaba:
No dañes a otros con lo que pudiera dolerte a ti mismo. - Udana-Varga

3. Las tradiciones judías enseñaban:
Lo que es odioso para ti, no lo hagas a tu prójimo. Esta es toda la ley; el resto es comentario. - El Talmud

4. La religión MUSULMANA enseñaba:
Ninguno de ustedes es creyente hasta que desea para su hermano lo que desea para si mismo. - Hadit

5. La fe BAHA enseñaba:
Él no debería desear para otros lo que él podría no desear para sí mismo, ni prometer lo que él no pudiera cumplir. - El Libro de la Certidumbre

6. Algunas otras fuentes:
   a. No hagas a tu vecino lo que no pudieras sufrir tu mismo. - Pitacos de Lesbos (650-570 A.C.)
   b. Lo que no deseas que otros te hagan a ti, no lo hagas a los demás. - Confucio (551-479 A.C.
   c. No hagas a otros lo que te enoja si otros te lo hacen a ti. - Isocrates (436-338) A.C.)
   d. “Tzu-kung preguntó, ‘¿hay una palabra sencilla que pueda ser una guía para conducirnos a través de la vida?’ El Maestro dijo, ‘Es tal vez la palabra “tú”. No imponer a otros lo que no deseas para ti mismo.’” - Anacleto, 15.24
   e. Trate a sus subordinados como debería ser tratado por sus superiores. - Seneca (4 A.C. - 65 D.C.)

   B. LA “REGLA” DE JESÚS ERA LIGERAMENTE DIFERENTE...
      1. Jesús requiere que usted haga cosas favorables a otros, ¡mientras que los otros solo prohíben que usted haga cosas desfavorables a los otros!
         a. Jesús: Haz a los otros lo que deseas que ellos te hagan a ti
         b. Otros: No hagas a los otros lo que no deseas que ellos te hagan

      2. Note la diferencia...
         a. Con los otros, todo lo que se requiere es que usted no haga daño a las otras personas
         b. Con Jesús, lo que se requiere es que usted muestre bondad hacia los otros

      3. La regla de Jesús verdaderamente es la regla “de oro”
         a. Los otros son regla “de plata”
         b. De valor, sí, pero no como la “de oro”

      4. Lo único más cercano a lo que enseñó Jesús fue:
         a. Lo que se encuentra en Hadit, las tradiciones del Islam; pero entonces, mucho del Islam está basado sobre lo que Jesús enseñó 600 años antes de Mahoma
         b. Lo declarado por Seneca, el cual vivió alrededor del mismo tiempo de Cristo (Me pregunto si él ha sido influenciado por las enseñanzas de Cristo)

   [Así que lo que enseñó Jesús era algo nuevo comparado a lo que muchos compañeros habían enseñado antes. Pero en otro sentido era algo nuevo; más bien, en una declaración simple y fácil de recordar, Jesús nos dio...]

II. UNA GUÍA PARA UNA CONDUCTA JUSTA HACIA LOS OTROS

   A. UNA EN ARMONÍA CON LA LEY Y CON LOS PROFETAS...
      1. Como hemos visto en el inicio del sermón (ver Mt 5:20-48)
         a. Jesús enseñó un estándar de justicia que contrasta con la de los escribas y la de los fariseos
         b. Esta “regla” única resume todo lo que la ley y los profetas habían dicho
         c. Justo como el mandamiento “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” resume la ley de acuerdo a Pablo - Rom 13:8-10

   B. UNA ESPECIE DE “NAVAJA DE BOLSILLO” O DE “REGLA DEL CARPINTERO”...
      1. Esto es, algo que siempre está listo para ser usado

      2. Por ejemplo, aun en una emergencia, cuando no hay tiempo para consultar a un amigo, a un maestro, o a un libro para consejos, “La Regla de Oro” puede ser una guía para una conducta apropiada

      3. Trate a otros como usted debería ser tratado, y es poco probable que usted haga cosas equivocadas

III. ALGUNOS EJEMPLOS DE CÓMO APLICAR ESTA “REGLA”

   A. EN LA ENSEÑANZA AL PERDIDO...
      1. Imagine que se dijera que usted está en el error, en el pecado

      2. ¿No le gustaría que se le dijera con un espíritu de amor y de paciencia?

      3. Así como podría haber otros que intentaran persuadirlo de cambiar religiosamente, así trate a aquellos que usted busca convertir - ver 2 Tim 2:24-26; Ef 4:15
 
   B. EN LA CORRECCIÓN DE LOS UNOS A LOS OTROS...
      1. A nadie le gusta que le señalen sus equivocaciones, errores, etc.

      2. Cuando es necesario, ¿no preferiríamos que llegaran a nosotros con un espíritu manso y paciente?

      3. Así podría ofrecer a otros su crítica constructiva, y así dársela a ellos - ver Gál 6:1-2

   C. EN EL TRATO CON NUESTRA FAMILIA, CON LOS VECINOS, CON LOS ENEMIGOS...
      1. A todo el mundo como ama a la familia, al buen vecino, y a los que no son enemigos
      2. Aplicando la regla de oro no sólo se transformará a sí mismo, ¡sino que podríamos transformar a aquellos que nos rodean!
         a. Podría terminar la rivalidad entre hermanos
         b. Las riñas entre los vecinos podrían no existir
         c. Los enemigos se podrían convertir en amigos
      3. ¡No limite la aplicación de la Regla de Oro a los asuntos religiosos!

CONCLUSIÓN

1. “La Regla de Oro podría reconciliar el capital y el trabajo, toda la contención política y los tumultos, todo el egoísmo y la codicia.” Joseph Parker (1830-1902)
   a. ¡Tal pudiera ser el impacto en nuestra sociedad si más personas siguieran a Jesús!
   b. ¡Pero empecemos cerca de nuestra casa, y permitamos a la Regla de Oro transformar nuestras propias vidas y aquellos más cercanos a nosotros!

2. “Hemos traído la Regla de Oro a la memoria: traigámosla a nuestra vida.” Edwin Markham (1852-1940)
   a. Esto refleja lo que es verdad con la mayoría de las personas; ellos conocen la regla, pero no la viven
   b. Si Jesús es verdaderamente nuestro Señor, ¡entonces Su “Regla de Oro” gobernará nuestra vida!
 

<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice