EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

Construyendo para Resistir las Tormentas – (7:24-27)

INTRODUCCIÓN  

1.    1998 fue por mucho un año de desastres naturales en el Estado de Florida...

  1. Hubo tornados asesinos, fuegos devastadores, huracanes destructivos
  2. Afectando la vida de muchas personas

2.    Tales desastres sirvieron para revelar mucho acerca de los contratistas...

  1. Aprendimos que algunos edificios no estaban bien hechas
  2. Al construir sin cumplir con el código, muchas casas y edificios fueron destruidas

3.    Jesús hizo un paralelo entre las tormentas y las construcciones al final del sermón – Mt 7:24-27

  1. Así Él buscó animar a la gente a actuar de acuerdo a Su dicho
  2. Contrastando las diferencias entre aquellos que eran hacedores y los que solo eran oidores

4.    En esta lección, deseo dirigir las siguientes preguntas...

  1. ¿Qué representan las edificaciones de las “casas del prudente y del insensato?
  2. ¿Sobre que “tormentas” está Jesús hablando?
  3. ¿Cómo podemos “construir” de tal forma que seamos capaces de soportar las tormentas?

[Iniciemos identificando las “casas”; sugiero que...]

I. LAS CASAS REPRESENTAN NUESTRAS VIDAS

A.    CADA UNO DE NOSOTROS ESTÁ CONSTRUYENDO UNA “VIDA”...

1.    Una vida que eventualmente enfrentará las vicisitudes de la vida

2.    Una vida que responderá a las muchos altibajos que vendrán a nuestra vida

B.    ESTAMOS CONSTRUYENDO ESTAS “VIDAS” SOBRE UN CIMIENTO...

1.    El cimiento es ya sea la enseñanza, la doctrina, o la filosofía a la cual estamos comprometidos

2.    Podría ser una filosofía o doctrina adoptada de otros, o desarrollada por nosotros mismos

[No podemos escapar al hecho que somos “edificadores.” La pregunta es ya sea que edificadores prudentes o seamos insensatos. Las pruebas que lo determinarán son llamadas “tormentas”...]

II. LAS TORMENTAS SON LAS COSAS QUE AMENAZAN NUESTRO BIENESTAR

A.    ESTO PODRÍA INVOLUCRAR TORMENTAS LITERALES...

1.    Tales como tornados, huracanes, inundaciones, etc.

2.    Lo cual nos llevaría a perdidas, tal vez aun de los que amamos

3.    El como responsamos a tales tragedias revelará la calidad de nuestras “edificaciones”

a.    ¿Será devastado emocionalmente?

b.    ¿Será capaz de permanecer firme, con la voluntad de continuar sin desesperarse?

 B. PODRÍA INVOLUCRAR TAMBIÉN TORMENTAS FIGURADAS...

1.Tal como enfermedades, perdida de seres amados, reveses financieros

2.Lo que podría afectar a nuestra salud, a la familia, a las posesiones

3.De nuevo, el como responsamos a tales tragedias revelará la calidad de nuestras “edificaciones”

a.    ¿Será devastado emocionalmente?

b.    ¿Será capaz de permanecer fuerte, con la voluntad de continuar sin desesperarse?

C. ENTONCES EXISTE LA “TORMENTA” FINAL DE LA VIDA...

1.La muerte y el día del juicio final – ver Apoc 9:27; Rom 2:4-6

2.La cual será la verdadera prueba para nuestra “construcción” (por ejemplo, el carácter) ver 2 Cor 5:10-11

3.El Señor determinará el tipo de “constructor” (o siervo) que hayamos sido

a.    Por ejemplo, “Bien, buen siervo y fiel...” – Mt 25:21

b.    Por ejemplo, “Siervo malo y negligente...” – Mt 25:26

[Entre más larga sea nuestra vida, más “tormentas” deberemos enfrentar; ¡y existe la “tormenta” final de la que nadie puede escapar! ¿Cómo podemos estar seguros de construir nuestras vidas de tal forma que podamos enfrentar las tormentas?]

III. LA OBEDIENCIA A JESÚS ES LA CLAVE PARA ENFRENTAR LAS TORMENTAS

A.    NO ES SUFICIENTE SER SOLO UN “OIDOR”...

1.    Tal cosa es una locura, construir sobre un cimiento vacilante que no soportará las pruebas de las tormentas – Mt 7:26-27

2.    Como escribió Santiago, uno solo se está engañando a sí mismo – Stg 1:22-24

3.    Como al contratista sin escrúpulos, la tormenta revelará la verdadera calidad del carácter de uno

4.    Como dijo Moisés, “he aquí habréis pecado ante Jehová.” Núm 32:23

B.    DEBEMOS “HACER” LO QUE DICE JESÚS...

1.    Aquellos que “hacen” lo que dice Jesús serán aquellos que soportarán las tormentas – Mt 7:24-25

2.    Porque sus vidas (casas) están construidas sobre la “roca” (un cimiento sólido)

3.    Como Santiago dijo en la Escritura, es el hacedor el que es bendecido en lo que hace – Stg 1:25

     C. COMO NOS AYUDA LA ENSEÑANZA DE JESÚS A SOPORTAR LAS TORMENTAS...

1.    En Su enseñanza tocante a donde la ley nos da tesoros – Mt 6:19-21

a.    En la cual decimos que la ley da tesoros en los cielos, no en la tierra

b.    Si nosotros atendemos Sus palabras, nuestros corazones no serán perturbados si los tesoros terrenales son robados o perdidos

2.    En Su enseñanza con respecto a que es lo primero que debemos buscar – Mt 6:33

a.    Un llamado a todos a buscar primero el reino de Dios y Su justicia

b.    Atendiendo a Sus palabras, necesitamos no tener ansiedad por el futuro

3.    Por cierto, Sus enseñanzas proveen las bases para el cimiento sólido en el cual construir una vida...

a.    Que evitará el ser engañados por falsos profetas – Mt 7:15-20

b.    Que mantendrá el camino correcto y angosto que lleva a la vida – Mt 7:13-14

c.    Que cumplirá con la ley y los profetas – Mt 7:12

d.    Que recibirá aquellos buenos regalos que Dios desea dar a Sus hijos

e.    Que no hará juicios por medio de estándares inconsistentes – Mt 7:1-6

f.    Donde las necesidades de la vida son provistas – Mt 6:30-34

g.    Libre del materialismo y de la ansiedad – Mt 6:22-29

h.    Con tesoros que no pueden corromperse o ser robados – Mt 6:19-21

i.    Con actos de justicia que son bendecidos por Dios – Mt 6:1-18

j.    Con una justicia que sobrepase a la de los escribas y a la de los fariseos – Mt 5:20-48

CONCLUSIÓN

1.    Sí, ¡esta es una vida que puede verdaderamente soportar las tormentas!

  1. Ya sea que las tormentas de la vida diaria sean literales o figuradas
  2. O la tormenta del día de la ira y del juicio que aun está por venir

2.    ¿Sobre qué tipo de cimiento está Usted construyendo su casa (vida)?

  1. Atienda lo que Jesús dice, y su vida será sólida
  2. Sea solo oidor, ¡y su vida será tan vacilante como la arena!

Así como Jesús es el fundamento de roca sólida de la iglesia (1 Cor 3:11; Ef 2:20; 1 Ped 2:4-6), ¡así permita que Él sea el fundamento de roca sólida de su vida!


Al índice


 

<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice