Las Parábolas de Jesús

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández
 

 
 
 

La Moneda Perdida (Luc 15:8-10)



INTRODUCCIÓN

1. Nuestra lección previa introdujo el contexto en el cual es encontrada esta parábola...
   a. El recaudador de impuestos y los pecadores se habían acercado para oír a Jesús – Luc 15:1
   b. Los fariseos y los escribas estaban murmurando debido a que Jesús los recibiría
      y comería con ellos – Luc 15:2
   c. En respuesta, Jesús les dijo tres parábolas como fueron registradas en Lucas 15...
1) "La Oveja Perdida" – Luc 15:3-7
2) "La Moneda Perdida" – Luc 15:8-10
3) "El Hijo Prodigo" – Luc 15:11-32

2. Como se observa en la lección anterior...
   a. Estas tres parábolas tienen el mismo tema central: "El tierno amor del Padre por el perdido" (Hendriksen)
   b. Ellas revelan también cual debería ser nuestra actitud hacia el perdido

[En esta lección, deberemos considerar la parábola de "La Moneda Perdida" (Luc 15:8-10). Iniciemos leyendo la parábola y entonces observémosla más de cerca...]

I. LA PARÁBOLA ANALIZADA

   A. COMO FUE DICHA POR JESÚS...
1. Cuál mujer, teniendo diez monedas de plata, si pierde una moneda...
      a. Encenderá una lámpara, barrerá la casa, y buscará diligentemente hasta encontrarla
      b. Cuando la encuentra llamará a sus amigas y vecinas para que juntas se regocijen con ella
2. De manera similar, hay gozo en la presencia de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente – Luc 15:8-10

   B. ALGUNA INFORMACIÓN DE FONDO...
      1. La moneda de plata, como el denario romano, era equivalente a un día de salario
      2. La casa de las clases más pobres era usualmente pequeña, con pisos de tierra y pocas ventanas
      3. Encontrar una moneda perdida en un lugar oscuro y polvoriento no sería fácil

   C. LO QUE SIGNIFICA LA PARÁBOLA...
      1. William Hendriksen, en su comentario, relata algunas "explicaciones" interesantes
         a. Que la mujer simboliza el Espíritu Santo, supuestamente porque...
            1) El Hijo era simbolizado en la parábola de "La Oveja Perdida"
            2) El Padre sería representado en la parábola de "El Hijo Prodigo" -- Entonces teniendo a la mujer ésta representa el Espíritu que completaría la trinidad
         b. Que la lámpara representa el evangelio
         c. Que la escoba representa a la Ley
      2. Pero Hendriksen no hace caso de tal alegorización imaginativa (como yo lo hago también)
         a. Como con la mayoría de las parábolas, hay solo un punto, solo una lección central
         b. Y la propia explicación de Jesús aclara que la parábola está diseñada para enseñar
      3. Esta parábola refuerza el punto principal en la lección anterior...
         a. Que habrá "más gozo en el cielo" por un pecador que se arrepiente – Luc 15:7
         b. Aquí, la expresión es "gozo delante de los ángeles de Dios" – Luc 15:10
            1) ¿Significa esto el decir que los ángeles se regocijan cuando un pecador se arrepiente?
               a) Ellos ciertamente tienen un profundo interés en nuestra salvación – 1 Ped 1:10-12; Heb 1:13-14; Mt 18:10
               b) ¿Quién está en presencia de ellos? ¡Dios!
            c) ¡El cual habita en la presencia de los ángeles con gran regocijo! –
   ver Ezeq 18:23,32; 33:11; Zac 3:17; 2 Ped 3:9

[De nuevo, el tema de esta parábola es similar a los otros en este capítulo: "El tierno amor del Padre por el perdido" cuando un pecador se arrepiente.

Ahora unos pocos pensamientos relacionados...]

II. LA PARÁBOLA APLICADA

    A. CUAL DEBE SER NUESTRA ACTITUD HACIA EL PERDIDO...
      1. Hay cuatro actitudes diferentes que alguien puede asumir hacia el perdido:
         a. Odiarlos (los individuos que se consideran a si mismo justos podrían tener esta actitud)
         b. Considerarlos con indiferencia (algunos cristianos tienen esta actitud)
         c. Darles la bienvenida cuando ellos vienen a Usted (los fariseos y los escribas consideraron a Jesús culpable de esto)
         d. Buscarlos
      2. De las primeras dos parábolas y la declaración que ellos dijeron precipitadamente, aprendemos...
         a. Jesús no solo les dio la "bienvenida" (opción "c")
         b. ¡Él los "buscó"! (opción "d") – por ejemplo, Luc 19:10 (ver v.5); Jn 10:16
 -- ¡Así nuestra actitud debe ser una tanto de dar la bienvenida como de buscar a aquellos que están perdidos!

    B. CUAL DEBE SER NUESTRA ACTITUD HACIA EL PENITENTE...
      1. Ambas parábolas ("La Oveja Perdida" y "La Moneda Perdida") describen el gozo celestial cuando un pecador se arrepiente – Luc 15:7,10
      2. ¿Cuál es nuestra actitud cuando un pecador se arrepiente?
         a. ¿Somos indiferentes? ("Oh hum, así que...")
         b. ¿Somos escépticos? ("Estoy asombrado de que ellos realmente se arrepintieron")
         c. ¿Somos críticos? ("¡Nos avergonzamos de que los pecadores estén en el lugar principal!")
         d. ¿O estamos llenos de gozo? ("¡Esto es maravilloso! Oremos a Dios!")
-- Cuando una alma se arrepiente, ¡debe ser una ocasión de gozo! – por ejemplo, 2 Cor 7:4-9

CONCLUSIÓN

1. La parábola de "La Moneda Perdida" debe servir para recordarnos que...
   a. Dios no solo da la bienvenida a los pecadores, ¡Él se encamina a buscarlos!
   b. Dios se regocija cuando los pecadores se arrepienten

2. Es importante que poseamos estas mismas actitudes hacia el perdido...
   a. Primero, y sobre todo, porque estamos para imitar a nuestro Padre y a nuestro Salvador – Ef 5:1-2
   b. En segundo lugar, Jesús sintió que era bastante importante al decir dos parábolas que son virtualmente idénticas
      1) Tal vez para enfatizar
      2) Tal vez una para dar en el blanco a los hombres ("La Oveja Perdida"), y la otra para meter a fondo a las mujeres en el asunto de la casa ("La Moneda Perdida")
   c. Pero también, ¡debido a que Jesús iba a decir otra parábola que haría que el punto tratado fuera aun más fuerte!
   -- Esa parábola es "El Hijo Prodigo", la cual tenemos la esperanza de considerar en           nuestro siguiente estudio.

Pero si Ustedes están en la necesidad de arrepentirse, ¿por qué no contestar el llamado del Padre el cual está buscándolos hoy en día? Él los llama por medio del evangelio (2 Tes 2:14), y Él lo está llamando a Su reino y gloria (1 Tes 2:12).

¡Habrá gozo en el cielo, y también en sus propios corazones!
 

 
 

A un índice