Las Parábolas de Jesús

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández
 

 
 

La Gran Cena (Luc 14:15-24)


INTRODUCCIÓN

1. En nuestro último estudio, encontramos a Jesús en casa de un gobernante de los fariseos...
   a. Él había ido allí a comer pan en el sábado – Luc 14:1
   b. Observado de cerca por los interpretes de la ley y por los fariseos que estaban presentes, Jesús sanó a un hidrópico, y silenció sus objeciones contra Él sanándolo en sábado – Luc 14:2-6
   c. Notando como ellos estaban escogiendo el mejor lugar para sentarse, Jesús enseñó la parábola de "Tomar el Último Lugar" para enseñar la importancia de la humildad – Luc 14:7-11

2. Fue en esta misma ocasión que Jesús enseño otra parábola...
   a. Conocida como la parábola de "La Gran Cena", está registrada en Luc 14:15-24
   b. Uno nota inmediatamente las similitudes entre esta parábola y la parábola de "La Fiesta de Boda", encontrada en Mt 22:1-14

3. Pero estas parábolas no son una ni la misma...
   a. La ocasión es diferente
      1) La parábola de "La Fiesta de Boda" fue en realidad dicha más tarde en el ministerio de Jesús, durante Su semana final, y en el templo
      2) La parábola de "La Gran Cena" fue dicha mucho antes, y en la casa del fariseo
   b. La aplicación es diferente
      1) La parábola de "La Fiesta de Boda" parece dirigida más a la nación de Israel como un todo, rechazando al Hijo del Rey – ver Mt 22:1-3
      2) La parábola de "La Gran Cena" no parece tener tal enfoque limitado, y entonces su aplicación podría afectarnos más cercanamente

[Puesto que "podría afectarnos más cercanamente", deseamos ser cuidadosos en hacer cualquier aplicación que podamos tener de esta parábola. Iniciemos con algunas observaciones preliminares...]

I. LA PARÁBOLA ANALIZADA

   A. EL ESCENARIO...
      1. De nuevo, Jesús está comiendo en la casa de uno de los gobernantes de los fariseos, junto con un número de interpretes de la ley y de fariseos – Luc 14:1-6
         a. Él había estado hablando la parábola de "Tomar el Último Lugar"Luc 14:7-11
         b. Él entonces le dice a Su huésped que cuando él tenga una comida o una cena, debe invitar a aquellos que no pueden recompensarlo – Luc 14:12-14
           1) Jesús no está diciendo que "nunca" atendamos a nuestros amigos, etc., y que lo hagamos extensamente
           2) Su lenguaje aquí es similar al encontrado en Jn 6:27
              a) Donde, tomado literalmente, uno podría concluir que es un error trabajar para vivir
              b) Pero el no hacer esto...sino hacer esto" es una forma gramatical de acentuar lo que debe ser enfatizado
              c) En este caso, el alimento espiritual es más importante que el alimento físico
              d) Otro ejemplo de este tipo de lenguaje es encontrado en 1 Ped 3:3-4
           3) Así Él está acentuando la hospitalidad hacia aquellos que no pueden recompensarnos en esta vida
 2. Los comentarios de Jesús impulsaron una respuesta de aquellos que lo oyeron Luc 14:15
                a. "Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios"
                b. Este dicho fue probablemente precipitado por la referencia de Jesús en respuesta a la resurrección de los justos – ver Luc 14:14
                c. "El lenguaje de Cristo implica que Dios mismo festejaría a aquellos que agasajaran al pobre, y esta implicación concordaba con la noción judía de que el reino de Dios sería anunciado con una gran fiesta. Inspirado por este pensamiento, y el sentimiento confidente de que el podría haber sido parte de las festividades, este invitado exclamó sobre la bendición anticipada." (MCGARVEY)
                d. Que él que habló pudiera referirse a las bendiciones escatológicas en el simbolismo de un banquete celestial no estaba fuera de lugar – ver Mt 8:11-12; Apoc 19:9
-- Es éste comentario por parte del otro invitado que llevó a Jesús a decir otra parábola...

   B. LA PARÁBOLA MISMA...
      1. Un cierto hombre dio una gran cena y extendió su invitación – Luc 14:16-17
      2. Sin embargo, aquellos invitados empezaron a dar excusas...
         a. Uno había comprado una hacienda, y dijo que debería ir a verla – Luc 14:18
         b. Otro había comprado cinco yuntas de bueyes, y deseaba probarlas – Luc 14:19
         c. Un tercero dijo que se había casado, y no podía venir – Luc 14:20
      3. El maestro, estando enojado, envió a su siervo a que fuera e invitara a otros...
         a. En primer lugar, a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos (por ejemplo, los rechazados por la sociedad) – Luc 14:21
         b. Pero aun hay lugar, así que el siervo es enviado de nuevo, a forzar a venir a aquellos que estaban entre los caminos y los vallados – Luc 14:22-23
      4. Pero aquellos invitados que se habían excusado no gustarían de esta cena – Luc 14:24

[Jesús no explica el significado de esta parábola, así que se deja a nuestro propio entendimiento. He aquí algunos pensamientos en relación a...

II. LA PARÁBOLA APLICADA

    A. DIOS HA HECHO PROVISIONES MARAVILLOSAS PARA EL FUTURO...
       1. La gran cena probablemente simboliza el tiempo después de la resurrección – ver Luc 14:14-15
       2. Como es indicado arriba, las bendiciones del reino de los cielos en su estado eterno son frecuentemente descritas en la figura de una gran fiesta – ver Mt 8:11-12; Apoc 19:9
       3. Pablo escribe de las maravillosas bendiciones aun por venir – ver Ef 2:7
       4. Juan escribe de la visión que él vio relacionada a estas bendiciones – Apoc 21:1-7, 9-12; 22:1-5
 -- Cualesquiera cosa que representen estos símbolos, ¿quién no desearía  experimentarlo?

    B. NO TODOS LOS INVITADOS EXPERIMENTARÁN ESTAS BENDICIONES...
       1. Dios ha extendido graciosamente la invitación de salvación, junto con sus bendiciones futuras, a muchos
          a. A los judíos primeramente, y también al griego (por ejemplo, a los gentiles) – ver Rom 1:16
          b. Dios ciertamente desea que todos sean salvos, no deseando que ninguno perezca – 1 Tim 2:3-6; Tito 2:11; 2 Ped 3:9
          c. Y así la invitación ha sido hecha a todos – ver Apoc 22:17
       2. Tristemente, sin embargo, muchos no aceptarán la invitación, poniendo en su lugar excusas
          a. Estas excusas podrían involucrar cosas que en si mismas son nobles
             1) Tal como responsabilidades de negocios – ver Luc 14:18-19
             2) Tal como responsabilidades familiares – ver Luc 14:20
          b. El problema es que las prioridades están mal ubicadas, y uno no debería permitir que los asuntos terrenales tengan prioridad sobre los asuntos espirituales – ver Mt 6:33; Luc 10:38-42

    C. ¡AQUELLOS QUE EXPERIMENTARÁN LAS BENDICIONES PODRÍAN SORPRENDERNOS!
       1. Muchos entienden que la parábola tiene referencia inicial al ofrecimiento del evangelio a los gentiles después de su rechazo por parte de los judíos – por ejemplo, Mt 21:43
       2. Otros ven la referencia al ofrecimiento de salvación a los publicanos y a los pecadores después de su rechazo por parte de los líderes religiosos de ese tiempo – por ejemplo, Mt 21:31-32
       3. ¿Podría no tener aplicación a nosotros hoy en día?
          a. Muchos "en la iglesia" a menudo ponen excusas para no servir al Señor como deben
          b. Aun con un espíritu de justicia propia ellos esperan ser "invitados a la gran cena"
          c. Y al final, sin embargo, serán el tropiezo, con frecuencia desprecian aun la fidelidad, siervos del Señor que deberán "gustar mi cena" – ver Luc 14:24

CONCLUSIÓN

1. El Señor ciertamente ha preparado una "cena" maravillosa, y ha extendido la invitación a todos:

   "Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero." (Apoc 19:9)

   " Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente." (Apoc 22:17)

2. El peligro está en permitir que los afanes de esta vida nos mantenga alejados de esta graciosa invitación:

   "Y todos a una comenzaron a excusarse..." (Luc 14:18a)

   ¿Está Usted propenso a dar excusas en respuesta al llamado del Señor? ¡La parábola de "La Gran Cena" podría servir como una advertencia para todos!

 
 

A un índice