Home page


Epístola de Pablo a Tito

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

La Gracia de Dios que Trae Salvación (2:11-15)
 

INTRODUCCIÓN 

1. La doctrina de la gracia es un concepto maravilloso...
   a. La gracia significa “buena voluntad, bondad, favor” (Thayer)
   b. Una definición popular es “favor no merecido” 

2. La Biblia enseña claramente que somos salvos por gracia...
   a. Somos justificados gratuitamente por la gracia de Dios por medio de la redención que es en Cristo – Rom 3:24
   b. El don de Dios es la salvación por gracia por medio de la fe, no por obras – Ef 2:8-9; ver Ti 3:4-7 

3. Sin embargo algunos entienden mal y abusan del concepto de la gracia...
   a. Al creer que la gracia permite a alguien pecar sin consecuencias
   b. Lo que Pablo y Judas buscaron rebatir en sus escritos – ver Rom 6:1-2; Jud 3-4 

   [En Ti 2:11-15, leemos sobre “La Gracia de Dios que Trae Salvación”, y como ciertamente no da licencia (libertad para pecar). Mientras consideramos nuestro texto más de cerca, notamos primero que la gracia de Dios...]
 

I. HA APARECIDO A TODOS LOS HOMBRES 

   A. LO QUE ALGUNA VEZ FUE UN MISTERIO OCULTO...

     1. Se mantuvo oculto desde tiempos eternos – Rom 16:25

     2. Que había estado oculto desde los siglos y edades – Col 1:26-27

     3. El plan de Dios para redimir al hombre había sido un misterio, aun para los ángeles – ver 1 Ped 1:10-12 

   B. PERO AHORA HA SIDO REVELADO...

     1. Inicia con la enseñanza del mismo Cristo – Mt 13:10-11, 34-35

     2. Continuó con la predicación de los apóstoles – Ef 3:3-5

     3. Ahora se ha dado a conocer a todas las naciones – Ef 3:8-9; Rom 16:25-26 

   [La gracia de Dios que trae salvación, a diferencia del gnosticismo que se cubre a sí mismo en secreto privilegiado, son las buenas nuevas que Dios pretende que sea oído por todos. No solo oír, sino también prestar atención...]
 

II. NOS ENSEÑA COMO VIVIR 

    A. RENUNCIANDO A LA IMPIEDAD Y A LOS DESEOS MUNDANOS...

       1. Nos enseña a decir “¡No!” a la impiedad (asebeia)
          a. Irreligiosidad hacia Dios, impiedad, falta de reverencia - TCWD
          b. Perversidad en general, negligencia o violación de la responsabilidad hacia Dios, hacia nuestro prójimo o hacia nosotros mismos, unido a y teniendo principio de impiedad hacia Dios – ibid.

       2. Enseñándonos a rehusar los deseos mundanos (cósmicos epithumia)
          a. Deseos inapropiados que pertenecen a esta vida – el deseo de riquezas, placeres, honor, indulgencia sensual – Barnes
          b. Pasiones tales como a las que se inclinan la gente mundana - ibid.

       3. Porque alguien no puede amar al Padre si ellos aman tales cosas en el mundo – 1 Jn 2:15-17
          a. ¡La gracia ciertamente no es una licencia para pecar!
          b. Nos llama a amar al Padre, lo cual afectaría la forma en que vivimos 

    B. VIVIENDO EN ESTE SIGLO SOBRIA, JUSTA Y PIADOSAMENTE...

       1. Vivir sobriamente (sophronos)
          a. Con mente sana, sobriamente, temperadamente, discretamente - Thayer
          b. Tal conducta es esperada de los ancianos (sobrios), de las mujeres jóvenes (prudentes), de los hombres jóvenes (prudentes) – Ti 2:2,4,6

       2. A vivir justamente (dikaios)
          a. Justamente, conforme a la justicia, honestamente, sin injuriar a nadie – TCWD
          b. Esto se refiere al desempeño de nuestras responsabilidades hacia nuestro semejante – Barnes
          c. Tal vez el mejor resumen está en la “Regla de Oro” – Mt 7:12

       3. Vivir piadosamente (eysebos)
          a. Piamente, piadosamente – Thayer
          b. En una forma piadosa, de acuerdo a la Palabra de Dios, y agradable a la voluntad de Dios; y en todo ejercicio piadoso, tanto público como privado, y para la gloria de Dios – Gill

       4. Note que estas tres virtudes apuntan hacia el interior, el exterior, y hacia arriba:
          a. “Sobriamente,” esto es, con dominio de sí mismo, en relación a la personalidad de alguien
          b. “justa”, o justamente, en relación a nuestro prójimo
          c. “piadosa” o piamente, en relación a Dios (no solo cordial y justamente, sino algo más alto, piadoso, con amor y reverencia hacia Dios) – Jamieson, Fausset y Brown 

    C. EN ESTE SIGLO...

       1. Un siglo malo, por lo cual Cristo murió para salvarnos – Gál 1:4

       2. En el que ahora vivimos – en el mundo, pero no del mundo – ver Jn 17:14-16 

    D. AGUARDANDO LA ESPERANZA BIENAVENTURADA Y LA MANIFESTACIÓN GLORIOSA...

       1. ¡Esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo! – ver 1 Cor 1:7; Fil 3:20-21

       2. Descrito aquí como “nuestro gran Dios y Salvador” (afirmando la deidad de Cristo) – Ti 2:13 

   [Entonces la gracia de Dios nos enseña cómo vivir en este mundo, ¡todo lo que prepara y mira por el mundo por venir! De hecho, esta gracia maravillosa de Dios que ha aparecido a todos los hombres...]
 

III. INVOLUCRA EL DON DE JESÚS DE SI MISMO 

     A. PARA REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD...

        1. Redimir (lutroo) – redimir, liberar por el pago de rescate - Thayer

        2. De toda iniquidad (anomia) – la condición de estar fuera de la ley, debido a la ignorancia de ella o debido a la violación de ella; desprecio y violación de la ley, iniquidad, perversidad - Thayer

        3. Jesús murió para liberarnos de la culpa de ausencia de ley, ofreciendo Su sangre preciosa como compensación – 1 Ped 1:18-19 

     B. PARA PURIFICARNOS POR BUENAS OBRAS...

        1. Purificar (katharizo) – Hacer limpio, purificar de la maldad - Thayer

        2. Por buenas obras (kalos) – obras que son “bellas, generosas, excelentes, eminentes, escogidas, incomparables, preciosas, útiles, apropiadas, alabable, admirable” – Thayer

        3. Él cumple esto por medio del lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo (una alusión al bautismo) – Ti 3:4-5; ver Jn 3:3-5 

     C. PARA SER SU PUEBLO PROPIO, CELOSO DE BUENAS OBRAS...

        1. Propio (periousios) – Se refiere al pueblo escogido de Dios en el que Él tiene un interés especial, uno que excede Su atención común por la humanidad en general. Entonces la frase podría ser transferida mejor, ‘Su pueblo apreciado’ – TCWD

        2. Celoso (zelotes) – Un celoso, alguien celoso de o deseo exagerado de algo – TCWD

        3. En particular, como es acentuado en esta epístola, ¡celoso de buenas obras! – Ti 2:14; ver 3:1,8,14

        4. Aun cuando todo sea dicho y hecho, nuestras obras no nos han salvado por sus propios meritos – ver Luc 17:10
 

CONCLUSIÓN 

1. En relación a tales cosas Tito debía hablar a sus hermanos – Ti 2:15
   a. Exhortando y reprendiendo con toda autoridad
   b. No permitiendo que nadie lo menospreciara
   c. Ciertamente tales cosas deberían ser enfatizadas en nuestra predicación actual 

2. ¿Cuál es entonces la respuesta adecuada a la gracia de Dios...?
   a. No excluye la obediencia – ver Heb 5:9
   b. No incluye las obras de merito – ver Ti 3:5 

3. Inicia con la fe, el arrepentimiento, y el bautismo...
   a. La fe en Jesús que se dio por a Si mismo por nosotros – Rom 3:24-26
   b. El arrepentimiento por los pecados, que Dios manda para todos – Hech 17:30-31
   c. El bautismo en Cristo, en el que experimentamos una renovación – Rom 6:1-4; ver Ti 3:4-8 

4. Pero entonces la gracia de Dios nos enseña a...
   a. Renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos
   b. A vivir sobria, justa y piadosamente
   c. A ser celosos de buenas obras 

¿Cuál ha sido nuestra respuesta a la gracia de Dios? ¿Excusarnos continuamente en una vida de pecado, o un esfuerzo serio para vivir una vida de santidad para el Señor...?

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 

A un índice                                       A la página principal