Home page

Evangelio de Juan

Por Mark Copeland

Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 


Padre...Glorifica a Tu Hijo (17:1-5)


INTRODUCCIÓN
 

1. En la lección anterior establecimos que la oración de Jesús en Juan 17 es “La Más Grande Oración Jamás Dicha”, notando cuatro razones...

   a. La Persona que hizo la oración

   b. La ocasión que demandó la oración

   c. El contenido de la oración

   d. La victoria en Jesús que es revelada 

2. Miremos más de cerca a esta oración, iniciando con la petición que hizo Jesús para Él mismo en los versículos 1-5 y preguntemos...
   a. ¿Qué está pidiendo Jesús?
   b. ¿Por qué le concedería Dios Su petición?
   c. ¿Fue contestada la oración de Jesús? 

   [En relación a la primera pregunta...]
 

I. ¿QUÉ ESTÁ PIDIENDO JESÚS? 

   A. LA PETICIÓN EXPRESADA...

      1. “Padre...Glorifica a Tu Hijo” – Jn 17:1

      2. “Padre, glorifícame con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” – Jn 17:5 

   B. LA PETICIÓN EXAMINADA...

      1. Glorificar – “exaltar a un rango o condición gloriosa” – Thayer

      2. Jesús pide ser restaurado a Su estado de gloria que tuvo antes que el mundo existiera – Jn 17:5

      3. Su petición implica dos grandes verdades en relación a Jesús:
         a. Su pre-existencia, como es anticipado en profecía – ver Mi 5:2
         b. Su deidad, porque Dios no comparte Su gloria con nadie más - ver Isa 42:8

      4. Al poner atención a esta oración, apreciamos el por qué Juan inicia este evangelio con estas palabras:
         a. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios...este era en el principio con Dios.” – Jn 1:1a,2
         b. “...y el verbo era Dios.” – Jn 1:1b

      5. Entonces Jesús pide al Padre reinstalarlo a la posición gloriosa que Él tuvo antes de venir a la tierra 

[Esto nos lleva a nuestra segunda pregunta...]
 

II. ¿POR QUÉ LE CONCEDERÍA DIOS SU PETICIÓN? 

    A. “PARA QUE TAMBIÉN TU HIJO TE GLORIFIQUE A TI...”

       1. Jesús desea glorificar a Su Padre – Jn 17:1
          a. Entonces esta oración no es meramente personal
          b. Él desea recíprocamente utilizar Su gloria para honrar al Padre

       2. Jesús provee un ejemplo importante en relación a su propia oración
          a. ¿Pedimos bendiciones para poder servir mejor a Dios y a Su voluntad?
          b. Muchas oraciones no son contestadas debido a que son por razones personales – ver Jer 4:3
          c. Nuestras peticiones deber estar siempre teniendo en mente la voluntad del Padre – 1 Jn 5:14 

    B. “COMO LE HAS DADO POTESTAD SOBRE TODO...”

       1. El Padre ya había dado ‘autoridad’ a Jesús – Jn 17:2
          a. Autoridad para dar vida eterna – Jn 17:2 (más en nuestro siguiente estudio)
          b. Autoridad para perdonar pecados – ver Mt 9:6
          c. Autoridad para ejecutar juicio – ver Jn 5:26-27
          d. Por cierto, toda potestad en el cielo y en la tierra – ver Mt 28:18

       2. A la vista de tal autoridad, es solo apropiado recibir la gloria que la acompaña 

    C. “YO TE HE GLORIFICADO EN LA TIERRA...”

       1. Él había acabado la obra que le dio Su Padre – Jn 17:4
          a. Al hacer la voluntad y obra de Su Padre Su principal delicia – Jn 4:34
          b. Él vino del cielo para este propósito – ver Jn 6:38
          c. Por Su vida y por Su obra Jesús siempre glorificó a Su Padre

       2. De nuevo, Jesús provee un ejemplo en relación a nuestra propia oración
          a. ¿Basamos nuestras peticiones solamente sobre las promesas de lo que haremos?
          b. ¿O buscamos hacer primero Su voluntad, y entonces pedir a Dios para cumplir lo que Él ha prometido? 

    D. “HE ACABADO TU OBRA...”

       1. Él había terminado la obra que le había dado Su Padre – Jn 17:4
          a. En verdad, Su obra más grande (morir por nuestros pecados aun no había sido hecha – ver Jn 19:30
          b. Pero su cumplimiento era tan cierto, que Jesús podría hablar de ello como si estuviera hecho

       2. Jesús ilustra el lugar apropiado que la oración debe ocupar en nuestras vidas...
          a. No algo usado solo en casos de emergencia
          b. ¡Sino complementando una vida de devoción y servicio dedicado para glorificar a Dios! 

   [Ahora venimos a nuestra tercer y última pregunta...]
 

III. ¿FUE CONTESTADA LA ORACIÓN DE JESÚS? 

     A. SI, ¡AL HACER SU MUERTE SIGNIFICATIVA...!

        1. La importancia de la muerte de Jesús Le da gran honor

        2. Como es expresado en el libro de Apocalipsis – ver Apoc 5:9-14 

     B. SI, ¡AL LEVANTARLO DE LA MUERTE...!

        1. Dios declaró que Jesús es el Hijo de Dios con poder – Rom 1:4

        2. Y así Le dio gloria – 1 Ped 1:21 

     C. SI, ¡AL SER EXALTADO A LA DIESTRA DE DIOS...!

        1. Dios lo sentó a Su diestra, por encima de todo – Ef 1:20-22; 1 Ped 3:22

        2. Jesús reina ahora con autoridad sobre las naciones – Apoc 2:26-27; 3:21 

     D. SI, AUNQUE HAY MÁS GLORIA POR VENIR...

        1. Cuando regrese Jesús, Él será glorificado en Sus santos – 2 Tes 1:10

        2. Él se sentará en Su trono de gloria, mientras él juzga al mundo – Mt 25:31-32
 

CONCLUSIÓN 

1. Las palabras de Pablo confirman que Dios ha glorificado a Su Hijo – ver Fil 2:9-11 

2. Pero también debemos recordar...
   a. Jesús no solo oró “Padre...Glorifica a Tu Hijo” – Jn 17:1,5
   b. ¡Jesús oró también para que nosotros pudiéramos contemplar Su gloria! – Jn 17:24

  
c. ¡Jesús desea que nosotros compartamos Su gloria! – ver Apoc 2:26-27; 3:21 

3. De estos dos pasajes en el libro de Apocalipsis...
   a. Sabemos que Dios ha contestado la oración de Jesús para ser glorificado
   b. ¡Sabemos que Dios responderá la oración de Jesús de que podamos contemplar Su gloria! 

   ¿Desea participar en esa gloria? Confiese y obedezca a Jesús como su Señor (ver Hech 2:36-39), ¡y entonces “manténgase firme” hasta que Él venga (ver Apoc 2:25)...!
 

 
 

A Contenido

 
hit counter
html hit counter