Orar -- ¿Pedir ahora?

Introducción.

      A. ¿Debemos hacer peticiones a Dios? Si no, ¿por qué no?

          1. ¿Porque no existen los dones del Espíritu Santo ahora? ¿Porque no hay milagros ahora?

          2. ¿Otra razón?

      B. ¿Qué textos enseñan que nosotros no debemos hacer peticiones a Dios? ¿Qué textos dicen que los discípulos habían de hacer peticiones solamente hasta terminar los dones y los milagros o hasta que se completara la revelación del Nuevo Testamento?

      C. El Nuevo Testamento autoriza cinco actos de culto: cantar, orar, enseñar, participar de la cena y la ofrenda. Es indispensable que llevemos a cabo cada uno de estos actos de culto de acuerdo a la voluntad de Dios. Si no lo hacemos, nuestro servicio no será aceptable.

      D. Este tema es, pues, de suma importancia. Si Dios no quiere que se hagan peticiones debemos evitarlo, pero si Dios quiere que le hagamos peticiones y no lo hacemos, no debemos dejar de hacerlo.

      E. También es de mucha importancia el tema, porque si Dios no quiere que le hagamos peticiones, debemos enseñar a la gente que Dios no oye sus peticiones.

I. Definición de “orar”

      A. “Orar – rogar, pedir, suplicar: orar en favor del desterrado … orar por los difuntos” (Diccionario Enciclopédico – Quillet). “Pray – to ask for by prayer or supplication; beg for imploringly … to ask for earnestly; make supplication, as to a deity” (New World Dictionary).

      B. parakaleo – Mat. 26:53, “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?” Pero en otros textos (Mar. 5:18; Hech. 8:31; 19:31; 1 Cor. 16:12) esta palabra se traduce rogar.

      C. deomai – se traduce orar en Luc. 21:36; Hech. 4:31; 10:2; 1 Tes. 3:10; pero se traduce rogar en Mat. 9:38; Luc. 5:12; 8:28, 38; 9:38, 40; 10:2 y en muchos otros textos.

      D. proseuchomai – es el término más frecuente que se utiliza para orar.

          1. Efes. 6:18, “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;  19  y por mí …”; es decir, al orar habían de hacer súplicas por todos los santos y por Pablo. Al orar pedían.

          2. Fil. 1:9, “Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia”. Pablo dice, “pido en oración” y nos dice qué pidió.

          3. Heb. 13:18, “orad por nosotros”. Pedir a Dios por nosotros.

      E. aiteo – pedir; Mat. 6:8, “vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis”; Mar. 11:24, “todo lo que pidiereis orando”. Jn. 15:16, “para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé”; Jn. 16:24, “Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido”; Efes. 3:20, “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos”; Fil. 1:9, “Esto pido en oración”; Sant. 1:5, “tiene falta de sabiduría, pídala a Dios”; 1 Jn. 3:22; 5:14. Al orar pedimos.

      F. A través de la Biblia, el orar indica petición; es decir, los que oraban a Dios pedían algo:

          1. Sant. 5:16 habla de oración y el ejemplo es que pidió con respecto a la lluvia.

          2. Neh. 1:11, “oración de tu siervo …concede ahora, etc.” Pidió algo.

          3. Mat. 6:9-14, Jesús dice “oraréis” de esta manera y nombra peticiones.

          4. Mat. 24:20, “orad que vuestra huida no sea en invierno, etc.”

          5. Mat. 26:41, “orad para que no entréis en tentación”

          6. Rom. 10:1 “mi oración a Dios es para salvación”

          7. Rom. 15:30, “me ayudéis orando por mí a Dios, para que sea librado …”

          8. 1 Tim. 2:1, rogativas, oraciones, peticiones, acciones de gracias por todos los hombres.

      G. Por eso, ¿cómo podemos orar sin pedir?

II. Acción de gracias.

      A. Es indispensable que demos gracias pero obsérvese que la acción de gracias se distingue de otras partes de la oración.

          1. 1 Tim. 2:1, “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres”. “Acciones de gracias” se menciona aparte de rogativas, oraciones y peticiones.   

          2. Fil. 4:6, “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Después de hablar de peticiones y oración y ruego, Pablo agrega acción de gracias.

          3. Col. 4:2, “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias”. La misma cosa.

      B. Por eso, el orar nunca se limita a las acciones de gracias.

      C. ¿Qué significa cuando damos gracias a Dios? ¿Creemos que nos ha bendecido milagrosamente? Más bien creemos que El nos ha bendecido y nos ha cuidado sin hacer milagros. No lo hace milagrosamente pero sí lo hace. Entonces podemos pedir esas mismas bendiciones sin esperar un milagro. No es lógico pensar que Dios nos bendice todos los días sin hacer milagros (y, por eso, le damos gracias), pero que nosotros no podemos pedirle nada porque eso implicaría pedir un milagro.

III. La enseñanza del Nuevo Testamento sobre la oración es para nosotros.

      A. Desde luego, los dones del Espíritu Santo no son para nosotros pero, por eso, ¿debemos enseñar que el orar no es para nosotros?

      B. Mat. 6:11, “el pan … dánoslo hoy”. ¿Qué texto enseña que sólo se contestaba esta petición cuando Jesús multiplicó los panes y peces?

      C. ¿No debemos orar por los enemigos (Mat. 5:44). ¿Qué tiene que ver esto con dones o milagros?

      D. ¿Mat. 7:7-11 (“Pedid, y se os dará”) no es para nosotros? ¿Qué texto dice que Jesús les enseñaba que solamente pidieran milagros?

      E. ¿Mat. 6:5-15 Jesús no está enseñándonos a nosotros cómo orar? ¿Qué texto enseña que solamente los discípulos del primer siglo debieran hacer estas peticiones? Desde luego, solamente pedían “venga tu reino” hasta el Día de Pentecostés, pero ¿las otras peticiones?

      F. ¿Mat. 26:41 (“Velad y orad, para que no entréis en tentación”) no es para nosotros? ¿Qué tienen que ver los dones y milagros con el no entrar en tentación?

Conclusión.

      A. Recordemos el significado de orar. Básicamente el orar es pedir, rogar, hacer súplicas. Uno puede orar sin dar gracias y puede dar gracias sin hacer peticiones. Por ejemplo, antes de participar de la cena debemos dar gracias. Esto se específica. No hay enseñanza ni ejemplo de otra cosa. Debemos “bendecir” el pan y la copa y es lo que hacemos cuando damos gracias. Pero las “oraciones”, sea en la congregación o en privado, incluyen mucho más que las acciones de gracias.

      B. Repito: Si no debemos pedir, debemos enseñar a la gente que Dios no contesta oraciones, que El no oye las peticiones de sus hijos. ¿Estamos dispuestos a hacer esto?

      C. También debemos dejar de cantar los himnos que son oraciones (peticiones).

          # 12, “sé mi escondedero fiel.”

          # 13, “cuántas veces tuve en ti auxilio en ruda tentación … tú llevas mi petición a Dios que escucha con piedad”.

          # 38, todo el himno pide la ayuda de Dios para poder consagrarnos a El.

          # 65, 144 “Más cerca Oh Dios de Ti”

          # 81, “Más santidad dame … más odio al mal, más calma en las penas, más alto ideal, más fe en mi Maestro, más consagración, más celo en servirle, más grata oración”

          # 110, “Hazme vivir, Señor, cerca de ti”

          #  153, “No me pases, no me olvides … Guíame en tu luz”

      # 175, “Haz lo quieras de mí, Señor”;  # 228, “Oh danos la serenidad con que venció Jesús”.

Al Estudio Anterior: “Que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres”
Sermones Index
Al Siguiente Estudio: Orar: ¿Por qué pedir si no hay milagros?