Vino y la cena del Señor

          Nuestro Señor Jesucristo no dijo nada acerca de "vino" cuando instituyó la cena del Señor (Mat. 26:27-29). Solamente dijo "copa" y "fruto de la vid". Los que dicen que El usó vino alcohólico no lo pueden comprobar.

          En aquel tiempo no existieron los vinos fuertes (p. ej., de 18 por ciento de alcohol). Los vinos fuertes (muy alcohólicos) se producen por medio de la destilación, un proceso desconocido hasta el siglo XIII. En el primer siglo el jugo de uva llegó a ser alcohólico solamente por medio de la fermentación natural, y el contenido de alcohol llegó solamente a 4 por ciento a 6 por ciento, según la cantidad de azúcar en la fruta.

          Aun el vino que contenía solamente 4 por ciento a 6 por ciento de alcohol fue condenado en la Biblia como bebida fuerte (Prov. 20:1; 23:29-35). Por lo tanto, no sería apropiado para la cena del Señor.

          Hoy en día de alguna manera se consigue el fruto de la vid no fermentado y no hay excusa para usar el vino alcohólico.

Al Estudio Anterior: La cena del Señor
Sermones Index
Al Siguiente Estudio: “Esto es mi sangre del nuevo pacto”