¿Beber alcohol con moderación?

Introducción.

    A. La borrachera es pecado (Rom. 13:13; Gál. 5:21). Pero el problema es que esta palabra es muy relativa. Tiene muchas definiciones, según la persona que la defina. Larousse dice que la "embriaguez" significa "pérdida de la razón causada por el alcohol". Pero ¿qué tanta pérdida? Hay grados de borrachera. El que tambalea y cae en su vómito no es el único borracho. ¿Estará sobria la persona cuando el alcohol le hace cantar, hablar y discutir en forma necia y estúpida?

    B. Los hermanos todos admiten que la borrachera es pecado, pero algunos creen que Dios aprueba que el cristiano consuma alcohol con "moderación", participando en la "bebida social". Creen que está bien tomar "una que otra" cerveza con los compañeros de trabajo y servir bebidas alcohólicas en la casa.

    C. Se condena el "beber con exceso", pero lo curioso es que no hay ningún acuerdo en cuánto a la definición de las palabras "moderación" y "exceso". ¿Se puede tomar una o dos o tres cervezas? ¿cómo se define la "moderación" y cuándo llega a ser "exceso"? ¿Quién está autorizado a definir estas palabras? Sin duda algunos hermanos dirán "una o dos", y otros dirán, "no me afecta tanto el alcohol y puedo tomar tres o cuatro". De esta manera las palabras "moderación" y "exceso" pierden su significado.

    D. Los que defienden la bebida social y el beber con moderación citan varios textos (Jn. 2:1-11; 1 Tim. 3:8; 1 Tim. 5:23; Rom. 14; etc.) para probar su afirmación. Es necesario el estudio objetivo de estos textos y varios otros relacionados con este tema importante.

I. Algunas palabras bíblicas que deben estudiarse.

    A. Palabras hebreas del Antiguo Testamento:

        1. Shekar, traducida "cerveza" (Versión Valera Antigua), "sidra" (Versión Valera Revisada) y "bebida fuerte" (La Biblia de las Américas). Prov. 20:1 dice que es "alborotadora". La Biblia condena la "bebida fuerte".

           a. ¿Qué tan "fuerte" era la bebida condenada por la Biblia? ¿Qué tanto alcohol contenía? ¿Cómo podemos saber? En la fermentación de las uvas y otras frutas de Palestina el contenido de alcohol variaba entre el 5% y el 8% conforme al contenido natural del azúcar en la fruta. Tal bebida se condena como "bebida fuerte".

           b. El proceso de destilación empleada ahora para producir bebidas alcohólicas fue inventada en el siglo trece. No existía cuando la Biblia fue escrita.

           c. Por lo tanto, la cerveza y los "vinos ligeros" modernos son condenados por la Biblia como "bebida fuerte". El whisky, el brandy y otras bebidas con contenido elevado de alcohol (hasta 95%) eran totalmente desconocidas cuando la Biblia fue escrita. ¡Imagínese lo que los escritores bíblicos hubieran dicho de ellas!

           d. Además, la cerveza moderna contiene otra cosa muy peligrosa, aparte del alcohol. Se llama "lupulino", otro narcótico (hipnótico). El lupulino y la mariguana vienen de la misma familia de plantas.

        2. Yayin, traducida "vino". Condenado por Prov. 23:31, "No mires al vino cuando rojea"

        3. Tirosh, traducida "vino", "vino nuevo", o "mosto". Isaías 65:8 habla de "mosto en un racimo". Deut. 7:13, "bendecirá ... el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite". Jer. 40:12, "recogieron vino y abundantes frutos". Hageo 1:11, "Y llamé la sequía sobre ... el trigo, sobre el vino, sobre el aceite, sobre todo lo que la tierra produce". Es obvio que estos textos se refieren a la cosecha de uvas, y no al vino fermentado, porque se menciona el vino junto con el grano y el aceite, como productos de la tierra.

    B. Palabras griegas del Nuevo Testamento.

        1. Gleukos, traducida "mosto" o "vino nuevo", Hech. 2:13, "Están llenos de mosto"

        2. Oinos, traducida "vino", y se refiere al vino fermentado (Efes. 5:18) y también al jugo de uva no fermentado. Por ejemplo, en Mat. 9:17 Jesús dice, "ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen". ¿Por qué? Porque el vino (el jugo de uva) iba a fermentar.

           a. Dicen muchos, "La Biblia no prohibe el beber vino". Claro que no. Si la Biblia hubiera prohibido el beber vino, entonces no podríamos participar del "fruto de la vid" de la cena del Señor (Mat. 26:29).

           b. Es cierto que se usaba comúnmente el vino fuerte como bebida en los hogares, era diluido con tres o cuatro partes de agua. De esto hablan muchos autores tanto romanos como judíos.

           c. La palabra "vino", como se usa hoy en día, significa vino alcohólico, pero no se usa así en la Biblia. Cuando la palabra "vino" se usa, es importante examinar la palabra original y el contexto para saber si la palabra significa vino alcohólico, porque muchas veces la palabra "vino" en la Biblia significa la fruta misma, aun en el racimo (Isa. 65:8; Jer. 40:12).

II. Dos palabras griegas muy importantes.

    Dicen muchos sectarios y algunos hermanos que la Biblia condena solamente la borrachera, y que no condena el tomar bebidas intoxicantes, con tal que se haga con moderación.   Para probarlo citan varios textos (que serán analizados en este estudio).  Pero, primero, estudiemos dos palabras griegas:

    A. Potos. 1 Ped. 4:3, potoi (plural), traducida "disipación" (Versión Valera de 1960); en La Biblia de las Américas se traduce "embriagueces", pero la misma versión en inglés (The New American Standard Bible, las dos publicadas por The Lockman Foundation), dice "drinking parties" (fiestas para beber).

        1. Según el léxico Thayer, potos significa "a drinking (fiesta para beber), carousing (andar de parranda, o bulla)". Según el léxico Arndt-Gingrich, es una fiesta para beber ("a drinking party").

        2. La palabra misma no indica la borrachera. Hay otra palabra en este mismo texto (oinophlugia) que significa la borrachera.

        3. Las versiones inglesas llamadas The New American Standard Bible y The New King James Version traducen la palabra "drinking parties" (fiestas para beber), y es muy correcta esta traducción. Es muy exacta, sin nada de interpretación.

    Lamentablemente La Biblia de las Américas interpreta la palabra potoi como "embriagueces" (ya que las fiestas para beber producen "embriagueces"), en lugar de traducir la palabra misma, porque el texto original no dice "embriagueces", sino "fiestas para beber".         4. El Sr. R. C. Trench ("Synonyms of the New Testament") dice acerca de la palabra potos, "not of necessity excessive" (no necesariamente excesivo), but giving opportunity for excess (sino dando oportunidad para el exceso); es decir, la palabra misma significa simplemente "bebidas" o "fiestas para beber", aunque sí daba oportunidad para la borrachera. (Se habla mucho de "exceso" de beber, pero esto presupone que está bien tomar alcohol, que hay libertad. Pero primero hay que probar que es legitimo beber alcohol).

        5. Es obvio, pues, que esta palabra -- cuando es traducida correctamente -- se refiere a la bebida social. Sin lugar a duda, en tales "bebidas" (fiestas para beber), a las que se refiere Pedro, se emborrachan. No se niega esto. Por eso, hay versiones (como La Biblia de las Américas) que traducen la palabra "embriagueces". Pero es necesario traducir con exactitud y precisión la palabra potos. No es correcto incluir en la traducción misma algo que no cabe (en este caso, el resultado probable de la acción). No se niega que tales fiestas se prestan para la embriaguez, porque esto es precisamente lo que estamos afirmando, que así es la naturaleza de la bebida social. Las dos cosas son condenadas: la borrachera, y también las "fiestas para beber". La Biblia no solamente condena el adulterio, sino también el mirar a una mujer para codiciarla (Mat. 5:28); no solamente condena el homicidio, sino el aborrecer al hermano (1 Jn. 3:15); no solamente condena el hurtar, sino el amar al dinero (Col. 3:5; 1 Tim. 6:10). Los del mundo no toman en cuenta los pasos iniciales que llevan a pecados más serios, pero la Biblia si los toma muy en cuenta y los condena. Las dos cosas son malas.

        6. Recuérdese que Pedro ya mencionó en el mismo texto (la misma frase) oinophlugia, que claramente quiere decir "borrachera". ¿Por qué usar en seguida, en la misma frase, otra palabra que indica la misma cosa? No lo hace, sino que condena no solamente la borrachera, y adicionalmente la "bebida" social, la bebida misma.

        7. El comentario del Sr. H. A. W. Meyer dice que esta palabra es "chiefly applied to social drinking at the banquet" (se aplica principalmente al beber socialmente en el banquete)

        8. La palabra potos viene del verbo potizo que significa sencillamente "dar de beber" (Mat. 25:35, 37, 42). Los léxicos y comentarios explican que la palabra potos indica una actividad que se presta para el borrachera, pero la palabra misma no significa borrachera, sino "fiestas para beber"

        9. Por lo tanto, no es correcto decir que la Biblia solamente condena la borrachera, y no condena el beber socialmente o el beber "con Moderación", o que la Biblia solamente prohibe el beber "con exceso".

    B. Nepho, sobrio, 1 Tim. 3:2; 2 Tim. 4:5

        1. Dice W. E. Vine, "Nepho, significa estar libre de la influencia de productos embriagantes". Desde luego, se usa metafóricamente en el Nuevo Testamento, pero para que los evangelistas (2 Tim. 4:5) y ancianos (1 Tim. 3:2) sean sobrios metafóricamente deben ser totalmente sobrios físicamente.

        2. Hay bastante evidencia científica de que cuando una persona toma una cerveza o una copa de vino o un trago de whisky, ya no está totalmente sobria. El alcohol es anestésico. Produce la anestesia; desde la primera copa, hay una medida de privación de la sensibilidad. El juicio, el dominio propio, y las inhibiciones normales son afectados por una sola copa. El que toma no admitirá esto. Dirá, por ejemplo, que puede conducir su automóvil aun mejor después de una que otra cerveza, que puede hablar mejor, etc. ¡Así piensa él!

        3. Pero Dios dice, "Fornicación, vino y mosto quitan el juicio" (Oseas 4:11). Nadie puede negarlo, porque hay mucha evidencia de esto.

        4. Dicen las autoridades de tránsito que la mitad de los accidentes automovilísticos son causados por el alcohol, y que la mayoría de los que están involucrados en accidentes son "social drinkers" (los que beben socialmente). Es de lamentarse que se haya inventado la expresión "chofer borracho". Con esta expresión toda la culpa causada por el alcohol se limita al chofer que está tan borracho que tambalea y habla tonterías. Pero la realidad es que muchísimos accidentes son causados por los que no se clasificarían como borrachos, sino "social drinkers" (los que toman socialmente, los que toman "una que otra" con los amigos o compañeros).

        5. Porque el alcohol es una droga potente, un narcótico, un sedante, que llega rápidamente al cerebro para producir sus efectos. El alcohol es un sedante moral que deprime la conciencia y quita las inhibiciones normales. (Los tímidos comienzan a hablar, y aun a pelear; los que no cantaban ahora cantan, etc.). El alcohol quita los frenos impuestos por la conciencia, por el complejo de inferioridad y por otras inhibiciones. ¡Y lo hace desde la primera copa!

        6. Pregúntese con toda sinceridad, ¿por qué beber? La respuesta lógica es: "para obtener los efectos narcotizantes";

es decir, para calmar los nervios, para relajarse, para ahogar la tristeza (Prov. 31:6, 7), para ser más valiente (menos tímido), etc. Si no se sintieran estos efectos, no habría ninguna deseo de beber. Si los sienten, esto indica que hay una medida de intoxicación que produce los efectos deseados, desde la primera copa.

        7. Por lo tanto, el que toma una cerveza (o una copa de vino, o un trago de whisky) no está totalmente sobrio. Está un poco intoxicado.

III. ¿Por qué se les prohibió a los reyes y sacerdotes el uso de bebidas embriagantes?

     A. Lev. 10:8-11, "Tú, y tus hijos contigo, no beberéis vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo ... para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, y para enseñar a los hijos de Israel todos los estatutos ..."

        1. ¿Será la obra del predicador (o la de todo hermano) menos importante que la obra de Aarón y sus hijos? ¿No necesitamos el uso completo de las facultades para discernir entre lo santo y lo profano?

        2. Los ancianos (1 Tim. 3:2) y los evangelistas (2 Tim. 4:5) deben vivir "sobrios" (tanto física como metafóricamente).

    B. Prov. 31:4, 5, 30, "No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, ni de los príncipes la sidra; no sea que bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho, de todos los afligidos".

        1. ¿Cómo es posible que el tomar vino y sidra fuera una práctica mala para los reyes de Israel pero hoy sea una práctica inocente y aceptable para los evangelistas?

        2. ¿Quiere decir que la obra de los reyes de Israel era más importante que la obra del evangelista? ¡aun sin beber muchos evangelistas olvidan la ley, cuanto más cuando toman!

    C. El departamento de seguridad pública (de Estados Unidos) ha confirmado muchas veces que el "beber con moderación" (una que otra cerveza) es una causa mayor de accidentes automovilísticos. Para ellos no hay un mínimo de alcohol en la sangre que no sea peligroso. Dicen enfáticamente "If you drive, don't drink; if you drink, don't drive" (Si usted conduce automóvil, no tome; si usted toma, no conduzca auto). Hay letreros con este mensaje colocados en todas las carreteras. ¿Son predicadores con prejuicios contra el beber? No, la gran mayoría de los tales son hombres mundanos, pero han investigado miles y miles de accidentes y saben perfectamente que una sola bebida (una cerveza, una copa de vino o un trago de whisky) afecta el juicio. ¡El alcohol etílico es puro veneno para el organismo! ¿Por qué querrá el cristiano beberlo?

    D. ¿Por qué condena tan fuertemente el consumo del alcohol el departamento de tránsito? porque el juicio del conductor es dañado cuando toma. Su juicio se daña en cuanto a velocidad. Su juicio se daña en cuanto a frenar (cuándo y qué tan fuerte). Su reacción al peligro es más lenta. Su concentración no es tan completa. Aun la visión es afectada adversamente. Los hombres del mundo saben esto. Ha habido gran número de pruebas científicas de ello. Se explica esto en el manual que se tiene que estudiar para obtener licencia para conducir un automóvil.

        1. ¿Cómo es dañado el cerebro? El alcohol causa la conglutinación de la sangre. La hace más espesa e impide que fluya libremente a través de algunas de las células del cerebro. Estas células, privadas del oxígeno, mueren. Y el daño es permanente.

        2. No debemos darnos el lujo de perder tal posesión tan valiosa. ¡No conozco a ningún hermano que tenga exceso de células cerebrales, ni aun entre los evangelistas más capacitados! El alcohol destruye las células cerebrales. Esta verdad debe asustar a todo hermano o hermana que consuma el alcohol aun con mucha moderación.

    E. Una cervecería en San Diego, California (The H. A. Lavezzi Company), despidió a dos choferes porque tomaron cerveza con su comida. No permite que sus choferes tomen ni una cerveza cuando conducen camiones de ocho toneladas. ¿Por qué? ¿Una cerveza le hace mal al chofer? La misma empresa que la vende cree que sí, y ellos deben saber. (Aun ocuparon un detective para descubrir este gran delito). ¿Sabe usted de alguna empresa que vende zapatos que haya despedido a sus trabajadores por llevar los zapatos de esa empresa?)

    F. ¿Qué dirá usted si observa al piloto de un avión tomar una cerveza (o una copa de vino o un trago de whisky) antes de iniciar el vuelo? ¿Qué dirá usted si observa al médico tomar una cerveza o una copa de vino antes de una operación quirúrgica? ¿Está bien que lo haga? Si no, ¿por qué no? Si el chofer de una cervecería no puede tomar y conducir un camión de ocho toneladas, o si el piloto no puede tomar una copa de vino o un trago de brandy antes de pilotar un jet 727, o si el médico no debe tomar un trago de ginebra antes de intervenir quirúrgicamente a alguna persona, explíquese cómo está bien que el evangelista tome antes de predicar un sermón o enseñar alguna clase bíblica. Es necesario ser lógico y consecuente en el modo de pensar.

    G. Hace poco durante una campaña evangelística en San Antonio, Texas (USA) el predicador tomaba leche durante su sermón. ¿Podía haber tomado una copa de vino o una cerveza durante el sermón? Si no, ¿por qué no?

    H. El hermano M. Norvel Young predicaba en Nashville, Tennessee, cuando este servidor comenzó a predicar. Este hermano me ayudó bastante. Me animó en los estudios, y su testimonio era intachable. Aunque se fue con el lado liberal en la división sobre las instituciones y la iglesia patrocinadora, de cualquier manera, en cuanto a su vida personal fue por muchos años hombre ejemplar. Además sus escritos (mayormente los que salieron en la revista, "20th Century Christian") eran excelentes. He guardado varios de ellos.

        En el año 1969 este hermano comenzó a tomar una copa antes de cenar para relajarse. El creía como otros hermanos que una que otra copa o cerveza no hace ningún daño a nadie, sino que le puede beneficiar. Para esa fecha el hermano tenía grandes responsabilidades en la Universidad Pepperdine en California. También tenía problemas de salud. Desde luego este hermano que gozaba de tanta influencia en la iglesia estaba más que seguro que el alcohol nunca le haría daño.

        Pero a las 12:15 p.m. el día 16 de septiembre, 1975, el auto del hermano M. Norvel Young estrelló contra otro que se había detenido en un semáforo. En la explosión que resultó dos mujeres murieron y otra fue herida. La causa del desastre fue ¡el alcohol que el hermano había tomado!

        Este hermano se arrepintió y confesó su pecado, pero no puede dar vida a las dos mujeres muertas.

    I. El Sr. Wilson Thomas Turner, de Bradenton, Florida, estaba cerca de su casa, con el gran deseo de ver a su hijo, Randell, de doce años de edad. Estaba muy orgulloso de su hijo, ahora en quinto grado de la primaria. Antes de llegar a su casa vio casi como fantasma un niño en una bicicleta y oyó un golpe fuerte. Este padre de familia creía que amaba a su hijo, pero amó más la botella. La velocidad de su carro estaba elevada, pero el hombre era incapaz de juzgar tales cosas, y le costó su hijo. El padre podía arrepentirse y podía derramar lágrimas a chorros, pero no podía restaurar a su hijo. Lo mató, gracias al alcohol.

IV. Algunos textos mal aplicados.

    A. Jn. 2:7-11, Jesús transformó el agua en vino. ¿Fabricó Jesús vino intoxicante para esta fiesta?

        1. ¿Fue escrito este texto para producir fe en Cristo como el Hijo de Dios (Jn. 20:30, 31; 2:11), o para promover la bebida social?

        2. Dice el ver. 3, "Y faltando el vino". Es decir, ya habían tomado casi todo el vino que se había proveído para la boda. También implica la misma cosa el maestresala cuando dice, "cuando ya han bebido mucho" (ver. 10). Por lo tanto, si este texto enseña que podemos tomar vino alcohólico, entonces enseña que podemos tomar con exceso. Si Jesús proveyó vino alcohólico para aquellos que ya habían consumido todo el vino alcohólico proveído para la boda, entonces El promueve no el beber con moderación, sino el beber con exceso.

        3. ¿No sería pecado hacer tal cosa? Los hermanos que abogan por la práctica de beber con moderación dicen que sí, que el beber con exceso es pecado. Entonces deben decidir si Jesús pecó o no. Dice Habacuc 2:15 "¡Ay del que da de beber a su prójimo!" ¿Practicó Jesús lo que Habacuc condenó?

    B. 1 Tim. 3:3, 8. Algunos afirman que los ancianos no pueden tomar nada de bebidas alcohólicas ("no dado al vino"), pero que los diáconos sí pueden ("no dados a mucho vino"). Dan mucha importancia a la palabra "mucho" en el ver. 8. Los tales pervierten la Escritura. La palabra clave es la palabra "dado" en los dos versículos que significa la borrachera. Tito 2:3 "no esclavas del vino" es la misma cosa.

    C. 1 Tim. 5:23, "Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades". No merecen atención los que usan este texto para aprobar la bebida social. Es obvio que el uso del vino en este texto es medicinal (como en Luc. 10:34). Pablo no habla de tomar con los amigos, o de tomar una copa antes de cenar.

    D. Rom. 14 enseña que no debemos contender sobre opiniones. Algunos hermanos dicen que el beber con moderación es cuestión de opinión, y que tenemos libertad de practicarlo. Pero ya hemos visto que la Biblia condena el beber socialmente o el beber con moderación; por eso, no hay tal libertad. Rom. 14 trata de cosas como el no comer carne, o el guardar días (vers. 2-5), cosas que en sí mismas no son pecado. Pero para aplicar Rom. 14 a la cuestión de beber alcohol con moderación, primero sería necesario probar que la Biblia lo permite. (La Biblia permite que uno coma carne o que deje de comer carne; es cuestión que no importa, no es cuestión de pecado).

V. Dicen algunos que esta cuestión depende del país o de la cultura.

    A. Algunos hermanos creen que esta cuestión depende del país en que uno viva, o de la cultura. Es decir, hay países como Alemania, España y muchos otros que toman cerveza y vino como si fuera agua. La bebida alcohólica es muy común, se toma como Coca Cola.

    B. Este argumento me recuerda de los que viven en ciudades costeñas que defienden la práctica de llevar trajes de baño (aun bikinis) para bañarse en la playa o en albercas públicas. ¡Así es la cultura! ¡Así hacen todos! ¡Nadie se fija! Creen que la desnudez ya no es desnudez con tal que todo el mundo la practique. Así también se cree en cuanto al consumo de alcohol que está bien beberlo con tal que todos lo consuman. Pero el alcohol no sabe la diferencia, y hace daño como en otros países. ¡La Biblia no hace acepción de personas!

    C. En los países donde se toma mucho alcohol tienen la práctica de mezclar el vino con agua mineral para reducir su contenido alcohólico, y luego toman otra, y otra, y otra. El alcohol consumido en casa o en algún restaurante respetable es tan intoxicante como el de la cantina. (Muchos salen de las "fiestas para beber" tan borrachos, y huelen a alcohol, como los que salen de las cantinas. ¿Hay borrachos respetables?)

V. Adicción.

     A. Con razón la bebida social se condena en la Biblia porque es una práctica sumamente peligrosa. Según estadísticas confiables entre el 10% y el 15% de los que toman (aunque con moderación al principio) caen adictos al alcohol.

        1. El alcohol es como las demás drogas potentes; la adicción es rápida. Produce rápidamente para muchos una dependencia casi insuperable

        2. No hay manera de saber quiénes de los que beben "con moderación" caerán víctimas desesperadas del alcohol. Es muy importante recordar que hay un gran número de personas que no pueden tomar "con moderación", porque después de tomar una que otra vez ya son compelidas a tomar más y más, y llegan pronto a ser "alcohólicos" (borrachos) en el sentido ordinario de la palabra.

    B. La verdad es que muchísimas personas ya son "dependientes" aunque hablen de beber "con moderación". Hay que ser francos: hay gran número de personas que no pueden, en absoluto, tomar alcohol sin ser destruidas por lo mismo.

    C. El que ofrece vino, cerveza o licor a los familiares, amigos, o hermanos, no tiene ningún control sobre la consecuencia que pueda resultar; es decir, si con una "primera copa" que se le sirve a otro, éste llega a ser (por su gran intolerancia del alcohol), uno de los peores borrachos, entonces es también responsable por su caída el que le ofreció la primera bebida embriagante. Le abrió la puerta para que cayera en ese abismo, ese infierno terrenal que destruye su empleo o negocio, su hogar, su vida y su alma.

    D. Debemos tomar muy en serio lo que dice Mat. 18:3-7 acerca de los que causan tropiezos. El mundo está lleno de tropiezos, pero "¡Ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!" "¡Ay del que da de beber a su prójimo!" (Habacuc 2:15).

VI. Los que beben alcohol no pueden convertir a los borrachos.

     A. 1 Cor. 6:9-11 dice que los hermanos de Corinto habían practicado toda clase de pecado. Uno de ellos fue la borrachera (ver. 10). Pablo sí podía convertirles, pero los hermanos que practican la bebida social no podían y no pueden.

    B. ¿Por qué? Porque el borracho no puede beber "con Moderación". Todos saben esto, mayormente el mismo borracho. Si Pablo les hubiera ofrecido una copa de vino o un trago de licor a los hermanos ex borrachos, los que habían sido borrachos, tales hermanos hubieran caído otra vez en la borrachera. Además, tenemos que ser francos: hay muchísimas personas que ya son adictas al alcohol pero no lo quieren admitir. Entre estas personas y los que se reconocen como alcohólicos (borrachos) ¡no hay diferencia! Si ya son esclavos al alcohol, ¿quién dirá que no están en pecado? ¿Sería correcto ofrecer aun a estos una cerveza, una copa o un trago? Hermanos, ¡piénsenlo! Los que abogan por la bebida social andan sobre un camino bien resbaloso

    C. Los borrachos (y todos los que sufren aun en grado mínimo la adicción) que se convierten a Cristo ya no pueden tomar ni una gota de alcohol. Tienen que abstenerse totalmente, porque con una sola copa caerán otra vez en el abismo de la borrachera. Si algún hermano le sirve una bebida alcohólica éste será la causa de su caída.

    D. Por lo tanto, los hermanos que practican la bebida social no pueden convertir al borracho ni confirmarlo en la fe si alguien más lo convierte. La bebida social sería puro tropiezo para él. (Desde luego sería tropiezo para cualquier persona, pero el caso es aun más serio para los que hayan sido esclavos del alcohol).

Conclusión.

    A. Verdaderamente, la bebida fuerte (sea el whisky, el vino o la cerveza) es "alborotadora", y cualquiera que por ella yerra no es sabio.

    B. Amado hermano, si usted aprueba la bebida social (el beber con "moderación), le ruego que considere la salud física, mental y espiritual de usted, de su familia y de otros. Usted no puede estar seguro, a pesar de su enseñanza acerca de la "moderación" y el "exceso", que un hijo o una hija (u otro familiar cercano) de usted no se destruya por el alcohol. Es un verdadero peligro.

    C. Use bien la palabra. Los miembros de la iglesia del Señor defienden el uso correcto de la palabra (2 Tim. 2:15) para enseñar el plan de salvación, el culto correcto, la organización correcta, y otras muchas cosas, pero algunos usan mal algunos textos en su esfuerzo por defender el beber "con moderación" (tales como Juan 2:1-11; Rom. 14; 1 Tim. 3:3, 8; 5:23; etc.) Los tales son muy inconsecuentes.

    D. Considere su influencia. Considere la importancia de la obra del Señor. Usted sabe perfectamente que no solamente muchos hermanos, sino también muchos sectarios aborrecen el alcohol. Muchísimos hermanos "liberales" (en cuanto a instituciones y la iglesia patrocinadora) condenan fuertemente la bebida social. Los hermanos que beben alcohol perjudican su influencia. Los sectarios se burlan de su predicación y enseñanza. Si les invitan a los servicios, dirán ¿Usted quiere convertirme a mí? Yo soy más cristiano que usted, porque usted es mundano, usted toma y yo no".

    E. Las palabras "moderación" y "exceso" son muy engañadoras y peligrosas. La primera copa es venenosa, es intoxicante, y daña a las células cerebrales. Nos urge estar en nuestro juicio cabal todo el tiempo para la obra más importante en el mundo (Lev. 10:8-11; Prov. 31:4, 5, 30). No jueguen con esta "fiera".

    F. Por último, considere esto: ¿de qué estamos hablando? De la bebida intoxicante, de una bebida venenosa, de algo bastante peligroso y dañino. ¿No le parece un poco absurdo que los cristianos discutan la cuestión de beber una substancia intoxicante?

        Larousse dice que "tóxico" significa "venenoso". La palabra "toxicidad" significa "carácter de lo que es tóxico o venenoso: la toxicidad del arsénico es grande". ¿Por qué no discutimos si está bien tomar un líquido con arsénico? ¿Se puede tomar el arsénico con moderación? ¿Está bien tomar el veneno con tal que no se tome con exceso? Intoxicar significa envenenar. ¿Debemos envenenar el templo de Dios? ¡Piénselo bien!